Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

la situación sigue siendo la misma

El gobierno de Elche intenta seducir a los placeros, pero quieren el proyecto de mercado de Aparcisa

17/10/2019 - 

ELCHE. En punto muerto. Así es como sigue el asunto del Mercado Central tras la reunión mantenida en la tarde del miércoles entre miembros del equipo de gobierno y los placeros del mercado provisional. Una reunión de dos horas en la que los de Carlos González trasladaron a los placeros su posición sobre la decisión de rescisión del contrato del Mercado Central, para de paso intentar que se acerquen a las posiciones municipales, ya que como reconoció el primer edil, su papel es clave para con la viabilidad de proyecto de Aparcisa

Los placeros, "a capa y espada" con el proyecto

Sin embargo, según señalaron los placeros, la situación sigue en el mismo punto. Según explicó el presidente de la asociación de los placeros, Manuel Valverde, el Consistorio sigue jugando su mayor baza con la carta de Icomos sobre la afección al Misteri d'Elx, mientras que ellos quieren el proyecto del mercado en la Plaza de las Flores con aparcamiento subterráneo, el que se lleva planteando desde la época del gobierno de Alejandro Soler y que rescató Mercedes Alonso sobre la bocina de su legislatura. "La posición del gobierno es totalmente clara, una rescisión del contrato y rescatar la concesión", indican.

En ese sentido, los representantes del mercado provisional señalan que tienen el compromiso firmado con el proyecto actual, y que el gobierno sólo les ofrece "estudiar", "pero estudiar ya hemos estudiado bastante", aclaró Valverde. Señalan que no tienen nada claro, por lo que no pueden "estudiar" nada y van a seguir defendiendo "a capa y espada" el proyecto actual, que es el que tienen firmado, y auguran que el caso acabará judicializado porque "el Ayuntamiento está por la resolución forzosa". 

El gobierno busca grietas entre Aparcisa y placeros

Así pues, pocos cambios con los movimientos de las últimas semanas y meses. Al menos de puertas hacia afuera. Salvo el leve giro de guión que hace ahora el alcalde, que coloca también la pelota en el tejado de los placeros, de quien señaló que les trasladó la importancia de "su posición y su contribución a resolver esta situación compleja". Un nuevo eje discursivo que ha salido a flote y con el que el equipo de gobierno intentará hacer grieta entre Aparcisa, concesionaria, y placeros, que ya tienen pagado en un alto porcentaje sus cuotas para los futuros puestos. El alcalde sabe que la mercantil condiciona su decisión a la de los placeros. De hecho, en un hipotético caso de rescisión, los mismos podrían verse obligados a denunciar a la mercantil para recibir las cuotas abonadas hasta ahora para sus futuros puestos.

Por el momento, no parece que sea posible una división entre Aparcisa y placeros, ya que ambos van en la misma línea, pero el gobierno va a explorar esa vía para ver si alguno de ellos da su brazo a torcer. En cualquier caso, será una carrera de fondo y de desgaste. Ahora la empresa concesionaria tendrá que reunirse con los representantes de los establecimientos y también con el Consistorio, a quien aún no le han respondido sobre su propuesta de crear una mesa de negociación entre ambas partes para llegar a una rescisión acordada. Aunque la empresa gallega ya ha advertido en varias ocasiones que no hay acuerdo que valga

Quedan (bastantes) más capítulos

Así que por el momento el bipartito tiene tiempo para hacer ver a los placeros que son esa "pieza clave" para intentar que otra alternativa les seduzca. Tiempo hay, y de ahí esa carrera de desgaste, porque aún quedan más excavaciones, las que Alebus ha solicitado para seguir conociendo el edificio singular o en todo caso las que en teoría se van a realizar próximamente, y después la cuarta y última fase de excavaciones. A no ser que Aparcisa renuncie antes, las catas se han de realizar, y hasta que no estén completas, la Conselleria de Cultura no se pronunciará de forma definitiva sobre el valor o no de los restos, y por lo tanto si estos condicionan la viabialidad del proyecto. Hasta entonces, ambas partes contemporizan, sobre todo el Ayuntamiento que es quien quiere rescindir. Tiene tiempo de consumar o pensar en otras alternativas como la actual de buscar el apoyo de los placeros de forma indirecta con esa 'toma de conciencia' de su papel en el estancamiento. Aunque ellos no ven una alternativa que no sea la del aparcamiento subterráneo.

En cualquier caso, González confía en que la reunión del miércoles sirva como mensaje para la mercantil para buscar una solución consensuada. Y aseguran de nuevo que no han podido estudiar el informe de Cultura, sin dejar claro si lo tienen o no. Lo mismo sobre el informe encargado en marzo a Cuatrecasas, no se quieren pronunciar, y hasta hace días insisten en que no lo tienen. 

Noticias relacionadas

next
x