X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 19 de enero y se habla de alicante hoteles CEV enebe microsoft UNIVERSIDAD DE ALICANTE

sin grandes decisiones

Benidorm celebra un pleno el 31 de diciembre 'electoralista'

1/01/2019 - 

BENIDORM. Electoralista. Así tildaron al pleno muchos de los concejales de la oposición de Benidorm. En el orden del día figuraban 21 puntos que se esfumaron en 3 horas y media, cuando otro día del año se podría haber alargado el doble de tiempo. Las fechas, 31 de diciembre, y el tipo de mociones descartaron cualquier posibilidad de acabar comiendo el último día del año juntos en cualquier bar de las inmediaciones del Ayuntamiento.

El pleno debatió antes que nada el punto 11, que era la aprobación de la cuenta general de 2017, un documento que tenían que trasladar los técnicos municipales cuanto antes a Madrid. Motivo por el cual se adelantó a las 9 de la mañana dicho punto. 

Por lo demás, el debate se centró en la gestión del PP junto a CBM durante el último año y en el repaso a la legislatura que acaba en seis meses. Algo que echó en cara por ejemplo, el líder de Cs, Rafa Gasent, al portavoz del PP, José Ramón González de Zárate, en la moción que trasladaba a los asistentes la prórroga del presupuesto de 2018 para el 2019, y con ello, las modificaciones convenientes para las obras que son plurianuales o que está previsto que se ejecuten durante el año que acaba de comenzar.

La retahíla de trabajos que se están haciendo en las calles de Benidorm sentó como un discurso electoralista a la oposición. A pesar de los intentos del popular por tratar de incluir en estas decisiones a la oposición, siguieron echándoselo en cara. Hay que tener en cuenta que el PP necesita del apoyo de otro grupo para sacar adelante muchas de las obras que se están llevando a cabo en la ciudad, ya que posee 10 concejales, frente a los 15 que restan de la corporación.

Y uno de los máximos apoyos que ha tenido el PP ha sido Ciudadanos, que ha dado luz verde con sus votos a algunos de estos proyectos. No obstante, Gasent dijo haberse dado cuenta de que el PP "engaña a la ciudadanía" de Benidorm. Algo que echó en cara la portavoz de Liberales, Gema Amor, quien le recordó que precisamente eran ellos los que habían logrado que el gobierno local sacara adelante los presupuestos en los últimos tres años. 

Pero el supuesto discurso electoralista por parte del PP siguió con el enfrentamiento del otro bando, completado por PSOE y Compromís-Los Verdes. Quienes trataban de contrarrestar todos los logros que quería vender González de Zárate, nombrando así a la oposición. Con esto, cifraron en 3 millones de euros los que se quedan comprometidos para el 2019 en el capítulo de inversiones.

Entre otros asuntos del pleno, el portavoz popular pidió que Compromís-Los Verdes retirara su moción para declarar a Benidorm como espacio libre de fascismo, racismo y xenofobia. González de Zárate echaba en cara que era una propuesta política y que en la ciudad no había rastro de estas actitudes: "Es mejor que no se debata", dijo. A lo que se sumó el grupo municipal de Ciudadanos. 

Por su parte, el portavoz de Compromís-Los Verdes, Josep Bigorra, dijo que precisamente era por eso mismo y para evitar las amenazas que hay en otros lugares en ese sentido. Finalmente, se retiró con el voto a favor de PP, CBM, Cs y el concejal no adscrito, Leopoldo Bernabeu. Mientras que votaron en contra de la retirada el PSOE, Liberales y Compromís-Los Verdes; el edil no adscrito, Juan García, votó abstención.

Este último tomó protagonismo en el pleno en el que apenas hubo momentos para las intervenciones, más allá de los dimes y diretes entre ambos bandos, sobre todo por parte de Amor. De este modo, el propio Juan García parecía haber tomado también conciencia de las fechas en las que se encuentra para posicionar cada vez más su voto de cara a los electores de mayo.

El pleno aprobó nuevos convenios de justiprecio para la expropiación de tres fincas para el futuro vial Discotecas, que supondrían casi la mitad del terreno necesario. Un reglamento para drones de la Policía Local; la recepción de un local que tenía Hidraqua en el Rincón de Loix; o el rechazo de Benidorm a la propuesta de FCC para seguir con la prórroga del contrato de Limpieza.

Además, sirvió para dar cuenta de las actas de la comisión paritaria entre el Ayuntamiento de Benidorm y la empresa de la estación de autobuses manejada por el empresario Enrique Ortiz, como ha venido contando este diario; así como la retirada por parte de los proponentes de la moción de Cs sobre las boyas ecológicas

Noticias relacionadas

next