el alcalde había pedido rebajar la tensión

El primer pleno de Elche tras el verano se augura 'caliente': fiscalización de anomalías, embargos e impuestos

25/09/2021 - 

ELCHE. Esta semana los grupos municipales presentaban sus propuestas de cara al próximo pleno ordinario, el primero del nuevo curso tras las vacaciones. Ciudadanos planteaba un protocolo de prevención e intervención de la conducta suicida, Compromís que Elche sea declarada Ciudad por el Comercio Justo, García-Ontiveros medidas de integración a personas con el Trastorno de Espectro Autista... Sin embargo, no se prevé que sean las mociones las que generen choque, sino cuestiones que ya han dado que hablar estos días como la aprobación de la Cuenta General de 2020 con el informe del Interventor, la situación de la edil de Transparencia, las propuestas de impuestos...

Precisamente reunía el regidor Carlos González a los portavoces de los distintos grupos hace unos días, bajo la premisa de fumar la 'pipa de la paz' y bajar el tono que antes y durante el verano había regido la vida política municipal en los plenos y en los cruces de acusaciones. Sin embargo, previsiblemente no llegará ese entendimiento porque en los últimos días los gestos y propuestas entre oposición y equipo de gobierno no auguran que esta llegue. De hecho, en el seno del bipartito se espera otro pleno agrio o subido de tono en algunos de sus puntos. 

Uno de ellos será el de la aprobación de la Cuenta General de 2020, aprobada recientemente tras las liquidaciones y con el ejercicio cerrado, en el que se acompañaba un informe de Intervención que el Partido Popular ha utilizado para denunciar una vez más anomalías en la administración. Aunque ahora no se hablaba en el documento de sospechas de fraccionamientos de contratos, como sí en anteriores, vuelve a poner de relieve incidencias que para el PP son "irregularidades", como la gestión de las subvenciones, ayudas o licitaciones. De hecho incluso no descartan volver a la Justicia, a pesar de que la Fiscalía Anticorrupción ha archivado la causa —ahora en la Agencia Antifraude por si viera indicios de delito—. 

La fiscalización, un argumentario que el PP va a seguir explotando

Una línea que el PP va a seguir explotando y en la que incluso piden una auditoría externa. Sin embargo, desde el equipo de gobierno defienden que se están depurando esos problemas, se han implementado algunas medidas aunque insuficientes, como reconoce el Interventor, a pesar de que se ha calendarizado ya el plan para mejorar dicha fiscalización. Apuntaba el viernes el portavoz Héctor Díez que si para el PP eran válidos los informes con los que fueron a Fiscalía, por qué no ahora estos que son también de Intervención, ya que en ellos señala que no ve indicios de delito. 

En cualquier caso, será un argumentario previsible que se ha repetido estos días, y al que se añadirá otra cuestión en cierta forma fiscalizadora, aunque de la oposición. Los populares han pedido la comparecencia pública de Puri Vives, edil de Transparencia, por los embargos que tiene en su nómina. Una cuestión personal que no está vinculada con la actividad en el Ejecutivo local, aunque hay una cuestión que está sin aclarar, si la cuantía del asiento de 'Pasivo' que está en su declaración de bienes es la correcta o la que debiera reflejarse. Una línea a la que los de Pablo Ruz van a seguir sacando punta. El lunes se podría salir de dudas si Vives acaba compareciendo o si por contra, PSOE y Compromís deciden votar en contra y no dar lugar a esas explicaciones. Con la denuncia, los socialistas y el alcalde dieron su apoyo a la concejala, criticando al PP —también desde otras filas como Cs no lo veían bien— por hacer pública esta cuestión. Por otra parte, ya conocida.

Por último, se prevé también que con la modificación de algunas ordenanzas para agilizarlas, junto a la propuesta de la exención como mínimo semestral en 2022 de las tasas de terrazas para la hostelería, el PP aproveche para que se apruebe su iniciativa de rebaja impositiva. Ya avanzaba el presidente del partido que si sale adelante, algo que el bipartito no va a hacer porque supondría una rebaja de ingresos y por tanto de gastos, aprobarían los presupuestos de 2022. Una cuestión que sería más higiénica y de cara a la galería que pragmática ya que el bipartito tiene la mayoría absoluta.  

Noticias relacionadas

next
x