X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 23 de agosto y se habla de baleària benidorm POLOP DE LA MARINA supersano

Antonio Zapata: "es la constatación de un ninguneo que se remonta a 2015"

Una piedra en el camino de Carolina Gracia: dos de sus concejales seguirán en Orihuela fuera del PSOE

3/01/2019 - 

ORIHUELA. El PSOE de Orihuela se ha roto. Dos de sus concejales, Antonio Zapata y Carmen Gutiérrez anunciaron ayer su baja del partido por sentirse "ninguneados por su portavoz, Carolina Gracia. La gota que ha colmado el vaso ha sido la reducción de la mitad de la asignación del Ayuntamiento de Gutiérrez en favor del concejal entrante, Emilio ZaplanaLa clave para su marcha, lo que creen que ha sido un "castigo" de Gracia a Gutiérrez por haber concurrido como candidata en la lista de Isidro Grao en la pugna de las primarias de abril a la Secretaría del PSOE local

El descontento de ambos ediles era latente, al menos desde 2015, pero nunca se había manifestado de forma evidente. Sin embargo, ayer, la presión hizo explotar de la forma más sonora su malestar, y convierte la relación entre los ediles y el PSOE de Orihuela en irreconciliable. Los concejales quienes señalan que ya advirtieron de una posible dimisión al partido el 15 de diciembre, mantendrán sus actas, dicen, animados por votantes y afiliados, ahora como concejales no adscritos. 

El 19 de diciembre comenzó a gestarse esta situación, cuando el partido debatió la forma en la que deberían retribuir a Emilio Zaplana en su nueva etapa de concejal entrante, en sustitución de Víctor Ruiz. Los ediles salientes aseguran que Carolina Gracia no dio opción a buscar más alternativas para que Zaplana cobrara los 24.000 euros que reclamaba para su nueva posición, que la de rebajar el sueldo de Carmen Gutiérrez. 

Mientras, afirman que ellos pusieron sobre la mesa otras dos posibilidades diferentes. Una de ellas, la de que quienes cobran un sueldo del erario público, además del del partido, que son, como diputadas y representantes, Carolina Gracia, María García y la propia Carmen Gutiérrez vieran reducida esa asignación. 

Otra posibilidad puesta sobre la mesa fue que Emilio Zaplana fuera nombrado vicepresidente de comisiones delegadas de pleno, un puesto que lleva aparejado más retribuciones que, sumadas podrían llegar al montante al que aspiraba Zaplana.

Aseguran que, además en esa reunión ya surgió la opción de la dimisión de ambos candidatos, pero que esa noticia "no pareció importarle a Gracia ni al partido".

"Vemos lógico que Emilio Zaplana quiera cobrar esos 24.000 euros, lo que no creemos lógico es que Carolina Gracia se empeñara en que la única vía de conseguiro era a través de reducir el sueldo de Gutiérrez", asegura Zaplana, quien está enfadado porque cree que ha sido un castigo de Gracia a la edil por concurrir en otra candidatura para las primarias de abril. 

"Afirman que es cuestión de lealtad. Carolina Gracia se pone piedras en el camino, no tiene sentido que esto se haga ahora, es una cuestión personal. Ni Carmen ni yo hemos hecho nunca ninguna "salida de tiesto", siempre hemos seguido la línea del partido y la disciplina de voto, sin generar polémicas", mantienen Zapata. 

La salida de los ediles del PSOE, según su criterio no es más que una muestra de la "acción/reacción". El hecho de quitar la asignación a una sola concejal, sin tener en cuenta otras opciones menos violentas, ha provocado nuestra indignación y marcha. "No podía compartir una decisión injusta y humillante y me parece grave que los demás ediles la apoyaran", señala ZapataSe señaló solo a una edil y se habló de lealtad en esa reunión, está claro que ha sido un castigo" apunta Antonio Zapata. "¿De un día para otro una persona de confianza cambia tanto?", se pregunta.  

Donde los ediles en castigo, Carolina Gracia ve normalidad y reasignación de tareas de cara a las elecciones de 2019. Asegura que la decisión de reasignación de funciones y retribuciones no se ha realizado contra nadie, sino que se hace en positivo y favor de una adaptación de la representación socialista en el Ayuntamiento de Orihuela a las nuevas necesidades y circunstancias para los cinco meses que restan de trabajo en la Corporación.

De largo

El malestar de los diles viene desde 2015 y el nuevo mandato en Orihuela. Antonio Zapata asegura que "yo no quería ir en la lista y Gracia me buscó como número dos y lo pidió como favor, por eso accedí, pero ya no quiero estar en un PSOE que ponga en esta situación a sus concejales".

Consideran que han sido ninguneados y que el trabajo más visible de Carmen Gutiérrez, ante las cámaras y detrás, de manera interna ha sido muy intenso e "intachable" y que por ello, entienden que esta decisión de la portavoz del PSOE se debe a una "decisión personal" que no comparten. 

De hecho, los ediles no acudieron al último Pleno de diciembre, cuando ya habían advertido a la dirección del partido de una posible marcha o dimisión. "Gracia no quiso saber el motivo de nuestra ausencia en el Pleno, no se ha preocupado", asegura Zapata. A instancias orgánicas ya conocían la posibilidad desde el 15 de diciembre, después de comunicarlo al partido. 

Víctor Ruiz

El que fue edil socialista hasta este otoño, Víctor Ruiz, se ha mostrado en contra de la decisión de Zapata y Gutiérrez y les ha acusado de transfuguismo. Los ediles afirman que "hemos comunicado cada intención y paso al partido, hemos seguido las normas establecidas para hacerlo". 

Antonio Zapata no da importancia a las palabras de Ruiz y considera que "debería mantenerse al margen o intentar explicar cómo justifica esa forma de proceder de Carolina Gracia".

¿Y ahora qué?

Los ediles aseguran que a partir de ahora trabajarán por la candidatura de Ximo Puig en materia autonómica para que el Pacto del Botànic siga adelante. Como es evidente, aseguran que no van a apoyar la candidatura de Carolina Gracia a nivel local. 

Tras las elecciones, Antonio Zapata asegura que no sabe lo que hará pero que su compromiso es con el socialismo y que no militará en otros partidos.

Sobre su presencia en los plenos a partir de ahora, afirman que no van a ser parte de ninguna "escenificación de venganza" y que votarán las propuestas que consideren buenas según sus ideales "de izquierdas y socialistas", venga de donde venga.

Noticias relacionadas

next
x