propone gestión a través de un consorcio

Elche envía a Mazón su Palacio de Congresos; la Diputación se compromete a financiar la redacción

14/11/2020 - 

ELCHE. Tal y como estaba previsto, a rasgos generales, ya que se preveía a finales de octubre o principios de noviembre, el equipo de gobierno ya ha enviado a la Diputación de Alicante su proyecto de Palacio de Congresos. Se trata de un informe de prospección del sector del turismo MICE en la ciudad que quiere impulsar, y la justificación de por qué necesita un Palacio de Congresos, que básicamente se resume a grosso modo en que pretenden que sea una palanca de crecimiento tras la era covid, ya que el Centro de Congresos se queda pequeño para aspirar a grandes eventos. El bipartito pretende que se gestione mediante un consorcio, y espera que la Diputación incluya una partida en las cuentas de 2021, a lo que esta se compromete

La pelota vuelve a Diputación, que esperará a la UMH

En este sentido, desde la entidad que preside Carlos Mazón aseveran que se comprometieron a meter una partida presupuestaria en las cuentas de la Diputación para el próximo año y así lo harán. Concretamente, para financiar la redacción del proyecto. Eso sí, matizan que esperarán en cualquier caso a que el estudio encargado a la Universidad Miguel Hernández (UMH) finalice, y que ya ha sido motivo de controversia desde hace meses al no haber sido encargado desde el ámbito municipal. 

Precisamente, tras la gestión del informe impulsada por Cedelco y a la que la Diputación agarró el guante, el bipartito ha querido tejerse su consenso. Se reunió con Aesec, que apoyaba el estudio y no veía clara la ubicación, después con distintas asociaciones del barrio de Carrús, entidades festeras, vecinales, culturales y con representación también de clubes deportivos y de centros educativos, de la que salió con apoyo para llevar el proyecto al barrio. Y esta semana se reunía con CCOO y UGT para presentarles el proyecto.

Sin reuniones con arquitectos ni sector turístico

Eso sí, con quien no se han reunido es con los colectivos profesionales, como urbanistas y arquitectos, que en un principio iban a participar en la reunión celebrada en Carrús, pero al estar vigentes nuevas restricciones, se aplazó y nunca más se supo de este hipotético encuentro. Tampoco se han reunido con el sector turístico ni hotelero a través de Aete, la patronal local del sector que además organizó durante el año pasado una jornada sobre el turismo congresual, vislumbrando sus potencialidades y necesidades, a la que además asistió el regidor Carlos González.

Con esas, el bipartito da por cerrado el consenso en la práctica, o al menos el que estima necesario, y ya ha enviado el informe a la Diputación, si bien es cierto que tampoco había mucho margen si la intención es que los presupuestos de la Diputación contemplen ya dinero para el proyecto. 

La candidatura ilicitana: el Centro de Congresos, impacto de 10,5 millones al año

En el informe se destaca la ubicación de la ciudad y su clima —curiosamente, nada del enclave de Jayton— como factores para atrapar ese turismo congresual, además de su oferta gastronómica, hotelera, cultural o patrimonial. Destaca que respeto a 2018 las reuniones en poblaciones del rango en el que se encuentra Elche han crecido en este ámbito y que además la ciudad cuenta con veinte años de experiencia con el Centro de Congresos, gracias también a formar parte de la red del Spain Convention Bureau.

Del Centro de Congresos, que se explica que ha estado ocupado 254 días durante 2019, se han realizado desde 2003 4.000 actividades por las que han pasado más de 500.000 personas. Según el estudio, el 48% han sido jornadas, congresos y convenciones, que han generado para la ciudad entre 175 y 200 millones de euros —a razón de 250.000 personas de evento MICE con una media de permanencia de entre 2 y 3 días, a razón de gasto diario de 300 euros—.  Lo que calculan como un impacto de 10,5 millones de euros anuales. Defienden que si se duplican los visitantes, aumentará el impacto económico y se amortizará la inversión en la construcción del nuevo Palacio de Congresos, que podría rondar los 30-40 millones, cifra que se contempla. 

El plan del bipartito es lograr ser líderes en el segmento de sedes que acogen la horquilla de congresos de entre 500 a 1.500 delegados, e integrarse en el circuito de las ciudades que organizan eventos de más de 1.000 asistentes. El público objetivo es el sector médico-sanitario, económico-comercial y científico-universitario, prestando también atención a otros emergentes como el deporte. Ayudaría, exponen, a incrementar el número y tamaño de los eventos, ampliar el periodo de estancia en la ciudad y el gasto medio por persona. 

Un Palacio flexible con restaurante, aparcamiento subterráneo o sala de exposiciones en un edificio singular

Aunque el alcalde ya trazó públicamente las líneas maestras de cómo debería ser ese Palacio, en el informe está más concretado. Las características que se manejan son una Sala Principal dotada de 1.500 asientos, panelable para cuando se realicen reuniones menos numerosas; varias salas polivalentes, al menos 5, y en las que se puedan distribuir 1.500 personas, una de ellas con capacidad para 500 y el resto con aforo de entre 250 y 300 personas; sala de exposiciones con aforo para 1.500 personas como mínimo; restaurante – cafetería; aparcamiento subterráneo para aproximadamente 500 vehículos; aparcamiento cercano para autobuses; accesos abiertos y ajardinados; peatonalización y zonas verdes en el entorno; exteriores abiertos a la ciudad, y con buenas conexiones viarias; edificio singular y con empaque, "que constituya un icono para la ciudad y para la provincia, y que la identifique". 

El Consorcio

En cuanto a la gestión, se apuesta por un consorcio en el que se integren la Diputación de Alicante, el Ayuntamiento, y el sector privado empresarial y turístico de la ciudad, a través de los presidentes de las asociaciones de ámbito local más representativas, legalmente constituidas. La Secretaría técnica del Consorcio podría ser la propia oficina Elche Convention Bureau, explican. 

Estaría gestionado por tanto de forma compartida, institucional y empresarialmente, adoptándose las decisiones en el seno de un Consejo Rector en el que estarían representadas las entidades que formarían parte del Consorcio, mientras que los servicios complementarios, de restaurante-cafetería y aparcamiento subterráneo, podrían ser concesiones que explotaran empresas privadas. En cuanto a los costes de funcionamiento, se propone que esté financiado en condiciones similares a las que la Diputación aplica en grandes infraestructuras culturales creadas por la institución como el Adda o el MARQ

Eso sí, sobre los plazos que plantea el Consistorio y dependiendo de los trámites, parecen difíciles de cumplir —además de estar desactualizados—: cesión del suelo antes de 2020, elaborar el pliego de la asistencia técnica entre septiembre y diciembre, iniciar la redacción del mismo en enero de 2021 y aprobación en agosto, de forma que en octubre de 2021 empiece la licitación de las obras para adjudicarlas en diciembre. Y todo eso teniendo en cuenta que Mazón no va a mover ficha hasta que esté el estudio de la UMH.

Noticias relacionadas

next
x