X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

cada uno seguirá su hoja de ruta hasta el final

El Ayuntamiento de Elche aprueba la plica para la obra de la Corredora; la oposición, en pie de guerra

28/04/2018 - 

ELCHE. El proyecto de peatonalización de la Corredora y la Plaça de Baix sigue decididamente hacia delante. De hecho, ya se han aprobado los pliegos de condiciones de la contrata para que las empresas interesadas aspiren a ejecutar esta obra de un importante monto económico —e importante peso electoral—. En ese sentido, el presupuesto base de licitación de las obras asciende a 707.977 euros. Sin IVA son 585.105 euros. Así pues, más o menos el precio que había calculado el equipo de gobierno y para el que apartó casi un millón de euros en el presupuesto de 2018, la mayor parte para la peatonalización y la otra para el desvío del tráfico.

Acelerar el proceso para tomar algo de oxígeno

Como ya se indicó en su momento, el objetivo es que la obra esté finalizada a final de año, importante teniendo en cuenta que es la gran actuación de la legislatura y que el actual equipo de gobierno necesitará un margen de tiempo para que se calme la tensión generada con el proyecto y poder demostrar que era un proyecto favorable para la ciudad, o generar corrientes de opinión favorables. De hecho, hay prisa para acabarla cuanto antes, y puede que así zanjar el asunto, que se está dilatando más de lo esperado por las reticencias encontradas. Mientras, se intentan calmar los ánimos en reuniones y otras propuestas.

En ese sentido, aunque el plazo de ejecución es de cuatro meses y medio, en los criterios se puntúa hasta 20 puntos la reducción de dicho plazo en un mes y medio. Es decir, que se dará un importante valor a aquellas que puedan garantizar la realización de la obra en tres meses. Será un procedimiento abierto. Aparte de la intención de pasar el trago cuanto antes, otro objetivo es que esté finalizada antes de Navidad, ya que de no ser así, el caos generado en el centro sería una papeleta difícil de digerir para el tripartito: todos se le echarían encima.

La oposición, mostrando unidad para desgastar

De hecho, en la junta de gobierno en la que se han aprobado los pliegos del nuevo contrato, el edil del Partido de Elche, Jesús Pareja, se ha abstenido en la votación. A su vez, la oposición  sigue en pie de guerra con el proyecto, pidiendo que se aplace la obra hasta que haya consenso entre las formaciones y sobre todo con comerciantes —algunos de ellos quieren la peatonalización pero con el nuevo Mercado Centraly vecinos. Harán presión en el pleno del próximo 2 de mayo, en el que Partido Popular, Ciudadanos e Ilicitanos por Elche presentarán una moción in voce para que en la próxima junta de gobierno tras el pleno no se adjudique el proyecto de remodelación de la calle Alfonso XII, por la que se desviará el tráfico durante la peatonalización. Es el primer paso antes de actuar sobre la Plaça de Baix y Corredora.

Una jugada, por otra parte, que más que intentar paralizar el proyecto, puesto que saben que aunque se apruebe con mayoría, quedará en papel mojado —como otras anteriores— ya que el pleno fiscaliza pero no ejecuta, tiene como objetivo desgastar al tripartito. O más bien, a lo que va quedando del mismo, puesto que esta idea de intentar mostrar unidad de la oposición contra el proyecto es algo que se ha urdido con la colaboración del Partido de Elche, el sector alonsista y Ciudadanos. Como muestra, ya se propusieron en el pleno anterior el plazo para llegar a consenso entre la formación de Pareja y de David Caballero. Una estrategia de desgaste al alcalde, a Mireia Mollà y que puede que se siga viendo en lo que queda de legislatura.

Asimismo, el portavoz popular, Vicente Granero, denunció que “antes que se informara de este tema a los ciudadanos ya estaban iniciando los trámites de mediante un procedimiento de negociado sin publicidad, ellos que alardean de transparencia sin informar a nadie”. En su defensa, el portavoz de la junta por parte de Compromís, Antonio García, incidió en “la importancia del proyecto para la dinamización comercial de la ciudad”, y el concejal de Urbanismo, José Manuel Sánchez, recordó que en el proyecto del Mercado Central, Aparcisa ya proponía como mejora la peatonalización de parte de la Corredora, lo que también significaba que el tráfico se desviaría por Alfonso XII y Ángel.

Aparcisa vuelve a enseñar los dientes

A su vez, Aparcisa y su gerente, Álvaro Gordillo, han vuelto a la carga de nuevo, la segunda vez esta semana, para denunciar que a cada informe que han presentado, desde el Ayuntamiento le han puesto pegas, y que lleva tiempo sin haber ningún tipo de comunicación, incluso sin tener respuesta al pedir reuniones. Algo que según señala Sánchez, se ha reunido siempre que alguien se lo ha pedido. Sobre los informes respondió también está semana. Así pues, otra semana en la que el patrimonio y urbanismo siguen siendo fruto del toma y daca entre Ayuntamiento, oposición, y todos los agentes que hay en medio. 

Noticias relacionadas

next