X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

al no cumplir con los índices de recogida de la normativa europea

El pliego de limpieza de Elche trae cola: ecologistas denuncian que quedará desfasado al año

23/05/2019 - 

ELCHE. La pasada semana, sobre la bocina, el equipo de gobierno dejó atado el nuevo pliego de limpieza, ya que el actual servicio expira el último día de este año. El tripartito lo vendió orgulloso, como un pliego construido desde el consenso, más sostenible, que fuera referencia a nivel nacional. Unas estrellas que pronto le quitó la oposición, señalando que no se puede aprobar un pliego así —el más caro de la historia de la ciudad— a nueve días de que se elija una nueva corporación, ya que el futuro equipo de gobierno puede que tenga o quiera modificar diferentes aspectos, por lo que se trata de un 'marrón'. Pero el tripartito tampoco podía permitirse que quedara aparcado esta legislatura, pues era uno de sus grandes anuncios. A todo esto, no sólo la oposición ha cargado contra el ejecutivo local, también Margalló - Ecologistes en Acció, que vuelve a incidir en que quedará desfasado en 2021 al no cumplir la normativa de residuos que exige la Unión Europea. 

Con una pancarta que rezaba 'Esta contrata es una basura. PSOE, Compromís y Partido de Elche, irresponsables', desplegada frente a la Concejalía de Limpieza, y con restos de residuos y plásticos para visibilizar su enfado, Margalló-Ecologistes en Acció y miembros de otros colectivos sociales de Elche criticaron el miércoles lo que dicen “es el mayor despropósito económico y ambiental en muchos años en nuestra localidad”. Un integrante de Margalló, Adolfo Quiles, leyó un manifiesto en el que indicaba que se ha hipotecado el futuro de nuestro municipio para los próximos diez años. Los tres partidos son responsables, no sólo de las posibles sanciones económicas derivadas del incumplimiento de de la legislación vigente, sino también del grave deterioro ambiental que Elche padecerá los próximos años fruto de su irresponsable decisión”, por lo que piden a las formaciones políticas que concurren el domingo que paralicen la contrata.

Uno de los aspectos que más chirría entre el colectivo ecologista, además de la falta de un plan de gestión de los residuos, algo que ya denunciaron desde Residuo Cero Elxque cargaron también contra Compromís, teóricos aliados en esta cuestión—,  que aglutinaba a diversas entidades, es que con tan sólo un año de vida, en 2021, la nueva contrata —que entrará en vigor en 2020—, quedará desfasada ya que para la mencionada fecha no se cumplirá con la cantidad de reciclaje que establece la Unión Europea. Según Quiles, a lo largo de los últimos años, distintos colectivos "han demandado cuestiones como el garantizar el cumplimiento de los objetivos establecidos en la legislación estatal y comunitaria vigente, la elaboración de un plan de gestión o un estudio económico sobre la viabilidad de no externalizar la contrata, cuestiones todas ellas que no se han tenido en cuenta a la hora de licitar el pliego de condiciones aprobado el pasado viernes en Junta de Gobierno Local", del que aseguran no cuenta con consenso como tratan de vender.

Sobre estas premisas, el plan de gestión es obligatoria por ley a partir de 2021, no se ha realizado el estudio sobre cuál es la mejor gestión posible —planteando que de ser pública por ejemplo podría encargarse Pimesa—, y porque "no se garantiza el cumplimiento de la recuperación y reciclaje establecidos por la Unión Europea", que al igual que el plan de gestión, entran en vigor el 1 de enero de 2021. Aseguran que no se cumple con la legislación estatal, y que las medidas que se aprueben en esta contrata —como el quinto contenedor y otras medidas—, "ya las demandábamos hace veinte años", señala el activista, cuando en el año 2000 se contrató el servicio con Urbaser. Advierten que este y otros asuntos son insuficientes para cumplir con la normativa y harán que sea "imposible" el objetivo de la capitalidad verde europea en 2030. Sobre esto, el edil de Medio Ambiente de Vitoria —la única ciudad española que ha sido Capital Verde Europea— también señaló que ese plan era necesario. 

El colectivo apostilla que la vigente contrata ha hecho que la ciudad esté a la cola autonómico en cuanto a recogida y reciclaje de residuos. Por último, recuerda que en 2020 ya será obligatorio que se recupere el 50% de todos los residuos urbanos "y ya va a ser imposible cumplirlo". Quiles especifica que las medidas adoptadas por este pliego y que ya están implementadas en otras ciudades muestran que no se llegan a esos porcentajes. En 2025 será obligatorio el 55% y en 2030 el 65%, hechos, junto a los objetivos de 2021, pueden acarrear sanciones al Ayuntamiento. También apuntan que aunque el equipo de gobierno se escuda en que su obligación es cumplir con el Plan Integral de Residuos (PIR) autonómico, pero las las normativas superiores, nacional y sobre todo europea, no se cumplirán, por lo que será insuficiente para 2021 e incluso 2020.

Noticias relacionadas

next
x