Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

costas resuelve que la mercantil derruya la parte 'nueva'

El Hotel de Arenales se demolerá, pero queda ver si la parte vieja; Princesol podría pedir indemnización por la concesión

24/06/2020 - 

ELCHE. Si todo sale según lo previsto, en unos meses entrará la maquinaria en la parcela en la que se ubica el decadente esqueleto del Hotel de Arenales del Sol para derribarlo. Tras los fallos del Tribunal Superior de Justicia y del Tribunal Supremo después durante los últimos tiempos, que supusieron un duro revés para la concesionaria para rehabilitar el inmueble, Princesol, ha pasado lo previsible. Como contó este medio, el Ayuntamiento estaba buscando que Costas forzara a la mercantil para que derruyera el viejo edificio. Este mes la Dirección General de Costas dictaba una notificación que el equipo de gobierno ha hecho oficial ahora: el órgano integrado en el Ministerio de Transición Ecológica ha dado a la concesionaria un mes para que inicie las obras de demolición y tres meses para que finalice la mismo. Pero de la parte 'nueva'.

De lo contrario, será la administración quien ejecute de forma subsidiaria esta actuación, pasando luego la factura a la compañía. Así que podría ser durante el verano cuando se resuelva este entuerto, una de las cuestiones que lleva enquistadas durante años en la pedanía, y que ha sido uno de los grandes quebraderos de cabeza del equipo de gobierno, así como de los vecinos, hartos de ver el adefesio en primera línea de playa, declarado en ruinas en 1997. Eso sí, aunque en un momento u otro, es previsible que se acabe de derribar durante el año, hay que tener en cuenta que la resolución habla de la parte nueva, las obras "no autorizadas", especifica el alcalde, según los fallos judiciales que arroparon los informes que elaboró la Dirección General de Costas. Según ellos, se contravino el permiso que tenían concedido para rehabilitar el inmueble, ya que aumentaron el volumen del edificio.

¿Y la parte vieja? 

Quedaría por ver qué ocurre con la parte vieja del edificio. Desde el Consistorio también piden que además de esa parte nueva que se tiene que derruir, se aproveche para demoler todo lo que queda, escudándose en que en marzo de 2017 se le concedió licencia de demolición a Princesol tras su solicitud por peligro de colapso. González argumenta que "no tiene sentido dejar la parte vieja porque es inviable jurídicamente según los tribunales, no puede haber proyecto de hotel porque ha sido denegado por la Audiencia Nacional y no es una decisión política de Costas o el Ayuntamiento". En el supuesto de que la compañía no demoliera todo el edificio, el Ayuntamiento tendría que valorar el escenario, si vuelve a tocar a la puerta de Costas, o si podría demoler subsidiariamente, o si procede alguna vía judicial.

Posible indemnización concesional 

En cualquier caso, sobre posibles vías judiciales, aunque no cabe recurso contra esta notificación, dado que la resolución es firme, podría solicitar una indemnización por la concesión que tenía otorgada para explotar el servicio durante 75 años. Eso sí, son hipótesis, que ahora mismo es plantearse el qué pasará si la mercantil no derruye también el antiguo esqueleto del inmueble. La próxima mano la tiene que jugar Princesol, una de las firmas de los propietarios de Hoteles Benidorm, cadena que es su principal negociado.

Aunque en anteriores ocasiones tampoco ha surtido efecto, el regidor ilicitano ha hecho un llamamiento a la compañía para que proceda a la demolición integral, de forma que se restituya la playa en esa parcela: "El proyecto del hotel es inviable jurídicamente. No se puede llevar a término, entendemos que la empresa defienda sus intereses económicos, pero sin perjudicar los de los ciudadanos, Elche y sus pedanías" y le exigen que acate y ejecute de forma inmediata el derribo de las obras, para con la imagen y el riesgo "como pusieron de manifiesto cuando solicitaron el derribo". 

Por último, en cuanto al vallado perimetral, aún está pendiente la ejecución subsidiaria del Consistorio para restablecerlo tras la borrasca Gloria, dado que la mercantil no lo ha hecho. 

Noticias relacionadas

next
x