X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

SONDEO AP (I) - con la entrada de vox (1), el pp bajaría a 7 y cs se estancaría en 3

El PSOE ganaría las elecciones en Elche y podría formar un Botànic local con Compromís y Podemos

13/05/2019 - 

ELCHE. El municipio ilicitano podría volver a tener un tripartito de corte progresista en el Consistorio. Según el sondeo que ha encargado Alicante Plaza a SyM Consulting a través de 498 encuestas telefónicas realizadas entre el 4 y el 5 de mayo (bajo del todo se puede ver la ficha técnica), la izquierda podría gobernar de nuevo en la ciudad. El PSOE subiría en votos, siendo el primer partido más votado, lo que le permitiría, a priori, reeditar otro tripartito, en este caso, con Compromís y Podemos, que sería una de las novedades de la legislatura. 

A tenor de la encuesta realizada, la otra novedad sería la esperada entrada de Vox en la corporación, aunque no con una irrupción tan fuerte como se podría imaginar. Con un único concejal, en este caso, concejala, los números no dan para una vuelta de la derecha a la alcaldía ilicitana, ya que el PP perdería dos concejales —uno a costa de Vox, y el otro a costa de la fragmentación del voto en su espectro ideológico— y Ciudadanos quedaría igual, con tres concejales, a pesar de aumentar en votos y ser el segundo partido más votado de la ciudad en las Elecciones Generales. Así pues, la entrada de la formación que en Elche lidera Amparo Cerdá impediría obtener un mejor resultado tanto para la lista de Pablo Ruz como para la de Eduardo García-Ontiveros, además de la fragmentación del voto en la derecha.

Precisamente, fruto de esa dispersión, quedarían fuera dos partidos de marcado carácter localista como el Partido de Elche (3,92%; 4308 votos), que ha sido clave durante la legislatura para dar estabilidad al tripartito junto a Compromís y PSOE, e Ilicitanos por Elche (4,50%; 4942 votos), que fueron los primeros aliados del binomio progresista en los primeros compases de la legislatura. Así pues, estas dos formaciones quedarían fuera en favor de Vox y Podemos, que serían los dos nuevos protagonistas, con estos últimos entrando más fuerte, con una horquilla de entre dos y tres concejales. Y dejando sin apenas margen de entrada a Elx en Peu, la coalición impulsada por Esquerra Unida, que sacó 4.200 votos en 2015.

Así pues, el PSOE, como con las Generales y las Autonómicas, se vería beneficiado en estos comicios. La lista de Carlos González ganaría de uno a dos concejales, obteniendo el 29,64% de los votos, frente al 26,2% que obtuvo en 2015. No se puede decir que se trata de voto útil, pues es un efecto que suele desaparecer en las elecciones locales. No obstante,  pesar de que se esperaba más de su gestión, el el no haber cometido ningún escándalo junto al crecimiento que suele obtener quien gobierna, hace que vuelva a ganar las elecciones después de más de diez años. La última vez que vencieron los socialistas fue en 2007. 

Posibles opciones de gobierno

Asimismo, con estos buenos resultados, logrando más autonomía, le permitirían al PSOE tener la sartén por el mango respecto a sus socios lógicos, Compromís y Podemos, ya que no tendría muchas más alternativas quedando fuera los dos partidos localistas con los que ya pactó en la legislatura. Porque aunque a nivel local no se podría descartar un acuerdo con Ciudadanos, a pesar de que sería la última opción, se quedarían cortos e incluir a Podemos o Compromís con el partido naranja parece imposible. En cualquier caso, fijando como referencia la cifra más baja de cada uno de los resultados, con los 9 de PSOE y los 4 de Compromís quedarían a un edil de la mayoría, que está en 14. Podemos podría apoyar desde fuera como el Botànic o entrar para dar una mayor estabilidad, que puede ser una opción más realista y demasiado suculenta como para rechazar. Aunque sería una situación más difícil de manejar. 

Precisamente respecto a la candidatura que lidera José Vicente Bustamante, obtendría un buen resultado, ya que entraría al menos con dos concejales, aunque llama la atención que esos dos ediles no van en detrimento de Compromís, que a priori debería ser quien más sufriera la entrada del partido morado. Bajarían del 13,8% de los votos al 12,57%, que en cualquier caso les valdría a los de Mireia Mollà para que repitieran los cuatro ediles que tienen. Por lo que según el estudio demoscópico, la fragmentación del voto en la izquierda no tendría grandes víctimas, salvo Elx en Peu, que quedaría fuera y parece que sería Podemos quien más se beneficiaría de esos miles de sufragios que se llevó en 2015 Esquerra Unida.

El bloque de la derecha sufriría más la dispersión

Por otra parte y según el sondeo, las catorce candidaturas que concurrirán el 26 de mayo afectarían sobre todo al bloque de la derecha, y más concretamente, al Partido Popular. La irrupción de Vox, que se alimenta principalmente de su voto, obteniendo el 5,03%, haría que perdiera dos concejales, pasando de 9 a 7, al lograr el 21,26% frente al 29,6% de 2015. La entrada de estos últimos también afectaría a Ciudadanos, que les impediría crecer a costa de los populares como ha ocurrido con las Generales, estancándose con una tímida subida del 9,6% al 10,06%; 3 concejales. Tanto la formación naranja como los populares serían quienes más sufrirían los daños colaterales de tanta dispersión: la obvia entrada del partido de Santiago Abascal, partidos pedáneos que surgen en feudos del PP o la escisión de Ciudadanos, Contigo

Así pues, según el sondeo de SyM Consulting —con estimaciones basadas en modelo propio teniendo en cuenta Intención Directa de Voto declarado en la encuesta, simpatía política y resultados en otros procesos electorales—, como se podía prever, la amplia sobreoferta electoral para el 26 de mayo ha causado sus estragos: la derecha saldría peor parada, con menos votos, Ilicitanos por Elche y Partido de Elche serían sustituidos por Podemos y Vox, y los partidos pequeños sacarían más de 2.000 votos que quitarían concejales a partidos con representación. Una encuesta que va en la línea de la de octubre de 2018, cuando aún no había entrado Vox en el panorama nacional y sin las Elecciones Generales, que puede que sean los dos aspectos que han influido en esta foto demoscópica. Por último, cabe resaltar que la siguiente candidatura en obtener representación sería Podemos en lugar de PSOE por 124 votos. 

FICHA TÉCNICA:

Censo electoral municipio de Elche (CER) Marzo: 168.891 personas.
Nivel de confianza: 95,45%
Margen de error máximo para Elche: 4,39%

Encuestas realizadas válidas: 498. Distribución proporcional por sexo y edad.

Trabajo de campo: del 4 al 5 de mayo de 2019
Técnica: Telefónica asistida por ordenador (IVR).
Muestreo: aleatorio estratificado por sexo y edad.
Llamadas realizadas a Elche: 9467 mediante proceso de generación automático de números telefónicos. Tratamiento de datos: SPSS

Director: Eduardo San José Requejo
Politólogo 

Noticias relacionadas

next
x