Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

mesa redonda sobre la gestión de la pandemia en la asamblea de aefa

La empresa familiar avisa: "Si rompes el equilibrio entre salud y economía, llega el desastre"

11/09/2020 - 

ALICANTE. En líneas generales, ningún empresario está satisfecho con la gestión de la pandemia del coronavirus desplegada por las distintas Administraciones. No solo en el capítulo de la respuesta, que es el que más ha dolido con una caída del PIB de dos cifras, sino también en el de la anticipación. En la misma línea, de hecho, se pronunciaron tanto la presidenta de la Asociación de la Empresa Familiar de Alicante (Aefa), Maite Antón, como los participantes en la mesa redonda sobre la gestión de la pandemia en el doble eje sanitario y económico que se celebró durante la asamblea anual de la asociación.

La mesa, moderada por el director corporativo de Innovación y Responsabilidad Social de Grupo Suavinex, Gustavo Lubián, reunió al presidente de Grupo Casaverde y de la Fundación Economía y Salud, Alberto Giménez,  la presidenta de la Asociación Empresarial de Servicios de Prevención Ajenos y directora de Grupo Esoc, Nuria Pastor, y al director general de Laboratorios Q Pharma, César Quintanilla. Junto a ellos, trasladó sus impresiones el jefe del Servicio de Medicina Interna del Hospital General Universitario de Elche, Félix Gutiérrez.

El director de la farmacéutica alicantina, una de las primeras en prever el impacto del coronavirus con las primeras noticias que llegaban de China a comienzos de año, lamentó en su intervención el impacto de unas medidas drásticas (el confinamiento) que, como el resto de participantes, consideró que se tomaron por el "desconocimiento" inicial sobre cómo hacer frente a la pandemia. "Esta crisis ha demostrado que hay una importante conexión entre la economía y la salud, tiene que haber un equilibrio, y si ese equilibrio se rompe, como sucedió en marzo, llegan los problemas".

"En marzo la balanza se fue completamente al lado de la salud, por desconocimiento, y fue un auténtico desastre por todos los lados", defendió Quintanilla. "Ahora tenemos que ver cómo nos recuperamos, y asumir que tenemos que vivir con el virus y, por tanto, hacer hincapié en la prevención". El director de Q Pharma también recordó que, durante los primeros meses, era muy complicado gestionar las empresas porque "tenías que transmitir tranquilidad a la empresa, cuando tu mismo no la tenías", y destacó que con la progresiva vuelta a la presencialidad "la sorpresa es que todo el mundo quiere volver a la oficina, con lo que hemos tenido que frenarlo un poco".

"Más presupuesto en prevención y buscar eficiencia"

El presidente de la Fundación Economía y Salud, por su parte, consideró que "se han hecho muchas cosas mal", y que la gestión habría sido mejor si "hubiera más presupuesto para la fase de prevención", en lugar de centrarse solo en la de respuesta. En este sentido, recordó que la Sanidad pública cuesta 60.000 millones al año y que debería buscarse una mayor eficiencia. "Es políticamente incorrecto decirlo, pero el absentismo en la sanidad pública es muy superior a la privada", reivindicó. Giménez defendió que hay que buscar una mayor colaboración público-privada en la respuesta, y "pensar por ejemplo cómo vamos a actuar en las residencias, pero hay que pensarlo ya". El empresario consideró que no puede entrar en los planes del Gobierno otro confinamiento, "porque la economía del país ha caído un 18,5%". "La salud es lo primero, pero hay que ver cómo lo hacemos".

Por su parte, Nuria Pastor centró sus críticas en la falta de previsión de las autoridades, "de las que hay ahora y de las que han estado en los últimos años, ¿qué han estado haciendo? Porque la divulgación científica viene advirtiendo desde hace al menos seis años de la posibilidad de una pandemia como esta". La presidenta de las empresas de prevención (que ahora están actuando también como rastreadores) consideró que "no estaban preparados, y desde Salud Pública se nos decía que no nos preocupáramos, que era como una gripe". Pastor también cargó parte de las culpas en la cultura mediterránea, que hizo que "nos costara mucho ponernos en marcha; si hubiéramos actuado al principio, habríamos ahorrado muertes". La parte positiva de la pandemia, consideró, es que se ha reducido la "desconexión entre entre la salud pública y la privada".

Noticias relacionadas

next
x