otros aspectos del debate y un ¿cambio? en el discurso de ruz

La otra cara de la gestión que defendió González en el Debate de Elche y la otra cara de Ruz: 'estilo Feijóo'

1/07/2022 - 

ELCHE. Después de un Debate del Estado de la Ciudad que ha durado sobre unas 15 horas en su día y medio, el formato ha dejado bastantes cuestiones que destacar o comentar, como el teórico protocolo de los 43 millones, la mejora del bus a las pedanías, así como la larga lista de quejas de estas y los consejos sectoriales. Por ejemplo, los 'peros' o matices de las 10 políticas palanca que avanzó el alcalde Carlos González, o la otra cara que mostró el portavoz del PP, Pablo Ruz, con un estilo más cercano al del nuevo dirigente del partido, Alberto Núñez Feijóo, y de Moreno Bonilla tras la mayoría absoluta en Andalucía.

Los matices y contrariedades de la gestión exhibida

Empezando en el lado del alcalde, el primer anuncio importante que avanzaba González es que la firma del protocolo de la deuda histórica por los 43 millones de euros que Ximo Puig se comprometió a compensar a la ciudad podría llegar antes de que acabe en verano. Algo que se ha cogido con pinzas después de las idas y venidas con este asunto, de las dos visitas infructuosas a València en verano 2019 y septiembre 2020 en las que se trató el tema para firmar el protocolo, y después de que el president amagara este año para sortear el compromiso realizado, indicando que ya se había realizado mucha inversión en la ciudad con Edificant o Sanidad. Por eso la edil Eva Crisol de Ciudadanos califica de "ingenuidad" pensar que vaya a fructificar ahora. En cualquier caso, se trata del tercer anuncio de la firma del protocolo. ¿Y el definitivo?

Por otra parte, en cuando a infraestructuras, el miércoles el primer edil señalaba el genérico "estamos trabajando" para la larga lista de reivindicaciones y necesidades de la ciudad. Desde la finalización de la Ronda Sur, encallada desde hace años en los apenas 2 kilómetros que quedan, hasta todo lo referente a la renovación de Cercanías, su conexión con el aeropuerto, la electrificación de las vías, el AVE Regional, que como bien mencionó "apenas se comenta" —a día de hoy, se tarda prácticamente lo mismo en llegar a Madrid que a València en tren—, o la conexión del Parque Empresarial con la A-70. Todo proyectos de largo recorrido, cuya única certeza es el compromiso del Consell para ejecutar la Ronda Sur con los 300 millones que el Estado se ha comprometido a transferir, y que aún no ha logrado hacer por buscar una fórmula jurídica para la misma. 

Eso sí, este jueves precisamente el Ministerio de Transportes aseguraba que este año se licitará la redacción de la primera fase de la Variante Torrellano. Otro anuncio que se ha escuchado estos años sin que se materialice. Por último, en lo referente a las infraestructuras, el regidor socialista destacaba el desdoble de la carretera de Santa Pola, que se reinicia en septiembre, "y el resto de tramos están en licitación". Eso sí, con la salvedad de que los trámites se han retrasado mucho más de lo esperado por la Conselleria. Como ha venido contando este medio, los trámites han estado paralizados por servicios auxiliares para las obras, y además el siguiente tramo ha quedado desierto por falta de ofertas que pasen el filtro. Eso sí, se puede recuperar terreno este verano, porque hasta que no acabe una parte no se inicia la otra.

Por otra parte, en cuanto a los fondos europeos Next Generation, González exhibía que se han presentado a subvenciones por valor de 63,5 millones de euros, aunque el valor de las iniciativas es de 81 millones. "Tenemos ya concedidos más de 42 millones", señalaba, contando los 3,8 millones para Movilidad, pero también el proyecto de la modernización para el riego de agricultores del Camp d'Elx. Contado como propio, se trata de un convenio para invertir 37,6 millones de euros firmado entre el Ministerio de Agricultura y la Comunidad General de Riegos de Levante Margen Izquierda del Segura. Afectará a 18.000 regantes de Elche, pero también de El Campello, Crevillent, Mutxamel, Orihuela, San Juan y Santa Pola.

Asimismo, dentro de los proyectos anquilosados en el tiempo, algunos relativamente encarrilados, aunque con mucha polémica, como el caso del Mercado Central o Nuevos Riegos el Progreso, sigue sin oficializarse la solución con la Finca El Arsenal, aunque como contó este medio lo planteado es dividir la edificabilidad y trasladarla a otro terreno. Tampoco hubo mención al catálogo de edificios protegidos, aunque se comentó en el pleno de la semana que su redacción se licitará en breve. Asimismo, aunque el primer edil también sacó pecho de programas como los impulsados con  el Labora para formar y dar trabajo a 500 personas, la secretaria general de CCOO, Carmen Palomar, recordó que en Elche hay 21.000 personas en desempleo, pero la tasa de cobertura no llega al 50%. Por su parte, este jueves González se comprometía a rescatar la mesa de la economía sumergida.

Pablo Ruz y el PP dan un nuevo giro en el discurso

En el otro lado, la sorpresa vino por el tono conciliador del candidato popular, Pablo Ruz, dando sepultura —quedará por ver si definitiva— al estilo de uno de sus valedores y amigo Pablo Casado, más bronco, adoptando el del nuevo secretario general, Núñez Feijóo, a la vista de los excelentes resultados del partido en los comicios andaluces. Un paso "a la moderación" que agradecieron desde el bipartito, y en el que incluso Ruz alabó el trabajo de los concejales Héctor Díez, Mariano Valera, Patricia Macià o Ana Arabid, por "su dedicación" y ser accesibles. Un nuevo tono que cogió por sorpresa al grueso de la corporación, aunque concejales como Héctor Díez lo veían con recelo: "El Pablo Ruz de estas dos horas no es el de estos siete años. Hace unos meses nos llevó a Fiscalía por supuesta prevaricación". 

En la misma línea se expresó González —que acaparó el debate e intervino un total de casi 6 horas, se dice en los mentideros—, quien espetó al candidato del PP que "usted se ha puesto el traje de bon xic y no vale después de tres años de descalificaciones. Si es para lo que queda de legislatura, lo agradeceremos. Hoy usted se ha comprometido, pero faltan 25 días para el próximo pleno, veremos cómo actúa y bienvenido sea a la moderación”. El regidor añadió que así es como se fraguan los pactos, y de ahí que lanzara acuerdos en el asunto de los mercados, teatro de Carrús y Tajo-Segura, mientras Ruz le recordaba que su partido ha votado a favor de todas las modificaciones presupuestarias del bipartito. Eso sí, respondió muy de pasada a las críticas por no implicarse más en los problemas de la residencia de Altabix, y omitió responder ante las críticas reiteradas, por PP, oposición en general y colectivos sectoriales, del cierre del Museo de Arte Contemporáneo de Elche (MACE), que va camino de tres años cerrado.

La anécdota vino por la autocrítica con la que empezó el portavoz, que reconocía errores como los de no dar al bipartito 100 días de cortesía al inicio del mandato en sus políticas. Una línea que ha ido variando desde entonces, con discursos cambiantes para erosionar la mayoría absoluta de enfrente, camino siempre angosto desde la oposición. Tras tardar en engrasar la maquinaria con más propuestas proactivas hacia la mitad de la legislatura, en el PP han incidido mucho en los tirones de orejas del Síndic de Greuges al bipartito por la falta de transparencia o no aportar la documentación con la diligencia exigida, y en última instancia, con los tribunales. Primero con los contratos menores finalmente archivados, y después con las exhumaciones en el Cementerio Viejo, que está por ver cómo acaban. 

De ahí la señalada desconfianza en el equipo de gobierno por este lado más constructivo que mostraba Ruz el jueves. "Parece que haya salido de Cambio Radical de Antena 3", decía jocoso González, que aprovechará ese discurso más moderado para llevar a su terreno a Ruz, como ya hizo el propio jueves con la propuesta de los 'tres grandes acuerdos'. Una actitud que puede ser más constructiva, pero parecer menos exigente con el Ejecutivo local. Una contradicción que tendrán que manejar en el año que queda si el nuevo discurso se queda.

Noticias relacionadas

next
x