X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

debate sobre la nueva regulación en alicante

La batalla proteccionista: el veterinario municipal abre la puerta a los circos con animales

19/07/2018 - 

ALICANTE. La polémica y la disputa política vuelve a estar servida a cuenta de la aprobación inicial de la nueva ordenanza de Protección y Tenencia de Animales de Alicante que el equipo de Gobierno prevé aprobar en el pleno ordinario de julio, el próximo jueves. Se trata de la regulación impulsada por la ya extinta Concejalía de Protección Animal durante el mandato del tripartito (PSOE, Guanyar y Compromís) que se expuso al público para la presentación de alegaciones, pero que no llegó a quedar aprobada de manera inicial. 

Uno de los puntos de fricción que se dan prácticamente por asegurados en el debate sobre el nuevo texto será la propuesta formulada ahora por el veterinario municipal en relación a una prohibición expresa que venía recogida en el documento inicial: la posibilidad de que los espectáculos circenses que recalasen en la ciudad utilizasen animales. El texto redactado durante la etapa en la que la edil de Guanyar, Marisol Moreno, ejercía como responsable de la concejalía recogía, así, el acuerdo de pleno que se aprobó en 2013, a instancias de una moción registrada por EU. Dicha propuesta, que se aprobó con los votos a favor del equipo de Gobierno entonces presidido por la popular Sonia Castedo, preveía dos acuerdos concretos. El primero (punto segundo), "declarar que el Ayuntamiento de Alicante es contrario a la exhibición de animales salvajes en circos". Y el segundo (tercer punto), "adaptar, modificar y hacer cumplir las ordenanzas municipales con el propósito de no permitir ni la entrada ni la instalación en el municipio de Alicante de circos con animales salvajes, aunque dichos animales no participen en los espectáculos ofrecidos". 

La cuestión es que, el veterinario municipal, que participó en la actualización de la ordenanza de Protección Animal (llamada a suplir al texto que se aprobó en el año 2000) plantea ahora la imposibilidad de reflejar ese veto en la norma municipal. En concreto, considera que "Prohibir la utilización de animales salvajes en espectáculos circenses en el municipio no es potestad municipal sino autonómica, salvo en casos de crueldad o maltrato que habría que constatar. Los Ayuntamientos sólo tienen competencia si la actividad se realiza en espacios públicos. Así viene regulado en la Ley 14/2010, de 3 de diciembre de la Generalitat de Espectáculos Públicos, Actividades Recreativas y Establecimientos Públicos; art. 3.3, art. 7.1b), art. 8.3 y Anexo 1.4.".

El texto que se eleva ahora a aprobación vuelve a recoger la referencia expresa a las corridas de toros retirada bajo la gestión de Guanyar

Su observación se produce en el momento en el que los grupos políticos con representación municipal deben votar en comisión de Servicios sobre la resolución de alegaciones. En ese trámite, se habrían registrado 10 por parte de particulares o asociaciones, tres por parte de Ciudadanos (Cs) y otras 10 por parte del PP, cuando ejercía funciones de oposición.

Una de las objeciones que planteó mayor polémica durante la publicación de la ordenanza fue la retirada de toda referencia a la celebración de corridas, lo que no conllevaba una prohibición ya que su desarrollo está amparado y protegido por regulación estatal. Ahora, según las fuentes consultadas, se vuelve a incorporar en el articulado del texto que se eleva a aprobación, aunque sin alusiones a la "equidad" entre el toro y el torero que se reflejaba en la ordenanza del año 2000.    

Noticias relacionadas

next