Hoy es 13 de junio y se habla de

Y que sus medias de ratio son superiores que la gestión pública 

Compromís asevera que los médicos del Vinalopó tienen que atender 350 pacientes más de media que la pública

23/05/2024 - 

ELCHE. Compromís sigue insistiendo en la reversión del Hospital del Vinalopó a pocos días de que el departamento gestionado por Ribera Salud finalmente ve prorrogado o no el contrato durante cinco años, si bien el conseller Marciano Gómez ya ha adelantado que será así "si siguen los buenos indicadores". Compromís le acusa de esconder los datos reales que "demuestran la precarización sanitaria que sufren más de 150.000 personas en la comarca del Baix Vinalopó, la única que conserva una gestión privatizada la cual el Consell de Carlos Mazón quiere prolongar a pesar de que tiene las peores ratios de asistencia". 

“El conseller Marciano Gómez se mantiene implacable en su deseo de mantener el departamento del Vinalopó en manos privadas”, señala el portavoz de Sanidad, Carles Esteve, con los datos de la propia conselleria. Para el diputado, el conseller “dice que tiene informes favorables, pero no los enseña. Pensamos que si fueran tan positivos como nos dice una y otra vez no tendría problema en mostrarlos. Lo que sí que sabemos de sus propios datos, obtenidos en respuesta parlamentaria, es que los centros de salud de de Elche-Crevillent, Aspe y Hondón de las Nieves y Hondón de los Frailes, a día de hoy, son los que peores ratios tienen del sistema de salud valenciano”.

El diputado esgrime que esto supone que faltan 83 profesionales, "solo contando Enfermería, Pediatría y Médicos de cabecera, en esta parte del sistema". Esteve manifiesta que exigen la reversión, así como que trasladen a la compañía que "lo está haciendo mal", al indicar que "cuando tú vas al centro de salud tienes una carencia que ocasiona que Ribera Salud gane dinero a expensas de una peor atención". 

Según los datos que han obtenido tras pregunta parlamentaria, estos mostrarían que las ratios (o cupos) de la atención primaria en el departamento de Elche-Crevillent "son los peores de toda la sanidad valenciana. Cada médico o médica de cabecera tiene que atender a 353 personas más. En el caso de pediatría son 198 niñas y niños más. En enfermería 1502, más del doble que en el resto de centros de salud de gestión pública".

“Y solo hablamos de Enfermería, Pediatría y médicos y medicas de cabecera, sin contar otros profesionales como celadores, administrativos u otros especialistas como psicólogos o trabajadores sociales. Este déficit de personal estructural supone esperas de más de tres semanas para tener atención en el centro de salud. Más de un mes si necesitas que te atienda un pediatra”. 

Comparación de ratios

Con los datos que han recibido y que comparten, en comparación de ratios entre la gestión pública, en genérico, y el departamento Elx Crevillent, en medicina familiar y comunitaria la media pública es de 1.329 por los 1.682 de Ribera, faltando 21 profesionales, apuntan; en Pediatría 745 de la pública y 943 de Ribera en cuanto a ratios, faltando 6 profesionales, y en enfermería, las cifras son respectivamente 1.422 frente a 2.928, respectivamente, con 56 profesionales de déficit. 

Urgencias saturadas: el caso del Toscar

Por otra parte, añaden que están en permanente contacto con los trabajadores y trabajadoras del departamento, y aseguran que hay déficit profesional "que enriquece a Ribera Salud mantiene a las urgencias en atención primaria con largas colas y esperas, lo que obliga a que la gente se vaya directamente en el hospital sabiendo que la atención en los centros de salud no funciona".

“La propia empresa reconoce indirectamente que, además de tener las peores ratios de toda la sanidad valenciana, no son capaces de cubrir todas las plazas y mantiene ofertas laborales en pediatría, medicina familiar y comunitaria y también urgencias (entre otras)”, ha apuntado Esteve. “Los profesionales de la Sanidad no quieren venir a trabajar a esta comarca. El caso del centro del Toscar de Elche lo deja patente, siendo uno de los más afectados: faltarían 5 médicos de cabecera, 1 pediatra y 12 enfermeras para equipararse a la media del resto del sistema sanitario público”.

Ofensiva de Compromís y la plataforma

La fecha que miran las fuerzas de izquierda y la plataforma por la reversión es el 31 de mayo, ya que el silencio administrativo supondrá la prórroga por 5 años más del hospital, algo que desde la plataforma creen que tendría difícil encaje legal. Así se lo trasladaron al propio conseller esta semana después de conseguir una reunión física tras abordarlo tras el pleno del Consell precisamente en Elche. 

Le trasladaron sus preocupaciones, como al propio Mazón tras finalizar la cumbre autonómica en el Consell, y mantienen posiciones opuestas sobre la gestión de la concesión, de la que añadían también tras la reunión que según la Sindicatura de Cuentas no se ha hecho la "tutela efectiva" por parte de la administración, o que no se siguen sin conocer las liquidaciones anuales por la prestación del servicio. Una cuestión que va a seguir trayendo cola hasta el último día, a la vista de los últimos comunicados y movilizaciones, y que además seguirá en su vertiente local con PSOE y Compromís presentando una moción local que prevé calentar el pleno o que vuelvan a poner sobre la mes los datos que tienen. Una cuestión que ya se abordó en el pleno extraordinario de esta semana en Elche y que hizo saltar las chispas en la sesión. Incluso a la salida de la misma entre Vox y PSPV.

Noticias relacionadas

next
x