Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

VII jornadas de Turismo de Benidorm

Las soluciones económicas que pide el turismo: bajar impuestos, ayudas directas y no competir en precio

7/10/2020 - 

BENIDORM. El sector turístico analizó este martes en la VII Jornada de Turismo de Benidorm las claves para relanzar de nuevo a este motor económico del país. Los expertos coincidieron en remarcar que esta crisis sobrevenida por el cierre de las empresas debido a la pandemia de covid-19, ha supuesto una forma de demostrar que se trata de una industria relevante para el país, de la que beben muchos sectores. Por ello, remarcaron la necesidad de que la clase política que eviten atacar a lo que para el presidente de la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE), Vicente Boluda, son los pilares del modelo económico: la seguridad jurídica y la estabilidad institucional.

En ese mismo sentido se mostró el vicepresidente ejecutivo de Exceltur, José Luis Zoreda, que recordó que en mayo presentó ante el Congreso de los Diputados el plan para renacer al turismo, pero que dijo, no tuvieron mucho eco: "El sector turístico no ha tenido un tratamiento diferencial, se ha beneficiado de las herramientas del conjunto", comentó.

Con todo, dijo que los fondos europeos concedidos a España son una "gran oportunidad", pero reclamó tener más en cuenta a aquellos sectores más damnificados y "tractores", que "deben ser primados en aras del interés general". Por lo que pidió que haya una mayor conciliación de la clase política porque vienen unos "años difíciles". 

La solución principal pasa por la mejora en la situación sanitaria del país, y del mundo en general. "Los rebrotes son el principal riesgo para el sector turístico español", alertó Zoreda, por lo que aseguró que "nada servirá si no recuperamos la imagen de confianza". Algo que está ahora mismo dañado según su opinión, sobre todo, por "una política de comunicación desacertada que nos ha puesto en el ojo del huracán".

Para los empresarios de Exceltur, confesó su vicepresidente, el principal problema radica en cómo parar "la trituradora de caja y la destrucción de empleo". Algo que aseguró, está relacionado con la dependencia del destino del turismo internacional, que es el que más ha bajado durante la crisis y ha dejado a cero la facturación de las empresas.

A continuación, se refirió a la iniciativa 'Benidorm Resort', un acuerdo entre apartamentos turísticos y establecimientos de hostelería para ofrecer un precio cerrado en sus vacaciones durante el invierno. "Es inmoral que la solución de Benidorm sea una tarifa de 200 euros la semana. Lo que hace falta es repensar qué queremos ser de mayores. España no puede competir en precio, sino en diferenciación", criticó Zoreda.

El vicepresidente de Exceltur apuntó que lo que hay que hacer es bajar los costes a los empresarios. Una forma de minimizarlos, comentó, es con los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), pero también abogó por la bajada de impuestos, tanto nacionales como locales: "Necesitamos un escudo de liquidez que no es exclusivamente los préstamos ICO porque hay que devolverlo y se hace complicado". Por ello, explicó que necesitan transferencias directas, comparando la situación a las ayudas al campo cuando ocurren catástrofes naturales. "No son lloros, lo está diciendo el FMI o la OCDE", aseguró.

Además, pidió que se estimule la demanda además de una transformación de los destinos, sobre todo los que ya están maduros. Zoreda reclamó también un plan de digitalización turística, atajar el problema de los apartamentos turísticos no reglados y la mejora de infraestructuras: "¿Cómo es posible que Benidorm no tenga una lanzadera clave para alimentar al destino?", reflexionó. Asimismo, defendió una reforma laboral "para preservar el empleo", reducir la huella ecológica y una nueva gobernanza.

Esta primera mesa de la jornada participó también el director de desarrollo de negocio en IBM, César Romera, que defendió la aplicación de la tecnología como un método para abaratar costes a los empresarios. "Cuando volvamos a la normalidad van a pasar muchísimas cosas, pero con las empresas dos: algunas que han estado alerta entendiendo, conociendo, interiorizando y formándose en cómo la tecnología les ayuda. y otras que están mirando a otro lado, preocupadas por millones de cosas. Os invito a que compatibilicéis las dos cosas. No dejéis de tener un ojo avizor, estratégico con la tecnología", dijo Romera.

De este modo, mencionó las posibilidades del 'cloud', el 'blockchain', y la estrella del momento, la inteligencia artificial (IA) que afirmó que está "liderando la cuarta revolución industrial". Para ello, señaló que tiene tres pilares en los negocios. Lo primero, explicó que la IA tiene un impacto en los procesos de reducción de costes porque todo se puede 'robotizar', "con retorno de la inversión desde el kilómetro cero". El segundo es el dato, "que ha venido para quedarse y es el nuevo recurso natural". La IA en este caso ayudará a transformarlos en conocimiento.

Con todo, Romera afirmó que "esto no va de inversiones ingentes, la tecnología se ha democratizado" y apoyó la idea de ir introduciendo proyectos escalables, "poco a poco y de forma ordenada". Por último, el tercer pilar son los asistentes virtuales, que permiten el contacto directo con los clientes a cualquier hora.

La música como incentivo del turismo

El sector de la música también tuvo cabida en la jornada turística, ya que los últimos años ha sido uno de los revulsivos para muchas ciudades. Para el director de Spain Live Music, Iñaki Gaztelumendi, las administraciones públicas han demostrado falta de empatía con el turismo. "El sector de la música es más pequeño, pero para el proceso de recuperación de la actividad económica tardará más que el turismo", valoró el empresario.

Las críticas a la clase política no se quedaron ahí, sino que el CEO de The Music Republic, David Sánchez, no han entendido la realidad del sector cultural porque "pedir dinero y que estés cerrado no te aporta mucho. Los préstamos no son positivos", afirmó, al tiempo que auguró que muchas de las empresas están abocadas a desaparecer. En ese mismo tener se manifestó el CEO de Das Audio, Manuel Peris, que se refirió a esas medidas como "pan para hoy y hambre para mañana". Por último, el presidente de SOM Produce, José María Cámara, apuesta por empezar a reactivarse para que se inicie la demanda estancada.

La jornada terminó con cuatro casos de empresas emprendedoras relacionadas con el turismo. Era el caso de Actiu, representada por su consejera y responsable de reputación corporativa, Soledat Berbegal. A principio de la pandemia, dijo, se enfocaron en cuáles de las cosas que ya hacían a diario podían continuarlas. "Teníamos que utilizar ese conocimiento para hacer proyectos que no tenían que ver con la oficina, porque estaban vacías, pero sí con el espacio para trabajar", señaló Berbegal.

La cofundadora de Passporter, Andrea Cayon, señaló que les sirvió para crear un nuevo modelo en el que trabajan con entidades y grandes corporaciones para darles visibilidad. Al tiempo, explicó que la pandemia les hizo posponer hasta el verano uno de sus proyectos que tenían a punto de salir en su empresa.

En el caso de Holafly, su CEO Pedro Maíquez informó que implementarán un modelo más escalable, que sirva para incrementar su público objetivo y hacerlo más global. El último caso expuesto fue el del hotel Vivood, que su CEO Daniel Mayo explicó que en su primera gran decisión optaron por incluir un seguro sanitario gratis a todos los clientes. Otra opción fue "no entrar en una guerra de precios" y decidieron que la covid no sería motivo para bajar el nivel de sus servicios a los huéspedes, "hemos subido incluso los precios", comentó Mayo.

La jornada es una iniciativa de la Asociación Valenciana de Empresarios, a la que se suman la Asociación de la Empresa Familiar (AEFA), la comunidad global de directivos APD, la Cámara Alicante, la Confederación Empresarial Valenciana, EDEM Escuela de Empresarios y la Asociación Empresarial Hotelera y Turística de la Comunidad Valenciana, Hosbec.

Noticias relacionadas

next
x