Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Muere la escritora alcoyana Isabel Clara-Simó

13/01/2020 - 

BARCELONA (EP). La escritora Isabel-Clara Simó ha muerto a los 76 años, según han confirmado a Europa Press fuentes próximas a la autora. La escritora de Alcoi, nacida el 4 de abril de 1943, se licenció en Filosofía en la Universitat de València, iniciando su trayectoria con la consecución del Premi Víctor Català. 

Tras décadas dedicada a la escritura y con una cincuentena de títulos, Simó había sido distinguida con la Creu de Sant Jordi de la Generalitat de Catalunya, aparte de ser miembro de la Associació d'Escriptors en Llengua Catalana (AELC) y ganadora del 49 Premi d'Honor de les Lletres Catalanes.

Entre sus obras más destacadas se encuentan la fundacional És quan miro que hi veig clar (1979), Alcoi-Nova York (1985), Històries perverses (1992), Perfils cruels (1995), Dones (1997), Estimats homes (una caricatura) y Jonàs (2016).

Simó (Alcoi, 1943), que cultivó novela, poesía, ensayo, periodismo, guiones de radio y televisión y teatro, se licenció en Filosofía en la Universitat de València (1965), donde se vinculó con los primeros grupos nacionalistas bajo la maestría de Joan Fuster, y de 1972 a 1983 dirigió la revista Canigó, desde donde trabajó para dar voz a jóvenes escritores.

En 1978 inició su trayectoria literaria con la concesión del Premi Víctor Català por el libro És quan miro que hi veig clar (1979), y después publicó Alcoi-Nova York (1985), Històries perverses (1992) --galardonado con el premi Crítica Serra d'Or-- y que continuó con 'Perfils cruels' (1995).

Después publicó 'Dones' (1997), que fue llevada al cine con guión de Jordi Cadena y dirección de Judith Colell, y después de este éxito exploró el universo masculino en 'Estimats homes (una caricatura)'; su última novela, 'Jonàs' fue publicada el año pasado.   La galardonada, viuda del fundador de 'Canigó', Xavier Dalfó, decía en la concesión del Premi d'Honor de les Lletres Catalanes en 2017: "Siempre he sentido que yo he amado locamente a los Països Catalans y no era correspondida: ahora tengo el reconocimiento de que el amor es mutuo".

Mujer y mayor

Preguntada por esta cuestión, lamentaba que su escritura ha sido objeto de burlas y tópicos: "He dado la imagen, por ser mujer y mayor, que escribo historias de amor para 'tietes' (señoras mayores), que escribo para mujeres, desde interiores, y me he sentido rechazada muchas veces". Igualmente, resaltaba que las críticas no la hicieron abandonar y aseguraba que de cada bofetada sacaba un poco más de impulso: "No me he sentido amada a menudo", decía la autora, que veía el Premi d'Honor de Òmnium como 'Nobel catalán' y un acto de amor completo que la dejaba desarmada y absorta.

"La literatura no es una terapia, no sirve para nada. Es una obra de arte. No es útil: si queréis cosas útiles, id a la a la ferretería. La literatura es un instrumento de pensar y de sentir. No es útil", aseveraba la galardonada, que se defenía como una 'poetastra' por su torpeza en sus inicios en la poesía. Interpelada por las dificultades que vivió el catalán durante el franquismo, aseguraba: "Soy una independentista con muchas ganas de dejar de serlo".

"Soy independentista de los Països Catalans, pero no soy antiespañola, no odio a España: quiero que seamos buenos vecinos y que el país tenga mezclas", decía, y se definía como una mezcla de tradiciones que ha visto algo genéticamente bueno y culturalmente espléndido.

Noticias relacionadas

next
x