X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

ubicada en la glorieta

La Fundación CAM, al margen de las elecciones de la UMH ante la falta de propuestas serias por su sede

1/04/2019 - 

ELCHE. Al borde de las elecciones en el rectorado de la Universidad Miguel Hernández (UMH), son numerosas las cuestiones que hay en el aire, como la de la integración de la universidad en la vida de la ciudad. Un tema recurrente en las últimas semanas que ha ido ligado además al de la sede que tiene en la Glorieta la Fundación CAM, su joya de la corona. Hace una semana, el grupo socialista aprobaba una moción instando a que la institución ofreciera más actividades, metiendo presión para desbloquear la situación sobre la sede. Sin embargo, y paradójicamente, la fundación no ha recibido ninguna formal al respecto.

En este sentido, ni siquiera desde el Consejo Social de la UMH se les comunicó nada el día que se aprobó la compra del edificio. Al igual que con la nueva tasación en la que medió el Ayuntamiento —con cuatro millones de euros—, la CAM conoció las ofertas a través de los medios. Después de la primera oferta realizada por la universidad, que sentó mal a la fundación al entender que era muy baja teniendo en cuenta el inmueble que es y el enclave en el que se encuentra, y tras los globos sonda enviados desde distintos flancos estos meses, el pasado lunes el PSOE hacía lo propio con una moción que tampoco entienden desde la Fundación CAM, al argumentar que los 75 días de actividad —cinco meses— en el aula del centro muestran su compromiso con Elche. O la implicación en el Ficie

Intentos de acercamientos que no llegan a nada

Por otra parte, siguen a la espera de la propuesta que realizaron al Ayuntamiento para darle actividad al Hort del Xocolater. Desde la institución educativa sí tuvieron una reunión hace alrededor de un mes con el director gerente de la Fundación, Francisco Javier Sogorb, para intentar desbloquear la situación o al menos proponer actividades a tres bandas entre Consistorio, Fundación y UMH. Sin embargo, ahora con las elecciones rectorales el tema está estancado. Más estancado de lo que ya estaba, puesto que desde la universidad por el momento no parecen dispuestos a hacer una oferta más amplia y acorde a lo que pide la CAM. Creen que en el caso de alquilar, habría falta rehabilitar, lo que supondría otro importante monto de dinero.

En cualquier caso, a modo de último coletazo del actual rector, ha puesto la mirada en el albergue juvenil parado desde hace años en el barrio de Altabix. Por lo que son varias las opciones que se abren, como las que llegan desde la propia Fundación CAM. No están dispuestos a 'malvender' —según su punto de vista— el inmueble que mejor situado tienen, y en el caso de que finalmente fuera alquilado por la universidad, desde la fundación de la extinta caja de ahorros se plantearían también un periodo inicial de carencia en función de la inversión realizada. Su postura es que vender no es la única forma de rentabilizar. Una situación que tampoco entiende quienes están centrando el debate público en el asunto de la UMHE y su integración en la ciudad, dado que el presupuesto de la universidad es bastante elevado. Con todo, hay que tener en cuenta que la fundación nunca tuvo la intención de vender su sede, sino que esta situación le llegó a través de la universidad.

Así pues, no ha habido una intención real de ejecutar la operación o buscar alternativas serias, ya que por una parte el Ayuntamiento ni se ha reunido con la Fundación ni envió a la CAM la propuesta formalmente, como tampoco lo hizo la universidad cuando hizo su tasación. Por su parte, la Fundación CAM defiende que está abierta a todas las opciones, pero que las cuestiones de su patrimonio inmobiliario tiene que aprobarlas el Protectorado de Fundaciones de la Generalitat y con el beneplácito del Instituto Valenciano de Finanzas (IVF), por lo que juegan con que necesitan una buena oferta, porque además sus patronos "se juegan su patrimonio", señalan a este medio fuentes de la misma. Sigue siendo, al fin y al cabo, una fundación privada, aunque tutelada por el Consell; eso sí, con un carácter público. Habrá que esperar a que pase el ambiente electoral, puede que no sólo en la universidad, para ver si hay de verdad intenciones y movimientos reales más allá de las declaraciones de intenciones.

Y de las declaraciones institucionales. 

Noticias relacionadas

next
x