protección ambiental que retranqueará el inmueble

Elche inicia los trámites para proteger el Mercado: se integrará y rehabilitará junto a Baños Árabes y refugios

27/12/2021 - 

ELCHE. Tras la irrupción de Icomos para con el viejo edificio del Mercado Central y de la fundación Docomomo Ibérico, finalmente el equipo de gobierno dejará aparcado el concurso de ideas y optará por la protección ambiental para mantener varios de sus elementos de valor. Ello conllevará una gran actuación urbanística que ahora empieza sus lentos trámites y que supondrá actuar sobre el entorno del inmueble, rehabilitar y musealizar los Baños Árabes y lo mismo con los refugios de la Guerra Civil bajo el edificio. 

Una actuación para la que se va a empezar a redactar el pliego de condiciones para el anteproyecto, que contemple la convivencia de los tres elementos, dejando el antiguo mercado de abastos para uso hostelero, de ocio y cultural. En total, se calcula que podría estar en torno a 5 millones euros, y para ello se buscarán fondos también europeos o de otras administraciones como la autonómica. En cualquier caso, antes se tendrá que esperar a la modificación del Plan General para cambiar el suelo de ambos mercados, el Central y el Provisional, que ahora se consolidará mediante el cambio de suelo, trasladando a nivel de plano esa zona verde al Escorxador. También se aprovecha para cambiar el suelo del Convento de la Merced a uso hotelero para el posible proyecto en ciernes.

Retranqueo de la fachada del inmueble

Así, hasta que no se realice esa modificación del Plan General, no se podrá lanzar el pliego de condiciones en el que se va a ir trabajando ya paralelamente y con el que se irá de la mano con la Dirección General de Cultura y Patrimonio de la Conselleria. Entre lo convenido con la misma, se va a retranquear la fachada del edificio para dar una mayor visión desde el mismo hacia los Baños Árabes. Ello supondrá demoler la actual fachada Oeste que da al Ayuntamiento y que dejará al descubierto la anterior, del arquitecto Santiago Pérez Aracil. 

Lo que se protegerá del mismo el volumen, la envolvente, así como la retícula de pilares de las paredes. No se protegen por ejemplo los forjados intermedios, y se mantendrán las cerchas, como se ve en el diseño del arquitecto municipal Julio Sagasta. Él mismo ha señalado que la otra fachada, la que da a la Plaza de las Flores se mantendrá intacta, y en los otros dos laterales se colocarán placas fotovoltaicas translúcidas que mantengan también el aspecto de lucernario que tiene el inmueble. En las paredes de los laterales también se hará un reinterpretación del vidrio y pavés actual, manteniendo la distribución.

Por dentro quedará un espacio diáfano de más de unos mil metros cuadrados en el que se construirá en el interior un núcleo o módulo en el que se instalarán los negocios de hostelería y comercio. Su disposición y formato dependerá también del futuro proyecto que se elabore. En cuanto a los Baños Árabes, se pretende su catalogación como Bien de Relevancia Local (BRL) y se habilitarán viejas construcciones del mismo mejorar su interpretación.

Noticias relacionadas

next
x