tendrá una decena de salas de cines axión, bolera y posible hotel

Vía libre para el centro de ocio de los Astondoa y dueños de Ozone Bowling en el Martínez Valero

29/05/2021 - 

ELCHE. Varios años después, ya ha llegado la esperada luz verde para la urbanización y posterior construcción del complejo de ocio que se ubicará junto al estadio Martínez Valero. La Junta de Gobierno otorgaba la licencia este viernes a Astonquer, firma participada por los promotores del proyecto, los Astondoa de los conocidos astilleros de Santa Pola, y los Quereda Ferre, propietarios de Ozone Bowling e Hispabowling, entre otras sociedades de este tipo. La inversión que realizarán será de unos 13 millones de euros. 

Proyecto retrasado por la pandemia

Después de haber solicitado la licencia de obras en julio de 2020, aunque algunos habían pensado que se había dejado la operación en punto muerto, la realidad es que hasta ahora se han estado finiquitando trámites pendientes, pandemia de por medio. Por una parte, la propiedad estaba pendiente de algunos avales y ajustes de precios como consecuencia de la covid y el impacto en el sector. Del lado municipal, también estaba pendiente alguna memoria por parte de Aperturas. Así, tras un proceso de burocracia de alrededor de un año desde la solicitud de la licencia, y algo más, desde que en 2018 Alicante Plaza diera a conocer en exclusiva la operación, en los que este medio ha ido dando cuenta del proceso, como la futura urbanización con el desdoble de la Avenida Manuel Martínez Valero y una parte de la Avenida José Esquitino con dos grandes rotondas, todo está listo para que entre la maquinaria.

El proyecto supone un gran edificio en forma de 'U' de cuatro plantas (y dos de subterráneo) que albergará bolera y Cines Axion con diez salas, así como distintos establecimientos. Junto a él se levantarán cuatro pequeños volúmenes con superficies para hostelería, franquicias y restauración, y queda por ver si finalmente surge adelante el proyecto de hotel que también contempla el complejo, y otros posibles usos fuera de los ámbitos mencionados, como el deportivo. Eso sí, el proyecto presentado presenta unas 800 plazas de aparcamiento y conectará con carril bici con el entorno urbano a través de José Esquitino Sempere. 

Por otra parte, aunque la inversión para la urbanización y construcción inicial por parte de los propietarios será de unos 13 millones de euros según fuentes municipales, la inversión total, teniendo en cuenta las firmas que puedan entrar y el gasto de sus actuaciones, podría llegar hasta los casi 55 millones de euros de inversión total, 1,4 referentes a la urbanización y 53,2 de los gastos de construcción en base a los 800 €/m2 de la zona. Dentro de esos casi 55 millones, el metro cuadrado es variable dependiendo de si depende al viario o al metro cuadrado de techo. Así, los edificios terciarios terminados —con unos locales de 288 m2— pueden alcanzar un valor de 1.800 m2, por lo que indica el estudio que el total del producto inmobiliario arrojaría un total de valor estimado de 85 millones de euros. Si se le restan los gastos totales de urbanización y construcción, con un valor estático, prescindiendo del factor tiempo, los ingresos previsibles por el centro serían de 30,2 millones, un beneficio que justificaría la viabilidad económica del proyecto.

Servicios para la ciudad y sustancioso beneficio para las arcas municipales

En cuanto a los beneficios a nivel local, aparte de la ordenación de la zona con nuevo viario —de cinco metros de amplitud— de 14.456,63 m2 y una zona verde y ajardinada de 905 m2, la hacienda local ingresará por concepto de ICIO, el impuesto de construcción, casi un millón de euros en base a los locales comerciales y los aparcamientos. Según los estudios, tras finalizar la obra, el Ayuntamiento ingresará aproximadamente unos 816.698,39 euros por este concepto. En cuanto al IBI, este sector podría dejar en la cuenta del Consistorio casi 100.000 euros anuales. Eso sí, teniendo en cuenta que es un cálculo sobre el total del sector, y no sobre la zona A, que es la que explotará Astonquer —las otras son del Elche CF, y aún no se sabe en qué lo utilizará, máxime tras la entrada de Christian Bragarnik—. En el caso de la zona A del centro de ocio, ese IBI podría estar en torno a los 72.350 euros

Así pues, ahora sí, empieza la cuenta atrás para urbanizar la zona y construir el complejo, que tendrá unos 50.000 metros cuadrados. Dará servicio a toda la ciudad, pero sobre todo a un barrio aún en expansión, ordenando y mejorando el aspecto urbanístico de los aledaños del Martínez Valero, aumentando la capacidad de las vías, y puede que coincidiendo en el tiempo con el Elche CF en Primera División. La posible cuadratura del círculo. 

Noticias relacionadas

next
x