Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

ronda de encuentros políticos

El bipartito de Alicante abre la negociación de las cuentas de 2021 tras 'atar' el cuarto ajuste de 2020

16/11/2020 - 

ALICANTE. El presupuesto del Ayuntamiento de Alicante para 2021 inicia su ciclo de tramitación de manera oficial. El equipo de Gobierno, compuesto por PP y Cs, ha confirmado este lunes la convocatoria de reuniones bilaterales con los representantes de los cuatro grupos de la oposición (PSOE, Unides Podem, Compromís y Vox) esta semana con la intención de presentarles el borrador de su propuesta de planificación económica.

El objetivo del bipartito es que esas cuentas puedan aprobarse antes del fin de año para no perder plazo de ejecución, como viene sucediendo de manera especialmente relevante al menos desde la elaboración de los presupuestos de 2018 (todavía sometidos a la supervisión previa del Ministerio de Hacienda). En ese ejercicio, las cuentas entraron en vigor en abril, lo mismo que sucedió un año después, ya bajo el mandato del PP en solitario. En este ejercicio, con el bipartito en el poder, el retraso ha sido aún mayor, ya que las cuentas no comenzaron a aplicarse hasta mayo.

PP y Cs llegan a la negociación del próximo presupuesto sin tener la confianza de los cuatro grupos opositores, como viene informando este diario. Las cuatro formaciones sostienen que el bipartito no ha tenido en cuenta sus aportaciones en ninguno de los procesos de negociación política que se han intentado hasta ahora para organizar la planificación económica municipal, como ya ha informado este diario. Ese descrédito se extiende, incluso, al grupo municipal del PSOE, pese a que su dirección autonómica acordase facilitar la aprobación de los presupuestos en los ayuntamientos en los que ejerciese funciones de oposición.


Sea como fuere, lo cierto es que los dos socios de gobierno afrontan este nuevo proceso de diálogo después de dar prácticamente por asegurado el respaldo a la cuarta modificación de crédito del presupuesto de este año. La propuesta incluye movimientos de partidas por 11,8 millones para asumir la compra de material sanitario de prevención, para dar cobertura al déficit del servicio de transporte público en autobús y para pagar la limpieza extraordinaria de colegios en prevención de la covid-19, así como para pagar el justiprecio acordado por los terrenos en los que se ejecutó la ampliación de los institutos Leonardo da Vinci y Virgen del Remedio.

Ese cuarto ajuste contable contó con las abstenciones de PSOE y Vox en la comisión de Hacienda celebrada el pasado viernes (Unides Podem y Compromís votaron en contra). Todo parece indicar que los dos grupos que se decantaron por la abstención podrían mantener esa posición, lo que despejaría el camino para que el acuerdo quedase aprobado por mayoría simple en el pleno extraordinario previsto para este jueves. 

En esa sesión, además, se prevé aprobar el acuerdo de asunción de competencias para que el Ayuntamiento tramite la construcción del nuevo colegio de El Somni con cargo al sistema de financiación del Plan Edificant de la Generalitat. Ese acuerdo prosperará por unanimidad, lo que permitirá dar continuidad a la ejecución del proyecto, tras el informe de reparo emitido por el interventor municipal. En su dictamen, que no tiene efectos suspensivos, el alto funcionario responsable de velar por la estabilidad económica municipal considera que con la asunción de la delegación de competencias para la construcción del centro, el ayuntamiento estaría asumiendo una competencia impropia sin que se proporcione una cobertura adicional a los gastos derivados de impulsar ese proyecto.

No obstante, tanto el informe del secretario municipal, como el elaborado por los letrados de la Asesoría Jurídica Municipal (el pasado mes de septiembre) en relación al proyecto del nuevo colegio de La Canyada, sí avalan la adopción del acuerdo, por lo que será el pleno de la corporación el que acuerde continuar con el proceso, sin que resulte necesario que el alcalde, Luis Barcala (PP), firme ningún decreto específico para levantar el reparo del interventor, como él mismo apuntó en el turno de cierre del debate sobre el estado de la ciudad celebrado el pasado jueves.

En todo caso, como informó este diario, el objetivo del equipo de Gobierno es mantener ese mismo criterio para el conjunto de las actuaciones en colegios incluidas en el Plan Edificant, de modo que se pueda acometer la licitación de la redacción de sus proyectos a principios de 2021.

Noticias relacionadas

next
x