Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

iba a resolver antes de las vacaciones

La Conselleria de Cultura deja en el aire la opción de restablecer el entorno del Mercado de Elche

8/08/2020 - 

ELCHE. Después de intentar adecentar y restablecer el entorno del Mercado Central a su situación 'normal', es decir, antes de que empezaran las catas, el caso está en punto muerto y sin visos de prosperar. Al menos a corto plazo. Ahora mismo el trámite está en manos de la Conselleria de Cultura, ya que la intención del bipartito era adecentar el entorno de forma subsidiaria para pasarle la factura a la concesionaria del proyecto Aparcisa. Sin embargo, esta presentó un recurso contra la decisión, y aún no ha sido contestada por Cultura.

De hecho, de forma oficiosa, desde la administración valenciana se comprometieron a dar una respuesta al Ayuntamiento en un sentido o en otro antes de las vacaciones de verano, cosa que ya ha llegado, en pleno periodo vacacional y sin respuesta. En el seno del equipo de gobierno no confían en que se vaya ya a contestar, y habrá qué ver qué se resuelve a la vuelta del verano, si es que se adopta alguna decisión. 

A principios de este año, el alcalde dio siete días a la empresa gallega para que se encargara de restablecer el entorno, tapando las catas y retirando el vallado; de lo contrario se procedería a ejecutar la actuación desde el Consistorio. La firma se negó, por lo que el Ayuntamiento mediante un contrato menor adjudicó las obras en febrero. Sin embargo, nunca empezaron porque Aparcisa presentó un recurso a Conselleria, ya que entiende que las excavaciones tienen que seguir porque no están acabadas, pero el bipartito sí las da por zanjadas puesto que quiere rescindir y no dará su permiso. 

Con estas, Cultura aún no ha resuelto el conflicto, así que el Ayuntamiento tendrá que buscar otra solución o replantearse cómo actuar a partir de septiembre. De momento, hay más comercios del entorno cuyo cierre ha ido goteando estos meses al converger en este caso la mala situación económica por la pandemia y el estado de suciedad que presentan las catas, al no tener ningún tipo de mantenimiento.

De hecho, las plantas han vuelto a crecer en ambos lados de la Plaça de la Fruita y en los Baños Árabes, que serán catalogados como Bien de Interés Cultural (BIC); unas plantas que crecen entre las grietas de los muros y los erosionan. Al tiempo, hace unas semanas, tras las lluvias, los aljibes de época moderna se convirtieron en un nido de mosquitos, con las consecuentes denuncias vecinales. Y en la pasada semana, lo mismo pero incluso con ratas, que llegaron a morder en el talón de una vecina, que presentó una queja en la OMAC. Una muestra más de la falta de mantenimiento de los restos, que se han ido limpiando tras quejas de colectivos. 

Noticias relacionadas

next
x