Hoy es 24 de septiembre y se habla de

plazo de ejecución de seis meses

Hacia la primera peatonalización de Carrús en Elche: luz verde para la obra en Olegario Domarco, de 400.000 euros

21/02/2022 - 

ELCHE. Los proyectos de calado, bien por el precio o por su presumible sentido simbólico, y que empezaron a tramitarse en 2021, ya superan etapas administrativas y están al borde de empezar su ejecución. Si hace unos días era el turno de la creación del espacio verde del Hort de Rastoll o el ajardinamiento de una de las fachadas del Cementerio Viejo, ahora es el turno de Olegario Domarco Seller, que supondrá la primera peatonalización del barrio de Carrús. Aunque técnicamente es una plataforma única, esta ya tiene luz verde: costará 400.000 euros a cargo de una de las habituales adjudicatarias municipales, y de ella el bipartito espera una especie de 'efecto Corredora' que ayude a revitalizar la zona y animarla a nivel comercial. 

Como contaba este medio, eran seis las firmas aspirantes a esta actuación por un precio de 600.000 euros. Finalmente, se encargará de ejecutar la intervención por la Unión Temporal de Empresas (UTE) Obras y Servicios P. Selva - Transportes y Excavaciones Tomás y Nuria por un montante de 405.257,94 euros y un plazo de ejecución como máximo de seis meses. Lo que significa que ahora que el departamento de Contratación ya ha propuesto al adjudicatario, queda formalizar el contrato y que la Junta de Gobierno autorice la adjudicación. Será por tanto una obra que estará finalizada a priori durante este mismo 2022. 

Esta plataforma única se lleva a cabo con los fondos europeos Edusi. Se trata de la primera obra con ellos en materia urbana en el barrio de Carrús, y es una de las vías que señalaba el Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS) para actuar. Supondrá la eliminación de aparcamiento en los dos lados de la calle, dejando al mismo nivel la calzada y las aceras: una plataforma única en la que se reducirá la velocidad de tránsito a 20 km/h, porque pasará a ser de prioridad peatonal. Asimismo, con la misma se pretende regenerar el arbolado de la vía. 

Se trata de un ensanche de calles estrechas y manzanas pequeñas "poco eficientes", según el informe del proyecto, por lo que se entiende que dada la densidad del barrio es suficiente para generar espacios dinámicos y vivos, jerarquizando el tráfico y aspirando a que ayude a revalorizar la zona. Un proyecto pues del que el equipo de gobierno espera una especie de 'efecto Corredora', el primero que se realiza fuera del centro. La contrapartida obvia es la eliminación de unas 120 plazas de aparcamiento en un barrio en el que no sobran las mismas, y por ello se ha compensado por el momento con un parking asfaltado en un solar junto al barrio Patilla. Eso sí, a 10-15 minutos a pie. 

La otra actuación urbanística en Carrús Este, en punto muerto

Cabe recordar que al final de la calle se entroncaría en el futuro con la pasarela voladiza que se quiere ejecutar también con esta financiación europea, culminando todo un entramado urbano renovado en Carrús Este, que pasaría a contar en el futuro con zonas peatonalizadas y más espacios verdes. Eso sí, todo depende de cómo avance la iniciativa de la pasarela volante y los nuevos espacios públicos que se generarán en la ladera, ya que la licitación se encuentra suspendida cautelarmente a la espera de que el Tribunal de Contratos resuelva. Días atrás el Consistorio también presentó sus alegaciones, eso sí, estimando dos de los puntos de fricción que habían recurrido desde el Colegio de Arquitectos con el objetivo de desbloquear el concurso público.

Noticias relacionadas

next
x