X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 20 de octubre y se habla de alicante Turismo cruceros benidorm tram Catalunya

la operación se cerró en abril, mientras se negociaba el ere

Levantina se refinancia con un crédito de 50 millones y Bybrook capitaliza un préstamo de 30

20/09/2019 - 

ALICANTE. El gigante alicantino de la piedra natural, el Grupo Levantina, sigue dando pasos para garantizar su viabilidad tras la llegada del nuevo dueño, el fondo de capital riesgo de origen británico Bybrook. Una vez ejecutado el ERE que afectó a 234 personas (las últimas salidas se produjeron justo antes del parón de agosto), la empresa da un paso más con la firma de una nueva refinanciación de la deuda, en la que venía trabajando desde el aterrizaje de los británicos.

Según se detalla en las cuentas individuales de Levantina y Asociados de Minerales (la empresa de cabecera del grupo), esta refinanciación se ha concretado en un nuevo crédito de 50 millones de euros, ahora sometido al derecho inglés por la nacionalidad del nuevo propietario. El acuerdo marco se suscribió a finales de abril, mientras se negociaba el citado ERE, y deja disponibles 17 millones de euros de financiación adicional, una vez destinados 33 millones del total a refinanciar la deuda arrastrada.

En paralelo, el fondo Bybrook decidió capitalizar 30 millones de euros correspondientes a dos tramos del contrato de financiación renovado, que previamente había sido convertido en un préstamo participativo. A la fecha de formulación de las cuentas (en junio), esta decisión estaba pendiente de ejecutarse a la espera de la homologación judicial del acuerdo, pero como ha contado Alicante Plaza se llevó a cabo a finales de julio, como evidencia la incripción en el Registro Mercantil de una ampliación de capital por el citado valor.

Esta operación de capitalización del préstamo participativo ha elevado el capital de Levantina hasta los citados 30 millones, después de que a finales de 2018 la firma de piedra natural llevase a cabo una drástica reducción de 100 millones de euros, para compensar las pérdidas arrastradas de los tres ejercicios anteriores. El ERE, la 'operación acordeón' y la refinanciación de la deuda bancaria deberían dar aire suficiente a la firma para poner en marcha en los próximos ejercicios su nuevo plan de negocio, que como ha venido contando este diario pasa por reducir la extracción y elevar los precios.

Cantera de Levantina en el Monte Coto, en una imagen de archivo. Foto: RAFA MOLINA

De momento, parece que en el ejercicio 2018 se redujeron considerablemente las pérdidas, que el año anterior se elevaron a 117 millones como consecuencia de la caída de la facturación y el deterioro de activos. A falta de conocer las cuentas consolidadas del grupo, las de Levantina y Asociados de Minerales reflejan una reducción de los números rojos del 82% (de 141 millones de pérdidas en 2017 a 25 millones en 2018). De hecho, el informe de gestión de la sociedad de cabecera indica que "las expectativas que los administradores tienen para el ejercicio 2019 son positivas, impulsadas principalmente por la implementación de determinadas medidas de mejora de rentabilidad".

La intención de Levantina era que fuese el financiero español Alejandro Rodríguez Carmona quien liderase esta nueva etapa, tras ficharlo como CEO en mayo. Sin embargo, el directivo renunció al cargo por motivos personales mes y medio después, por lo que el alemán Andreas Fluhrer, un experto en 'levantar' empresas con problemas que ya presidía el consejo de administración desde finales del año pasado, ha vuelto a ocupar las funciones de consejero delegado con vistas al largo plazo.

Este otoño Levantina obtendrá el primer feedback de la aplicación del nuevo plan estratégico, que está dando sus primeros pasos. Desde el comité de empresa se muestran confiados en que la empresa haya acertado en su planteamiento, y calculan que para finales de octubre o principios de noviembre podrían verse los primeros resultados. "Si es que no nos hemos metido en un problema aún mayor, que esperemos que no".

Noticias relacionadas

next
x