X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

III encuentro de profesionales de rrhh en la universidad de alicante

Empatía, pasión, honestidad y coherencia, las claves para dirigir los Recursos Humanos

21/11/2018 - 

ALICANTE. Las antiguas soft skills son las nuevas hard skills. Una máxima que cada vez se observa con mayor claridad en las políticas de personal de las grandes empresas, que buscan más las aptitudes de sus potenciales empleados que un currículum brillante (aunque ambas condiciones, obviamente, no sean excluyentes). La máxima, de hecho, se aplica también a los directivos que se encargan de reclutar a los nuevos trabajadores de esas empresas; pueden tener una formación dispar (psicología, sociología, derecho, ingeniería...) pero todos deben compartir un abanico de características personales básicas: empatía, pasión, honestidad y coherencia.

Así quedó de manifiesto en el III Encuentro de Profesionales de Recursos Humanos celebrado en la Universidad de Alicante (UA), en el marco de las CBD Talks que organizan los másters en gestión de Empresas y de RRHH (el 'Club de las Buenas Decisiones'), del departamento de Organización de Empresas. En el encuentor tomaron parte Javier Giménez, Mariola Terol, Fulgencio Conesa, Carolina Martín, José Manuel Tomás, Raimundo Payo, Javier Page, Cecilia Coll y Lorena Moreno, directivos de Recursos Humanos, respectivamente, en Makro, Procter & Gamble, Sol y Mar Hoteles, Tempe, Musgrave, Arc Eurobanan, Alcampo, Laboratories Quinton, y Lizarrán.

El encuentro tenía el triple objetivo de entender la carrera profesional del Director de Recursos Humanos en las empresas, las principales tareas que desarrolla y,fundamentalmente, conocer cuáles son en estos momentos las características demandadas por las empresas en las personas que pretenden ocupar puestos directivos (y no directivos). Lo primero que salta a la vista es la disparidad de formación previa de los participantes, aunque en todos se evidencia el interés por continuar la formación tras incorporarse a la empresa, en este caso sí, una formación acorde con el puesto de trabajo que desempeñan o que van a desempeñar. Y prácticamente todos reivindicaban la importancia de la formación universitaria para ocupar cargos directivos, aunque tenga a su juicio demasiada carga teórica.

Una constatación importante: ninguno de ellos tuvo un acceso fácil al puesto que ahora ocupan. Es frecuente que participaran en diferentes procesos de selección hasta que se produjo la coincidencia de intereses entre ellos y la empresa. Y a partir de ahí, la carrera directiva tiene mucho que ver con el compromiso con el trabajo y la empresa, con la disposición a moverse por distintos centros y diferentes lugares, con la humildad de identificar y coger al principio todas las oportunidades laborales que se nos ofrecen (prácticas, ETT´s, eventuales...) para adquirir experiencia y conocer empresas que nos puedan atraer. Porque los procesos de selección son siempre bidireccionales: la empresa elige a sus empleados, pero los empleados eligen también a la empresa.

Y por supuesto, para ocupar puestos de dirección de Recursos Humanos, es imprescindible que te gusten las personas. En determinados momentos su función tiene connotaciones difíciles –EREs, ajustes de plantilla, sanciones...-, pero en general la labor que realizan debe ser, por definición, proactiva y positiva: el objetivo es que la plantilla aporte valor al negocio, de manera que su departamento se convierte en un socio estratégico de la empresa, un business partner, lo que exige conocer más allá de los programas, actividades y tareas propias de RRHH. La obligación de los departamentos de Recursos Humanos es hoy identificar, potenciar y poner a trabajar el talento de la compañía, mostrándole caminos para crecer.

Una tarea que empieza en la selección, en la que los factores que hoy se consideran fundamentales, en opinión de los ponentes, son la ilusión, la actitud, la coincidencia con los valores de la compañía, el compromiso, la vocación, la formación previa (necesaria pero no suficiente, pues el trabajador debe ser capaz de convertir el conocimiento en acción) y, en el caso de directivos, la capacidad de comunicación (que se puede trabajar) y la movilidad. Una cuestión en la que prácticamente todos coinciden es en la conveniencia de cuidar la 'huella digital', aún asumiendo que no siempre lo que se sube a las redes sociales define realmente la personalidad del individuo.

Las ‘CBD Talks’

Las CBD Talks han sido impulsadas en el marco de los cursos de postgrado de Organización de Empresas, básicamente los másteres en Dirección y Gestión de Empresas y en Dirección y Gestión de Recursos Humanos de la Universidad de Alicante (UA), especialmente dirigidos a alumnos y exalumnos aunque abiertos a toda la comunidad universitaria, emprendedora y empresarial.

Este espacio pretende, a través de seminarios periódicos con ponentes muy relevantes del panorama empresarial nacional e internacional, traer a Alicante las técnicas de gestión más actuales y eficientes para avanzar en un contexto empresarial interconectado, volátil, complejo, y en muchos casos digital. O, como en este caso, facilitar a los asistentes la información que clarifique las expectativas y desarrolle sus capacidades para acceder a puestos de responsabilidad en las empresas.

Noticias relacionadas

next