Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

intervención del ceo de room mate hotels en la jornada de turismo de benidorm

Kike Sarasola: "Hay que dejar de gastar un duro en atraer a los europeos porque están arruinados"

7/10/2020 - 

BENIDORM. La VII Jornada de Turismo de Benidorm contó con una ponencia estrella, el CEO de Room Mate Hotels, Kike Sarasola. El empresario hizo un repaso sobre la creación de su marca, pero también tuvo tiempo para hablar de la situación por la que pasa el sector turístico, uno de los más devastados por la pandemia de la covid-19. "Gracias a Dios, tengo el 70% de los hoteles fuera de España", dijo el madrileño, que criticó la comunicación exterior del país, que calificó de "nefasta" así como la que realiza el propio sector al Gobierno Central.

Sarasola aseguró que uno de los problemas radica en que las comunidades autónomas venden diferentes datos y "no hay una misma medición. También en Europa, que tiene que establecer una serie de medidas comunitarias, no hemos sido capaces de conseguirlo". Al mismo tiempo, destacó que tienen que hacer autocrítica, "a lo mejor tenemos demasiadas asociaciones, o muy pocas. Desde fuera lo miro y no sé si estamos demandando mucho, poco o mal". Por ello, dijo que es necesario "cambiar todo", para conseguir que se les apoye "para que no se vaya al garete el sector". Además, rechazó la idea de medir el éxito del turismo contando el número de visitantes cada año.

Con todo, señaló que lo importante ahora era recuperar la "marca España". Por ello, afirmó que no era momento para hablar de singularidades, como Benidorm o Alicante, si no del país en su conjunto. Entre otros asuntos, manifestó que se tenían que prohibir a ellos mismos hablar mal del sector. A continuación, comentó que cree en el turismo de sol y playa, y por ello ha fijado su próxima apertura en Magaluf. 

Pero también mencionó que lo que hay que hacer es "no gastar un duro en atraer a los europeos, que están arruinados. El que se deja dinero es el americano y el chino", apostilló. En este sentido, criticó que se buscara tener un lugar en ferias de turismo europeos, y no tratar de generar demanda en estos otros mercados, aportando acciones culturales que llamen más la atención de este público. Entre otros asuntos, destacó la labor de los italianos en este ámbito, "son los que mejor lo hacen", dijo, asegurando que España debería de copiar su estrategia para "venderse mejor".

El empresario defendió el modelo seguro que están llevando en sus establecimientos, haciendo pruebas a sus trabajadores cada cinco días y a los huéspedes, unos tests que les cuesta 4,5 euros cada uno.

Con respecto a sus propios datos durante la pandemia, explicó que lo que mejor le está funcionando es la línea de negocio de los apartamentos turísticos. Sarasola opina que los turistas tienen menos miedo a ir a una vivienda vacacional, hacerse su propio desayuno y no cruzarse con nadie más. Así, concretó que en estos alojamientos solo habían perdido un 30% con respecto al año pasado. Además, indicó que en sus hoteles internacionales la ocupación está entre el 30% y el 50%, mientras que en España se sitúa en torno al 15%.

El empresario pidió que se les hiciera más caso por parte del Gobierno de Pedro Sánchez. "Ni nos escuchan, ni se nos espera", lamentó Sarasola, recriminando que no estuviera en la Comisión de Reconstrucción la ministra de Turismo, Reyes Maroto. Por eso considera que tendrían que cambiar el diálogo actual porque "no funciona". Con todo, dijo que había que actuar ya, porque no pueden "esperar a Semana Santa, el 90% de las compañías no aguantan". Además, el hotelero afirmó que tienen que decir "basta, porque no queremos ser un país subvencionado".

Sarasola pidió que haya más actuaciones para incentivar la demanda, poniendo de ejemplo los bonos turísticos de Italia, y que por además, han puesto en marcha otros lugares como Andalucía y la Comunitat Valenciana.

Finalmente, el CEO de Room Mate Hotels dejó clara su intención de establecerse también en la Comunitat Valenciana, comentando que se conocía "muy bien" Benidorm porque su abuela vivió en la ciudad, pero más firme parecía su apuesta por València: "He estado mirando cosas, si alguien tiene algo que ofrecer, estoy encantado de verlo", dijo entre risas.

Noticias relacionadas

next
x