X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

buscan alquileres a 30 años a precios bajos

El sector fotovoltaico se fija en el Camp d'Elx pero sus condiciones frenan a los propietarios

20/01/2020 - 

ALICANTE/ELCHE. El sector fotovoltaico, en el que se han disparado los proyectos en trámite o en ejecución en el último año, se ha fijado hasta ahora sobre todo en el interior de la provincia para proyectar grandes instalaciones, como las plantas de Green Capital Power en Monóvar, o Premier Group en Villena, Salinas y Elda. Sin embargo, también buscan emplazamientos para plantas solares en otros emplazamientos, y concretamente en Elche.

No obstante, a pesar del interés creciente de los promotores por instalarse en la ciudad de las palmeras, de momento todavía no se ha concretado ningún proyecto, más allá de las iniciativas locales como las de la Universidad Miguel Hernández (UMH) con su futura planta fotovoltaica en rectorado y lo mismo en otras firmas de Elche Parque Empresarial como Pikolinos u otras fuera del enclave industrial como el nuevo establecimiento de Lidl, además de la creación de firmas específicas para operar en el sector por parte del empresariado ilicitano. El motivo, según fuentes conocedoras, son las condiciones que ofrece el sector a los propietarios del suelo, que no son las más atractivas.

Al contrario que otros promotores de energía solar, como las ya citadas o la británica Hive Energy, que impulsa una planta de 50 MW en Beneixama, en el caso de Elche el interés por promover instalaciones solares no ha venido precedido de la compra del suelo necesario, sino de la negociación de su alquiler. Los promotores buscan suelo en el Camp d'Elx, lo que podría suponer una buena oportunidad para alguno de los agricultores de la zona. Sin embargo, ofrecen un importe demasiado bajo por dicho alquiler, que suele ser a 30 años, y sin posibilidad de que en ese periodo el propietario pueda venderlo.

Estas condiciones son las que estarían frenando el interés de los propietarios de suelo por alquilarlo a los promotores fotovoltaicos, según las mismas fuentes, y en consecuencia impidiendo que se concrete alguno de los proyectos que sobrevuelan la zona. La última gran iniciativa que se conoce en Elche, que no se ha llevado aún a cabo, tuvo lugar hace ya dos mandatos, con la popular Mercedes Alonso en la Alcaldía y en plena crisis. La firma china Hareon Solar y la local Himin Solar impulsaron la planta de Balsares, a la que hace dos años se rebajó la potencia (49,98 MWp) para que la autorización dependiese del Consell y no del Gobierno, y ya tiene luz verde. Mientras tanto, el propietario de Himin, Luis López, sigue expandiendo su negociado: hace dos semanas creaba en Elche cinco firmas para gestionar participaciones en empresas y un día después dos firmas dedicadas a la ejecución y construcción de instalaciones productoras de energías renovables, Rocamora Solar 1 SL y Rocamora Solar 2 SL

Noticias relacionadas

next
x