X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

último objetivo del mandato tras aprobar un nuevo presupuesto

La próxima carambola del PP: un pleno antes del 26-M para lanzar las obras pactadas por 50 millones

12/03/2019 - 

ALICANTE. La aprobación del nuevo presupuesto del Ayuntamiento de Alicante para 2019 no permite dar por agotado el mandato actual. Aunque lo cierto es que la consecución de ese logro era el reto final que aspiraba alcanzar el Gobierno del PP, todo parece indicar que todavía queda partida por delante antes de que se celebren las municipales del 26 de mayo para que se produzca una última jugada: la celebración de otro pleno en el que poder impulsar la contratación de las llamadas inversiones sostenibles con el remanente (dinero no gastado) del presupuesto de 2018. 

Fuentes municipales confirmaron que los técnicos de la Concejalía de Hacienda trabajan ahora en la liquidación de ese ejercicio para concretar cuál es la cifra definitiva disponible. En principio, se da por seguro que se superarán los 35 millones. Es decir, solo 15 menos de lo previsto en el bloque de proyectos comprometidos a través de la declaración institucional que también se aprobó en el pleno de presupuestos de este lunes, con el apoyo de Guanyar y de los ediles no adscritos (Fernando Sepulcre y Nerea Belmonte). Es probable que no todos esos proyectos encajen en los parámetros establecidos para ese tipo de inversiones (se establecen ciertos límites, como que las obras a ejecutar no generen nuevos gastos a futuro). Sin embargo, el PP, a través de esa declaración institucional, ya contempla la alternativa de solicitar un nuevo préstamo bancario (ya solicitó uno por 8 millones el pasado diciembre) para financiar aquellas que queden fuera de ese concepto.

Ese próximo pleno para lanzar dichas inversiones podría celebrarse a mediados de abril. Para entonces, se prevé que el presupuesto haya quedado aprobado de manera definitiva, tras un periodo de 15 días hábiles para la presentación de alegaciones y su consiguiente resolución. En el debate plenario de este lunes, ya se expuso que Guanyar y las secciones sindicales de CCOO y del SEP presentarán reclamaciones para que se incorporen las enmiendas o sugerencias que hasta ahora han sido rechazadas de manera sistemática. Es lo que podría volver a pasar nuevamente. Pero, al menos el SEP (sindicato mayoritario en el Ayuntamiento), incluso anunció su intención de iniciar "el correspondiente recurso legal": es decir, un contencioso-administrativo.        

Sea como fuere, ese escenario tampoco bloquearía la convocatoria de ese futuro pleno. Con recurso o no, el gabinete que coordina el popular Luis Barcala seguirá teniendo a su alcance la posibilidad de usar otro as guardado en la manga para poder rentabilizar ante el electorado su atípico gobierno de sólo un año de duración. Desde que Barcala tomase el relevo del socialista Gabriel Echávarri, el pasado abril, el grupo de 8 concejales del PP ha superado la dificultad de gobernar en minoría para sacar partido a casi todas las oportunidades que tenía sobre la mesa cuando accedió al poder. Gran parte de ellas, producto de la herencia de los tres años precedentes, bajo el mandato del tripartito (PSOE, Guanyar y Compromís) o del PSOE en solitario. Otras son nuevas, como la reforma de las ordenanzas del IBI, IAE, IVTM y el ICIO con rebajas e incentivos para empresas. Y todas han sido encadenadas, necesitadas las unas de las otras.

Guanyar y las secciones sindicales presentarán alegaciones, pero eso no evita que pueda iniciarse la contratación de las sostenibles

Así lo subrayó el propio Barcala al término de la sesión extraordinaria de este lunes, al declarar su "satisfacción por la aprobación de unas cuentas que han contado con todos". Según subrayó, el presupuesto "cierra un plan de gobierno iniciado por el PP con la cancelación del plan de ajuste, seguido por la decisión de bajar los tributos municipales y culminado con lo que probablemente son los mejores presupuestos de la historia de la ciudad de Alicante", enfatizó. O lo que es lo mismo, que el PP tenía el balón en posición de remate y se habría obstinado en golpearlo para concluir la jugada.

Así, según fuentes del PP, en estos dos próximos meses antes de la cita electoral, comenzarán a verse los resultados de las primeras obras impulsadas desde su llegada a la Alcaldía. No podrá inaugurarlas por las restricciones lógicas habituales establecidas en la antesala de toda cita con las urnas, pero quedarán a la vista de los ciudadanos. Y, además, llega a ese momento con un presupuesto en el que se incluye un primer paquete de inversiones por casi 17 millones con la posibilidad de iniciar el proceso de contratación para otro segundo por otros 50. Al menos, de aquellas que ya están redactadas.

Por lo pronto, en el presupuesto ordinario se incluyen ya como "inversiones más importantes", según el PP, partidas como los 1.432.428 euros previstos para la urbanización del nuevo cementerio y construcción de nichos. Además, "en el marco de la EDUSI se prevé 1.450.000€ para la reforma del edificio de Las Cigarreras, 1,156.000 € en inversiones de reposición de infraestructuras para calles y el proyecto de mejora de la movilidad peatonal en la calle Alcalde Suárez Llanos de 721.759€ y 990.559€ para completar la recuperación del área forestal del Monte Tossal la reposición en parques y jardines". 

Además, se contempla un millón de euros para la reurbanización del barrio de Rabasa en un plan plurianual, la dotación de 750.000€ para finalizar el Parque de Bomberos Ildefonso Prats, más de 600.000€ para la señalización vertical y horizontal, medio millón de euros para la construcción del parque público en el PAU II, y otro medio millón para el proyecto de recuperación arquitectónica y la accesibilidad del Castillo de San Fernando.

Además, el edil de Hacienda, Carlos Castillo, recordó, a través de un comunicado, las actuaciones contempladas en el presupuesto para la estrategia EDUSI, cuya dotación global de los proyectos asciende a la cantidad de 7.899.471,62 €, de los cuales 5.879.260,06 € corresponden a inversión.

En infraestructuras educativas, a través del Programa Edificant de la Generalitat, se van a realizar distintas actuaciones por importe de 550.775,90 euros. En concreto, se destinarán 273.204,63 para la construcción de un gimnasio y comedor en el Centro CEIP Juan Bautista Llorca, 160.758,46 para la rehabilitación del Centro CEE Público Santo Ángel de la Guarda, asíc omo 72.934,60 euros para la ampliación del Centro CEIP Florida, y para la reforma del Centro CEIP Emilio Varela por importe de 43.878,21 euros. 

La dotación para las áreas industriales contempla un Plan cuatrienal de Mejora y actuaciones en los distintos polígonos, que en el presupuesto de este año asciende a casi un millón, más una amplia dotación con cargo a inversiones financieramente sostenibles. 

Castillo también citó las inversiones en los distritos municipales, que ascienden a la cantidad de 850.657,37 euros, lo que representa un importe por distrito de 170.131,47 €. El concejal de Hacienda también especificó los incrementos experimentados por los presupuestos de los organismos autónomos este ejercicio, que en su conjunto suben un 18,4%. Así, el del Patronato de Vivienda aumenta el 26%, el del Patronato de Turismo sube un 21%, el de la Agencia Local sube 14,5%, y el del Patronato de Educación sube un 2,5%.

Noticias relacionadas

next
x