X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

fomento registra 5500 nuevas viviendas iniciadas hasta noviembre

Alicante consolida el ritmo de comienzo de nuevas promociones inmobiliarias en 2018

3/02/2019 - 

ALICANTE. La construcción residencial entra en velocidad de crucero en la provincia de Alicante. Tras años de crecimientos importantes desde el suelo de 2014, especialmente en los dos últimos ejercicios, la estadística del Ministerio de Fomento evidencia que el ritmo de inicio de nuevas promociones en la Costa Blanca se consolida y en 2018 se iniciaron las mismas viviendas que el año anterior.

Así, hasta el mes de noviembre (último dato conocido) la provincia inició 6.886 obras, aunque unas 1.300 eran reformas o ampliaciones. De esta forma, según los datos oficiales del Ministerio sobre visados de inicio de viviendas, la provincia de Alicante vio empezar 5.569 nuevas viviendas hasta el penúltimo mes del año pasado. 

Una cifra que es algo superior a la que se registraba en el mismo periodo de 2017, pero con un incremento apenas apreciable. De esta forma, hasta el mes de noviembre del pasado año se registraron apenas 21 viviendas nuevas iniciadas más que el ejercicio anterior. No obstante, sí hay que destacar que el buen comportamiento en los meses de octubre y noviembre permitió compensar la ralentización del tercer trimestre, cuando el dato de inicio de viviendas cayó por debajo del año 2017.

A falta de conocer el cierre del año, las estadísticas del Ministerio muestran una consolidación del ritmo de inicio de promociones en la Costa Blanca, cuando la tendencia en el mercado inmobiliario es de crecimiento de las operaciones de compraventa. Como ha contado este diario, esta disonancia obedece al papel protagonista que juega en el mercado la vivienda de segunda mano, con más del 80% de las transacciones, así como el stock que aún quedaba pendiente de vender desde el estallido de la burbuja, y que un informe de Deloitte cifraba en 2018 en 40.000 viviendas.

No obstante, las perspectivas para el sector de la construcción apuntan a un incremento de la actividad a corto plazo. No solo porque las grandes promotoras y fondos de inversión estén apostando por la provincia, como viene contando este diario, sino por el comportamiento de la demanda y el agotamiento del citado stock. Un reciente informe del Observatorio Inmobiliario de la tasadora alicantina Euroval, recogido por Alicante Plaza, apuntaba que a lo largo del presente año se terminarán unas 5.000 viviendas iniciadas a partir de 2017. 

Noticias relacionadas

next