Hoy es 22 de julio

cs critica que se lleve a junta de gobierno sin haber leido el proyecto

Presupuesto municipal 2021 de Orihuela: ¿punto de inflexión en el gobierno PP-Cs?

11/10/2021 - 

ORIHUELA. Los presupuestos municipales de Orihuela están prorrogados desde la legislatura pasada. La última vez que se aprobaron unos fueron en 2018. Con las fuertes discrepancias entre los dos socios del equipo de gobierno, PP y Cs, dados los últimos enfrentamientos dialécticos entre ambos y lo sucedido con el proyecto de presupuestos de 2020, la aprobación todavía en el aire de los de este año puede marcar un punto de inflexión en la relación de PP y Cs, encaminándose a una reconciliación o poner en cuestión el futuro del gobierno municipal.

La aprobación conjunta de los presupuestos puede acortar la brecha entre las dos formaciones o incrementarla. No obstante, el proceso para su aprobación ha iniciado con mal pie, al menos para una de las partes. Este jueves, en un comunicado de prensa del Ayuntamiento, se anunciaba que la próxima semana se convocaría una Junta de Gobierno Local extraordinaria. En ese mismo escrito se incluían las partidas más representativas. El portavoz del equipo de gobierno y vicealcalde, José Aix (Cs) se enteraba de esto por la prensa. El alcalde, Emilio Bascuñana, no le había trasladado ninguna información al respecto.

Bascuñana asegura que estos presupuestos “se han trabajado profundamente con nuestros compañeros de gobierno [Cs]” mientras que Aix califica esta afirmación de falsa. El 15 de diciembre del 2020, la fecha límite que fijó el alcalde, Cs presentó sus propuestas. Durante el primer tramo del año se mantuvieron algunas conversaciones, pero asegura Aix que desde hace meses no han hablado de presupuestos.

Los antecedentes dejan un poso de incertidumbre. El proyecto de presupuestos de 2020 llegó en noviembre. Ciudadanos votó en contra en la Junta de Gobierno. También en la comisión en la que se analizaban las alegaciones. Cs presentó enmiendas parciales y a la totalidad, y sin ningún apoyo el PP convocó un pleno. Su socio de gobierno y toda la oposición tumbaron el proyecto de presupuestos con el voto en contra.

En ese mismo pleno, Bascuñana además de fijar la fecha para presentar las propuestas estableció el 15 de enero de este año, aproximadamente, para que se aprobara el proyecto y entrara en vigor en marzo. Sin embargo, ese primer paso llega diez meses tarde.

Otra evidencia de la brecha se dio este verano, cuando el PP aprobó la modificación de crédito para la financiación con los remanentes de proyectos que ascienden a 9,5 millones de euros sin el apoyo de su socio de gobierno pero sí con el PSOE.

Este verano se dieron varios cruces de acusaciones graves entre la formación de Bascuñana y Aix. En una de ellas, el portavoz del PP, Rafael Almagro señalaba en un comunicado que "los sacaremos [los presupuestos] adelante con o sin ellos [Cs]”. “Lo que está claro es que si se aprueban [sin Cs], ¿para qué queremos socios de gobierno?" concluía. Almagro, preguntado en ese momento por este medio sobre la tensa situación de esos días, afirmaba que "peligra el pacto" y que "o mantenemos todos la lealtad y la normalidad o no merece la pena".

Tras conocerse este jueves que ya está elaborado el proyecto de presupuestos, Aix asegura que actuarán en cuanto al sentido del voto “con la misma libertad que lo ha hecho Bascuñana”. No tienen claro qué votarán, añade, porque todavía no conocen el proyecto. “Si son presupuestos buenos para Orihuela votaremos a favor y si no, en contra”. Preguntado por qué sucederá dependiendo de cuál sea el resultado, afirma que “si esto sale mal, el que tiene que tomar decisiones es Bascuñana”. “Para bien o para mal es su responsabilidad” añade.

El edil de Hacienda, Rafael Almagro asegura que estos presupuestos reúnen las características para que nadie vote en contra. “Si pese a eso sale que no, habrá que sentarse a ver qué se hace”. Espera que como poco tenga el apoyo de Cs.

111 millones de presupuesto

Bascuñana considera que son unos presupuestos beneficiosos para Orihuela, y “no para ningún partido político”. “Quiero confiar en que impere la responsabilidad, el interés general. Si se quiere atender, se aprobarán” explica.

La primera gran diferencia respecto al proyecto de los de 2020 es que han pasado de 82 millones a 111,5 millones de euros. Estos casi 30 millones de diferencia corresponderían a financiación externa con un préstamo destinado a inversiones. “Son unos presupuestos sociales basados en la atención a la ciudadanía, que buscan el desarrollo personal, así como el tan necesario apoyo a los sectores productivos que permitan la recuperación económica y empresarial” explicaba Bascuñana en el comunicado. Asegura además que van en la línea de atender todas las necesidades del municipio en su conjunto: casco urbano, costa y pedanías.

Entre las diferentes inversiones contempladas en este proyecto de presupuestos destacan los 3,5 millones de euros destinados a centros cívicos y sociales, como 1,9 para el Centro Cívico de Orihuela-Costa, 500.000 para el de La Matanza y 80.000 para el de Desamparados. Para una nueva red de pluviales de la pedanía de Molines se destinarían 3,9 millones, para la reurbanización de la calle Duque de Tamames, 1,1 millón y para el asfaltado y mejora de accesibilidad de acerado en pedanías, costa y centro, tres millones, repartidos de forma proporcional para los tres núcleos poblacionales.

En cuanto a otras partidas, se destinarían 1,9 millones para instalaciones deportivas en La Matanza, 970.000 euros, la cubierta del pabellón de Las Espeñetas, 303.000, o San Bartolomé, 482.000, entre otras.

La reparación urgente del Centro Ocupacional Oriol contaría con una dotación de 923.800 euros y 800.000 euros para expropiaciones destinadas a la ubicación de la depuradora de la costa.

Noticias relacionadas

next
x