X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

andreas fluhrer vuelve a ocupar el puesto

Levantina 'tritura' otro CEO: Alejandro Rodríguez Carmona se va al mes y medio de llegar

27/06/2019 - 

ALICANTE. El gigante alicantino de la piedra natural, Grupo Levantina, se ha acostumbrado a vivir con relativa normalidad drásticos cambios en la cúpula desde que llegó el nuevo propietario, el fondo de inversión británico Bybrook. En apenas un año, la firma ha tenido cinco consejeros delegados distintos. Y el último les ha durado apenas un mes y medio. El ejecutivo español Alejandro Rodríguez Carmona, fichado por la compañía para liderar el nuevo plan de negocio tras el traumático ERE acometido la pasada primavera, cesó el viernes de su cargo, al que había llegado a principios de mayo, al parecer por motivos personales.

El cese de Rodríguez Carmona se oficializó el pasado viernes en una circular interna en la que se alude a los citados "motivos personales" como causa del cese, aunque la brevedad de su etapa como CEO ha disparado las especulaciones. Mientras algunas fuentes destacan el talante cercano del directivo con los empleados, a los que se presentó tras su nombramiento para explicarles sus planes, otras apuntan a sus complicadas relaciones con socios externos de Levantina como detonante de su fulminante salida de la empresa. La versión oficial habla de un cese por voluntad propia.

En cualquier caso, Rodríguez Carmona se convierte en el quinto CEO que conoce Levantina desde que Bybrook aterrizó en mayo en 2018. El primero, Martin Beck, salió con la llegada del nuevo accionista, y fue relevado por Patrick Verschelde, que ya era presidente del consejo de administración y se vio reforzado por el nombramiento. El ejecutivo galo dejó el puesto a finales de 2018, una vez cumplido el objetivo de refinanciar la deuda (en realidad, firmar nuevos contratos de crédito con el nuevo dueño y aplicar una drástica reducción de capital de cerca de 100 millones para cubrir pérdidas acumuladas). El vicepresidente, Don Nicolson, ejerció como presidente y CEO de forma interina, apenas unos meses, hasta que en marzo se nombró al directivo de origen alemán Andreas Fluhrer, que había llegado al consejo en septiembre por recomendación de Nicolson.

Fluhrer, experto en levantar empresas en problemas, fue el responsable de negociar y aplicar el ERE de abril, que supuso la salida de 234 personas sobre una plantilla de algo más de 1.000 empleados. Tras completar el expediente, que contó con el visto bueno de los sindicatos, Levantina buscó un nuevo CEO teóricamente para liderar la nueva etapa, en la que se busca producir menos y aumentar la calidad y el precio del producto, para adaptarse a la demanda del mercado. Rodríguez Carmona, con un perfil más financiero, estaba de hecho especializado, como Fluhrer, en reflotar empresas. Tras su salida, Fluhrer volverá a ocupar el puesto y compatibilizará los cargos de presidente y consejero delegado. Por el momento, la empresa no buscará otro CEO.

Esperar a octubre

Mientras, la empresa ha terminado de ejecutar todas las salidas pactadas en el ERE, excepto en alguna planta y en administración, según fuentes sindicales. Levantina parará la producción a mediados de julio con motivo de las vacaciones, y habrá que esperar al otoño para tener el primer feedback de la aplicación del nuevo plan estratégico. Desde el comité de empresa se muestran confiados en que la empresa haya acertado en su planteamiento, y calculan que para finales de octubre o principios de noviembre podrían verse los primeros resultados. "Si es que no nos hemos metido en un problema aún mayor, que esperemos que no".

Noticias relacionadas

next
x