el hermano de la edil de hacienda colabora con la adjudicataria

La polémica por la adjudicación del Virgen de la Luz en Elche: no hay pruebas sobre el conflicto de intereses

13/05/2021 - 

ELCHE. Esta semana desde el Partido Popular alertaban sobre un posible conflicto de intereses entre el equipo de gobierno y una de sus integrantes y la adjudicación de un contrato. En este caso, a colación del diseño y dirección de obras del nuevo colegio Virgen de la Luz y su adjudicataria, la compañía valenciana Arkítera, ya que dirigirá la redacción el arquitecto Antonio Macià, hermano de la edil de Hacienda, Patricia Macià. Este miércoles el alcalde Carlos González salía al paso para cerrar filas en torno a la edil. Si bien es cierto que el mencionado profesional es hermano de la concejala, no hay pruebas que acrediten que la empresa ha obtenido un trato de favor gracias a este vínculo familiar.

Las acusaciones

A este respecto, la formación de la oposición se preguntaba si había existido este trato de favor, sin hablar de delito, aunque dejando caer si la compañía había obtenido información privilegiada para la obtención del contrato, por lo que sus servicios jurídicos abordarían si existía conflicto de intereses. En un vídeo incluso planteaban literalmente que se habían otorgado los más de 200.000 euros del valor de la adjudicación "a dedo". Unas declaraciones que el regidor calificaba como "muy graves", acusando al partido de "generar crispación", "ir como pollo sin cabeza" y apuntarse al "todo vale", ya que ha sido un concurso público. Si el día anterior la Ejecutiva del PSOE exigía rectificaciones, también aludía González a que se había ensuciado el nombre del equipo de gobierno, así como el de la edil y su familia, al aseverar que el proceso ha sido totalmente acorde a las normas y transparencia, ya que la licitación, como los concursos públicos, son de libre acceso.

Los hechos

Yendo a los hechos, la realidad es que a la licitación se presentaron 16 empresas para optar a tres lotes en los que se dividía el concurso, uno para la redacción y dirección de obras del Virgen de la Luz, otro para el Ceip 37 y otro para obras en el López Orozco de Elche; todo del Plan Edificant. Sobre el proceso, cabe destacar que en la mesa de Contratación que decide y levanta acta sobre cada paso de los expedientes, participaron el edil del área, Héctor Díez, la coordinadora del área de Contratación, el Interventor municipal, un vicesecretario del área y como asesora la Jefa del Departamento de Contratación Electrónica. Un proceso al que se presentaron compañías o profesionales locales, algunos aspirantes habituales a este tipo de proyectos, así como otras valencianas; es el caso de Airtech Levante, la propia Arkítera, o San Juan Arquitectura, que es una de las aspirantes al mismo proceso para el Palacio de Deportes.

En el apartado técnico para el lote 1 del Virgen de la Luz, fueron 15 empresas: obtuvieron la mejor puntuación tanto Arkítera como Airtech, y en el segundo lote, del Ceip 37, Arkítera de nuevo, pero también Santatecla Arquitectos y Studiomas Concept, a la sazón, la adjudicataria final de este proyecto. Un apartado técnico que por otra parte contó con el aval del arquitecto municipal. En el apartado económico, no fue Arkítera la que obtuvo la mayor puntuación, puesto que había otras ofertas más económicas. Tres obtuvieron la máxima puntuación, eso sí, con lo que se llama ofertas 'temerarias', es decir, anormalmente bajas. Sin embargo, no tenían la mejor puntuación técnica, por eso se escogió a la mencionada firma: tenía la mayor puntuación técnica junto a Studiomas, pero con un precio más barato. 

Los supuestos

Así pues, ese es el motivo por el que se escogió a esta empresa para el diseño y dirección de obras del Virgen de la Luz. No fue la única que ofreció el máximo de puntuación en el apartado técnico, y no ofreció el precio más barato, por lo que cabe reflexionar por qué se arriesgó a no ofrecer la más ajustada si disponía de información privilegiada. Salvo que en un supuesto amaño, el resto de firmas hubiesen propuesto adrede las puntuaciones reflejadas para que pudiera lograr adjudicación. Y fueron 15 las compañías que se presentaron a esta iniciativa en concreto. Además de contar con el aval del Interventor, fiscalizador de estos expedientes, y distintos técnicos municipales.

La mayoría de aspirantes ofrecieron arquitectos colaboradores

Por otra parte, cabe apuntar que todos los precios de los tres lotes fueron muy ajustados, aunque ninguno 'clavó' el precio, y que suele ser habitual en las licitaciones que varias empresas obtengan la mayor puntuación, fruto de la experiencia en estas concurrencias. También cabe apuntar que todas las aspirantes ofrecieron técnicos de apoyo, arquitectos, arquitectos técnicos e ingenieros. Si bien ninguna especificó la procedencia de ellos, tan solo la adjudicataria, que no solo ha buscado el apoyo como técnico local a al redacción del proyecto y tramitación al hermano de la edil, también a un ingeniero y un arquitecto técnico, ambos de Elche y con los que no figura vínculo con la concejalía u otros miembros del equipo de gobierno. 

La compañía valenciana es la que se ha encargado por ejemplo de la rehabilitación de La Marina de València o el entorno urbano de la Santa Faz en Alicante, entre otros proyectos. En cada uno de ellos, según figura en su web, han participado diferentes técnicos colaboradores, algunos coyunturales para cada uno, como en este caso, de profesionales locales. En cuanto a le experiencia de Macià, además de ser profesor de arquitectura en la Universidad de Alicante, ha participado recientemente en diferentes rehabilitaciones de negocios privados o de bloques de viviendas en Elche, pero también en otros municipios de la provincia y otras comunidades desde hace 25 años. 

Por último, desde el equipo de gobierno señalan que si se tiene que personar alguien judicialmente contra las denuncias del PP es la propia edil o su hermano o la empresa adjudicataria. A preguntas de este medio, González apunta que la Junta de Gobierno conoció el vínculo familiar tras el abandono de la concejala del proceso de clasificación de ofertas y adjudicación del proyecto en la Junta de Gobierno. Aunque en el hipotético caso de amaño del que no hay pruebas no tendría por qué hacer falta que estuviese presente la edil, se entiende que precisamente decidió ausentarse para evitar posibles sospechas. Sobre si lo conocía la Mesa de Contratación, apuntaba el primer edil que "es un factor que no tiene ninguna relevancia, se hacen dos cosas, la aplicación de los criterios que dan lugar a la adjudicación objetiva y por parte de los técnicos municipales se elabora un informe sobre el proyecto técnico. No tiene relevancia el parentesco". En definitiva, teniendo en cuenta que en estos casos es difícil demostrar pruebas si hubiere anomalías, en este caso no hay ninguna prueba del trato de favor.

Noticias relacionadas

next
x