X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

propuesta añadida a la primera modificación de crédito del presupuesto

Guanyar presiona al PP para que contrate ya un préstamo para ejecutar más inversiones

18/04/2019 - 

ALICANTE. El grupo municipal de Guanyar en el Ayuntamiento de Alicante da otro paso más para tratar de dejar atada y bien atada la posible ejecución de los proyectos que viene reivindicando desde que el equipo de Gobierno del PP abrió la ronda de contactos sobre el presupuesto de 2019. Una vez desbloqueada su aprobación definitiva en el pleno de este martes, la plataforma electoral que encabeza Esquerra Unida (EU) prevé instar a los populares a aprovechar el acuerdo sobre la primera modificación de crédito para que se sienten las bases de la contratación de un nuevo préstamo bancario para poder financiar más actuaciones en barrios.

Como ha contado Alicante Plaza, el gabinete que coordina el popular Luis Barcala pretende convocar un pleno extraordinario antes de las municipales del 26 de mayo, probablemente entre el 6 y el 8, para debatir sobre el primer cambio en la planificación económica municipal: el que permitirá incorporar los 31 millones de euros del remanente de las cuentas de 2018 para contratar las llamadas inversiones sostenibles.

Esa iniciativa trataría de satisfacer el compromiso político adquirido a través de una declaración institucional complementaria al propio presupuesto con el fin de impulsar obras por un valor global de 50 millones. 


En función de ese acuerdo municipal, dichas obras debían financiarse con el dinero sobrante de las cuentas de 2018 y mediante la contratación de un nuevo préstamo bancario, como el que ya se concertó el pasado diciembre.

Así, Guanyar trata de presionar al PP para que se concierte ya ese crédito de modo que la siguiente corporación municipal y el próximo equipo de Gobierno, sea del color político que sea, se encuentre el trámite realizado. Según su portavoz municipal, Miguel Ángel Pavón, el objetivo es que nadie pueda negarse a impulsar ese préstamo pasadas las elecciones, puesto que ya se trataría de un proceso en marcha. En todo caso, podría paralizarlo, pero en ese trance quedaría retratado.

Sea como fuere, tanto la modificación de crédito como el acuerdo para licitar un nuevo préstamo solo quedarán aprobados de manera inicial antes de que se agote el mandato. La próxima corporación, que tomará posesión el 15 de junio, será la que deberá ratificar ambos acuerdos, en el caso de que recaben mayoría simple en la sesión extraordinaria prevista para la primera quincena de mayo.   

Noticias relacionadas

next