Hoy es 19 de julio

la marca ilicitana potencia sus establecimientos físicos

Pikolinos abre tienda en San Sebastián y alcanza el medio centenar de puntos de venta propios

1/06/2021 - 

ALICANTE. La firma de calzado Pikolinos, principal exponente del sector en la provincia (con permiso de Tempe, que tiene su sede fiscal en Galicia como el resto del grupo Inditex), sigue potenciando su red de tiendas propias tras la pandemia. La enseña de la familia Perán ya tenía decidido en 2019 ganar músculo en la calle y, pese a los cambios de hábitos impuestos por la pandemia, el impulso al canal online no ha ido en detrimento de su presencia física.

Así, Pikolinos acaba de abrir las puertas de su primera tienda propia en la ciudad de San Sebastián, en el País Vasco, con lo que amplía su presencia en el norte y ya cuenta con dos puntos de venta propios en la zona (opera otro establecimiento en Bilbao). De hecho, la red de tiendas propias de Pikolinos, que hace dos años era de 40 puntos de venta, alcanza con esta apertura el medio centenar. La nueva tienda se ubica en la calle Loyola de la capital donostiarra, en una de las mejores zonas comerciales.

Tras la pandemia, la firma con sede en Elche Parque Empresarial fichó al ex directivo de L'Oreal y LG Antonio Soto, con el objetivo de potenciar la venta digital y en tiendas propias. Poco antes de incorporar a Soto, la empresa ilicitana no unificó la gestión de las ventas físicas y digitales en la misma empresa (Pikostore), con el fin de mejorar y potenciar la gestión de su venta directa. Desde entonces, viene apostando más por la tienda física propia (aunque mantiene una decena de franquicias) y su ecommerce que por los canales multimarca, aunque mantiene la presencia.

En el último ejercicio, finalizado el 30 de abril de 2020 (es decir, con un mes y medio de pandemia), Pikolinos facturó 128 millones de euros, prácticamente la misma cifra que el año anterior (129 millones), según informó la propia compañía en un comunicado. La previsión de crecimiento no se cumplió fruto del impacto de la covid a partir del mes de marzo, lo que supuso un recorte a las previsiones de ventas en torno a los 9 millones. El resultado de explotación alcanzó el 9%, en torno a un punto menos, fundamentalmente por las provisiones para frenar el impacto de la crisis, y se quedó en 11,9 millones de euros.

Noticias relacionadas

next
x