el ejecutivo cree poder compatibilizar patrimonio y restauración

Icomos condiciona el futuro del Mercado de Elche: si hay protección, no habrá concurso de ideas

27/11/2021 - 

ELCHE. La irrupción de nuevo de Icomos en el caso del Mercado Central ha vuelto a condicionar toda la situación. Si bien en su momento lo hizo a favor de los intereses del bipartito, porque le dio el pretexto para rescindir el contrato con Aparcisa, ahora le ha roto las previsiones, que en este caso era la de lanzar un concurso de ideas abierto sobre el espacio de la Plaça de la Fruita. En él se iba a contemplar si se derrumbaba el vetusto inmueble o no y qué actuaciones supondría. Después, habría que licitar las obras para ejecutarlo. Ahora, con la instancia del organismo asesor de Unesco a protegerlo, si finalmente se hace, no se haría ese concurso. Se iría directamente a la licitación de la rehabilitación. 

Es este motivo el que ha hecho que desde el equipo de gobierno se haya estado diciendo todo este tiempo que no había novedades y que el tema se estaba tratando con la conselleria de Cultura. El concurso se iba a iniciar a principios de este año pero al conocer que Icomos estaba evaluando la situación, tuvieron que dejarlo en punto muerto. Ahora se estudiará la conveniencia de la protección, ya que el primer edil Carlos González ha señalado que "hay valores patrimoniales susceptibles de proteger en el inmueble", explicaba tras el informe presentado por Icomos, a quien han seguido a pies juntillas para la rescisión del contrato. 

Gestionarán la situación con Cultura "y si se desprende el objetivo de protección, habrá que modificar los planes", reconoce el regidor, quien en cualquier caso asevera que puede ser compatible la protección del inmueble así como "un espacio de actividad económica". En este caso, desde el bipartito su idea es que sea una zona de actividad social, restauración y hostelería. "Si somos capaces de hacer objetivo dicho objetivo socioeconómico con la reflexión sobre el valor patrimonial del edificio, conjugaremos la hipótesis de la protección con la promoción de la actividad en esa zona". 

Desde Compromís, Esther Díez señala que "no cambia planes porque ya se venía trabajando con la Conselleria la protección del edificio, ahora en el momento de ver al detalle esa compatibilidad de los elementos de protección", si bien es cierto que se desmarcaron del manifiesto por su protección que impulsaron otros colectivos. En cualquier caso, ahora se tendrá que dilucidar la cuestión de la protección, y una vez se despeje, se podrá avanzar en la fase siguiente. Que es qué hacer con el espacio y con el inmueble y cuál sería su calificación de protección, ya que Icomos habla de elementos en concreto, y si el bipartito acaba abogando por la protección y quiere compatibilizarla con actividad de restauración, no sería de extrañar una protección mínima, la ambiental, siendo esta la que ofrece más versatilidad para actuar.

Por último, sobre las posibles excavaciones, aunque González apunta que apenas queda por hacer prospecciones, "lo realizado hasta ahora es más del 90% de la superficie de excavación, pero si hubiera que hacer alguna, será residual, pero lo que haya que hacer en aras del valor patrimonial de esta zona, hay que hacerlo". Independientemente de si el documento evacuado por el organismo se refiere o no a catas en el interior del inmueble, la realidad es que queda en todo caso por excavar la leñera de los Baños Árabes

Noticias relacionadas

next
x