X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

propuesta de modificación de crédito para licitar inversiones sostenibles

A por todas: el PP medita un pleno en mayo para contratar obras con un remanente de 31 millones

17/04/2019 - 

ALICANTE. Al PP no le basta con la aprobación definitiva del presupuesto de 2019, conseguida en el pleno de este martes, y sigue dispuesto a llegar más lejos todavía para redondear la carambola. De hecho, ya trabaja con el escenario de convocar un pleno extraordinario en la primera quincena de mayo -antes de las elecciones municipales y europeas, convocadas el día 26 de ese mes- en el que poder proponer (y quién sabe si aprobar) la primera modificación de esas cuentas. ¿Con qué fin? Con el de incorporar el remanente de crédito (dinero no gastado) del presupuesto de 2018 y, así, poder impulsar la contratación de las llamadas inversiones sostenibles que estén listas para licitar.

Los tres requisitos necesarios para que se produjese ese acuerdo ya están oficialmente sobre la mesa. El primero, era que el presupuesto ordinario de este año quedase aprobado. El segundo, que el Gobierno central aprobase el decreto por el que se regulan los supuestos de contratación de esas inversiones sostenibles. Tal decreto quedó aprobado hace quince días en la reunión del consejo de ministros con condiciones similares a las acordadas en el año precedente. La tercera condición indispensable es la liquidación del presupuesto de 2018 para conocer cuál es el remanente disponible.  

Lo cierto es que la Concejalía de Hacienda que coordina el popular Carlos Castillo ya cuenta con un borrador preliminar de esa liquidación (pendiente de ligeros ajustes para corregir ciertos errores técnicos) en el que se concluye que el superávit superará los 50 millones y que se contará con 31 millones para poder financiar inversiones municipales, una vez descontados compromisos financieros o las operaciones pendientes de aplicación. Esos 31 millones serían una cifra equivalente a la que se dispuso en 2017, según fuentes municipales.

El listado de esas obras está de algún modo incorporado al propio presupuesto a través de la declaración institucional que se validó en el pleno de su aprobación inicial, el pasado 11 de marzo. Se trata de iniciativas por un importe global de 50 millones, aunque no todas están preparadas para poder licitarse.

La liquidación del presupuesto de 2018 arroja un superávit próximo a los 50 millones, a los que se deben descontar compromisos financieros y operaciones pendientes de aplicar

Así, en realidad, el equipo de Gobierno solo debería salvar dos escollos que, a la postre, confluyen en solo uno: decidir cuáles son los proyectos prioritarios entre los que ya cuentan con pliegos redactados y conseguir el respaldo de los grupos políticos de la oposición para que el acuerdo pueda prosperar.

Por lo pronto, el propio alcalde, Luis Barcala, ya manifestó este martes su compromiso por activar de inmediato la ejecución de todas las iniciativas incluidas en el presupuesto ordinario. "Nos vamos a poner a trabajar inmediatamente para que estos presupuestos se empiecen a ejecutar hoy mismo, el trabajo ya lo tenemos adelantado con la redacción de los proyectos, la preparación de los pliegos, porque no queremos que se pierda ni un solo minuto", señaló, con el fin de que estos presupuestos puedan llevarse a cabo cuanto antesEl primer edil insistió en que "después de la labor intensísima de negociación con todos, hubiera sido injustificable que estos presupuestos hubieran sido tumbados". Asimismo, el alcalde felicitó al concejal de Hacienda, Carlos Castillo, por el trabajo realizado para que los presupuestos pudiesen prosperar.

Noticias relacionadas

next
x