X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Tras las primarias del PP

Bascuñana ve en la victoria de Pablo Casado una oportunidad de revisión y unión para el PP

24/07/2018 - 

ORIHUELA. El alcalde de Orihuela, Emilio Bascuñana, ha valorado de forma optimista la elección y el nombramiento de Pablo Casado como nuevo presidente del PP, en relevo de Mariano Rajoy. En este sentido, el alcalde oriolano destacó que, tanto para él, como para Orihuela "igual que para toda España, supone ilusión y una renovación esperada y necesaria". 

Bascuñana, agregó además que, este momento es clave para tomar la unidad del partido. "Confiamos que esa unidad sea efectiva y se haga realidad. Para eso tenemos que hacer revisión de ciertas cuestiones y mejorar". Por último, se refirió a que espera que el PP con Casado al frente sea un partido "fuerte y unido, no solo en la Comunidad Valenciana, sino en España". 

El alcalde de Orihuela, Emilio Bascuñana, hace unas semanas parecía estar en la picota para la dirección en la provincia del PPCV y también para su secretaria general, Eva Ortiz. Sobre la mesa queda ver si podría seguir como candidato para las elecciones de 2019 en Orihuela. Por parte de Bascuñana su intención sigue siendo esa, la de seguir al frente de la alcaldía, aunque, ha matizado; "siempre que los oriolanos y que el PP provincial quieran que siga al frente".

El sector del PP de Orihuela enfrentado con Emilio Bascuñana, el del presidente local Dámaso Aparicio, estaba a favor de la candidatura de Soraya Sáenz de Santamaría, que salió perdedora de las primarias del PP el pasado fin de semana. Emilio Bascuñana y sus afines en el partido apostaban en un principio por María Dolores de Cospedal, quien decidió dar en la segunda fase su apoyo a Casado.

El proceso de las primarias fue polémico en Orihuela, evidenciando la crisis interna del partido. El 5 de julio, día de la primera fase de votaciones de las primarias del PP, Soraya Sáenz de Santamaría ganó con rotundidad en Orihuela y se llevó 153 votos seguida, muy de lejos por María Dolores de Cospedal,con17 votos y de Pablo Casado,con 11 votos. Los votos emitidos en Orihuela fueron de 185 sobre un censo total de 211 inscritos. 311 de los militantes se quedaron fuera del censo de esta elección. 

Según un listado elaborado por los interventores de la mesa electoral, la madre de la secretaria del PP provincial, Eva Ortiz, fue una de las siete personas que votaron sin figurar en el censo oficial, hasta que un interventor del equipo de María Dolores de Cospedal se plantó.

Uno de los interventores de la mesa, adscrito a la campaña de Cospedal, decidió poner fin a esta práctica al reparar en que dichos afiliados no estaban incluidos en el censo oficial y remitió una incidencia para remitirla al comité organizador. A raíz de estas incidencias, varios compromisarios decidieron tratar de impugnar los votos, con un resultado desestimatorio. 

Noticias relacionadas

next
x