Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

pugna empresarial por la prestación del servicio

Hacienda ratifica la nulidad del contrato de zonas verdes de Alicante, suspendido por otro recurso

17/06/2020 - 

ALICANTE. La contrata millonaria de mantenimiento y conservación de zonas verdes de Alicante seguirá, por el momento, en la casilla de salida, sin contar con adjudicatario definitivo. El Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales (TACRC), dependiente del Ministerio de Hacienda, ha desestimado las alegaciones formuladas por el Ayuntamiento de Alicante en una nueva resolución en la que ratifica la nulidad de la adjudicación del contrato a STV Gestión, en respuesta al recurso presentado por Geamur: la compañía que ha asumido la prestación al menos durante los últimos 15 años.

Fuentes consultadas por Alicante Plaza indicaron que la resolución del TACRC mantiene su conclusión inicial, conocida este mes de abril, e insiste en que la oferta de Geamur no debió quedar excluida del concurso, puesto que sí justificó de manera motivada el precio de su propuesta. Según el tribunal, lo hizo en cuanto se le requirió que detallase sus importes ante la posibilidad de que pudiese haber incurrido en una baja anormalmente desproporcionada. 

En esta línea, el organismo dependiente de Hacienda vuelve a instar al Ayuntamiento a retrotraer el procedimiento de contratación al momento previo a su descalificación, de manera que vuelva a evaluarse el conjunto de las propuestas que concurrieron a la licitación, dejando sin efecto la adjudicación a STV Gestión.


No obstante, el regreso a ese estadio del proceso permanece ahora suspendido por un recurso posterior. Esta vez, se trata de una acción planteada por Eulen, otra de las empresas que también presentó plica para conseguir la contrata. Así, según las mismas fuentes, el registro de esta nueva impugnación supone legalmente la paralización de cualquier decisión administrativa, en la medida en que los nuevos acuerdos que se adoptasen ahora podrían verse afectados por la resolución que el TACRC pueda adoptar sobre esa última reclamación de Eulen.

¿La consecuencia? Por el momento, el servicio seguirá corriendo a cargo de Geamur, cerca de dos años después de que venciese la duración de su contrato. Se trata de una situación común a otros contratos municipales que continúa motivando los reproches del interventor municipal. 

En concreto, en el informe de liquidación del presupuesto de 2018, el alto funcionario responsable de velar por la estabilidad económica del Ayuntamiento alerta de la aprobación de pagos bajo la fórmula del reconocimiento extrajudicial de créditos (por servicios no presupuestados o carentes de cobertura a través de su correspondiente contrato en vigor) por un importe global de 9,8 millones a lo largo de ese año. En su mayoría (4,5 millones en concreto) corresponden a la prestación del servicio de mantenimiento y conservación de zonas verdes de la ciudad, precisamente asumido por Geamur.

La ratificación de la nulidad en la adjudicación ha suscitado ya las primeras reacciones entre los grupos que ejercen funciones de oposición. Por lo pronto, el portavoz municipal de Compromís, Natxo Bellido, ha señalado que por el momento el ayuntamiento ya acumula "cerca de dos años pagando facturas sin contrato en la concesión de zonas verdes". En esta línea, ha señalado que PP y Cs "tuvieron que hacer un contrato de emergencia para renovación del servicio autobuses, después de 50 años, porque no llegaron a tiempo; seguramente el gran contrato de limpieza no sabemos si podrá licitarse el próximo año. Este bipartito llega tarde a todo, es su seña de identidad de un equipo de Gobierno que ni está preparado ni saben gestionar la ciudad Alicante y su contratación", ha concluido.

Noticias relacionadas

next
x