X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

compromís exige su cese al ver incompatibilidad

Blanca González: asesora a media jornada en Elche y trabajo en una empresa ligada al Distrito Digital

15/01/2019 - 

ELCHE. El nombre de Blanca González, asesora del Ayuntamiento de Elche, vuelve a ser causa de conflicto en el equipo de gobierno ilicitano. Después de que Compromís exigiera su dimisión (como el PP) por el pufo de 540.000 euros de Ilidexsa, su nombre ha vuelto a salir, tras su fichaje por Vectoris, empresa que se adjudicó el servicio de asistencia integral y administración del centro de estudios de Ciudad de la Luz y la estación marítima del Puerto de Alicante, ambas para el Distrito Digital, auspiciado por el director general de la sociedad Proyectos Temáticos, el socialista Antonio Rodes. Desde la formación verde, piden su cese dado que  entienden que no es “decente” que compagine este cargo público con la empresa privada.

Una situación en la que algunos ven puerta giratoria

El pasado 2 de diciembre causó baja como asesora a jornada completa en alcaldía del Ayuntamiento de Elche por motivos laborales, mientras que tan sólo un día después, el 3 de diciembre, González fue dada de alta en el Consistorio con el mismo cargo, aunque en régimen de media jornada, cobrando 18.161,96 euros brutos —frente a los más de 36.000 que cobraba a jornada completa—. Sin embargo, esos motivos se deben a que desde noviembre está trabajando en la murciana Vectoris, la empresa que se llevó la adjudicación de la asistencia integral y administración de los mencionados edificios del Distrito Digital oficinas por más de 630.000 euros.

Sin embargo, Vectoris fue la única empresa que se presentó a la adjudicación, lo que ligado a la filiación de Blanca González, tanto de Antonio Rodes, también socialista y exsecretario general del partido ilicitano, en la época en la que coincidió con González en el consistorio —y sumado por ejemplo a Rufino Selva, exedil del partido en San Vicente, adjunto en la empresa pública a Rodes y presidente de la mesa de contratación del proceso—, ha vuelto a despertar el fantasma de las colocaciones y movimientos entre partidos e instituciones, como ya pasó con el gobierno de Mercedes Alonso, cuando esta le quitó la dedicación exclusiva —precisamente por criticar el exceso de gasto como lo ocurrido con Ilidexsa en su etapa como concejal de Fiestas— y como las ya célebres puertas giratorias, pasó a ser asesora socialista en la Diputación, de donde se prescindió de sus servicios en 2014. Un año después, no entró con la nueva lista de ediles de la actual legislatura, pero pasó a ser personal eventual.

Con todo, compatibilizar la función pública con la empresa privada no es ilegal. Eso sí, para Compromís “es poco ético, no es decente”, y apunta que “no se puede ser asesor del Ayuntamiento mientras que se trabaja para una empresa del Consell”. Que en cualquier caso, no es una empresa del Consell, sino una adjudicataria con un contrato legal; está en Vectoris, no en Proyectos Temáticos. Pese a todo, y sea como fuere, los de Mireia Mollà en Elche ven esta situación incompatible, y así se lo trasladaron al alcalde Carlos González en la reunión de inicio de año que tuvieron la pasada semana, ya que es él como primer edil quien tiene la potestad de firmar estos decretos y fue quien autorizó este cambio en su contrato eventual.

El alcalde no se pronuncia por el momento

En la jornada del lunes González rehuyó hacer declaraciones al respecto —como en la reunión—, aunque tampoco se cerró en banda con la situación, por lo que quizá se esté estudiando alguna acción. Ya es la segunda vez que Compromís viene a tocar a la puerta preguntando por Blanca González, y el alcalde sabe que pese al asunto de las facturas, otra vez está en el punto de mira, al sobrevolar implícita o explícitamente la palabra ‘enchufe’. Y a la vuelta de la esquina hay elecciones, por lo que no se puede permitir estas situaciones. De hecho, en el seno de un sector de los socialistas tampoco entienden esta maniobra, precisamente por la imagen que da, dejando al lado si la situación es más o menos legítima o defendible. 

Por su parte, Mollà también dejó en el aire si la asesora tenía la experiencia para el puesto laboral que ocupa, auxiliar al jefe de equipo, pues se pedían tres años de experiencia en logística de edificios.  Para sentenciar, la concejal explica, sobre el Distrito Digital: “recordamos que lo que se pidió a Sociedad Proyectos Temáticos fue el mismo trato para Elx en el Distrito Digital de Alicante y que se tradujera en un convenio para que las empresas que deciden instalarse en el municipio opten a las mismas ayudas que las que se deciden por Alicante. A día de hoy no vemos esta gestión, ni un convenio ni su borrador, y en cambio sí vemos un sueldo para Blanca González”. Como ya explicó este medio, hay pendiente una reunión entre Pimesa y Proyectos Temáticos para materializar un convenio que aclare la relación entre el Distrito Digital y el Campus Tecnológico.


Noticias relacionadas

next
x