X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

los nacionalistas convocan ejecutiva, la marca blanca de Eu aplaza la asamblea

El PP se da margen para sumar votos a las cuentas a falta de las consultas de Compromís y Guanyar

5/03/2019 - 

ALICANTE. Todo sigue en el aire en el debate sobre la propuesta de presupuesto defendida por el Gobierno del PP en el Ayuntamiento de Alicante. Incluso la fecha para que pueda someterse a votación. El propio alcalde, el popular Luis Barcala admitió este lunes que no podía confirmar si el pleno extraordinario sobre las cuentas municipales se celebraría este próximo jueves, día 7, como se había anunciado tras la comisión de Hacienda del pasado viernes. El dictamen desfavorable (aunque no vinculante) con el que se zanjó dicha sesión habría llevado al PP a intentar un nuevo acercamiento con los grupos de la oposición en busca de los votos necesarios para garantizar que el acuerdo pueda prosperar. Así, se estaría barajando posponer el pleno de presupuesto hasta la próxima semana (posiblemente, hasta el miércoles día 13), aunque la versión oficial que mantiene el equipo de Gobierno es que los técnicos de la Concejalía de Hacienda están ajustando las enmiendas aprobadas en comisión y que no se podrá continuar con el proceso de tramitación de las cuentas hasta que emitan su informe definitivo al respecto.  

Al margen de esa contingencia, todo parece indicar que el PP trata de ganar tiempo para evaluar si puede producirse un cambio de criterio en alguno de los grupos políticos que, el viernes, votaron en contra de la propuesta (PSOE, Compromís y la edil no adscrita, Nerea Belmonte) o que optaron por una abstención (Guanyar y Ciudadanos). En ese hipotético giro podría influir la presión social que ya se ha comenzado a generar por parte de algunos colectivos vecinales, que ya han expresado temor y malestar por la posibilidad de que las cuentas puedan ser rechazadas. En esa posición se encontraría, entre otras, la Asociación de Vecinos de La Florida, que incluso ha dirigido una comunicación a todos los grupos políticos con representación municipal expresando esa preocupación. En concreto, en ese escrito aseguran no comprender que pueda producirse "el posible bloqueo de los presupuestos de 2019 y todos los demás acuerdos anexos que se habían logrado para que con estos presupuestos económicamente reforzados, todos los barrios y todas las juntas de Distritos habíamos conseguido integrar, no todo lo que necesitamos, pero algunas cosas que venimos demandando desde hace años".

Ese mensaje es hasta cierto punto similar al que volvió a trasladar el propio Barcala este lunes, quien volvió a pedir a los grupos políticos municipales que reflexionen sobre la repercusión que tendría en la ciudad la hipótesis de que el presupuesto no se apruebe. Entre otras cuestiones, el alcalde apuntó la pérdida de las inversiones municipales y, en particular, el posible incumplimiento con los proyectos comprometidos en el plan de reurbanización del área de Las Cigarreras, cofinanciado por la Unión Europea como Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible (EDUSI). 

En esta línea, Barcala reclamó reflexión ante la postura a adoptar en el pleno. "No hemos celebrado todavía la junta de portavoces. Les pediría a todos los grupos que reflexionaran para qué hemos cancelado el Plan de Ajuste si se vetan ahora unos presupuestos que por fin se pueden hacer siel Plan de Ajuste, por qué cierran la puerta a todas las inversiones y, sobre todo, porque se cierra la puerta a unas cuentas que nunca antes se habían consensuado como éstas con todos los grupos que no son del PP", insistió.

Por lo pronto, al menos dos grupos políticos deben afrontar todavía sus respectivos procesos consultivos para fijar una posición definitiva sobre la propuesta de planificación económica trazada por el PP. Se trata de Compromís y de Guanyar. En primer término, la coalición nacionalista ha convocado para este martes una reunión de su ejecutiva local para debatir sobre la postura que deben adoptar sus tres concejales en el pleno. Las fuentes consultadas señalaron este lunes que todas las opciones están sobre la mesa, aunque todo parece indicar que la menos probable es la de que la ejecutiva resuelva conceder un voto favorable sobre las cuentas. El debate podría circunscribirse, así, entre mantener el voto en contra de la comisión de Hacienda o inclinarse hacia la abstención.

Algunos colectivos vecinales ya han hecho llegar a los grupos políticos su preocupación por un posible rechazo de las cuentas, puesto que verían bloquedas inversiones que consideran necesarias

Con esa nueva posición, siempre que no se produjese ningún otro cambio de criterio, el PP tendría el camino despejado para que los presupuestos se aprobasen con más votos a favor que en contra: 9 síes (los de sus 8 concejales más el del edil no adscrito, Fernando Sepulcre), frente a 7 noes (los del PSOE, más el de Belmonte) y otras 13 abstenciones (5 de Guanyar, otras 5 de Cs y las 3 de Compromís).

En segundo lugar, Guanyar. La plataforma electoral que encabeza Esquerra Unida (EU) también tenía previsto consultar a su asamblea este mismo martes. Sin embargo, esa convocatoria quedó aplazada este lunes al no existir certeza sobre la fecha de celebración del pleno. La cita para pulsar la opinión de las bases se convocará dos días antes del desarrollo de la sesión. En ella, el grupo municipal expondrá el resultado de la negociación mantenida con el PP, dará cuenta de las propuestas admitidas y expondrá una posible posición de voto para que el conjunto de la asamblea se pronuncie. En la comisión de Hacienda, Guanyar optó por abstenerse, de modo que sus concejales podrían plantear la repetición de esa posición en el caso de que se constate que todos los proyectos no contemplados en el documento sobre el presupuesto ordinario se incorporen al menos en la declaración institucional que el PP baraja plantear como garantía de ejecución de sus compromisos políticos.

Sea como fuere, Guanyar registró este lunes "las tres enmiendas que se votaron y fueron rechazadas en la comisión de Hacienda del viernes" para que puedan ser votadas de nuevo en el pleno. Según concretó su portavoz municipal, Miguel Ángel Pavón, las tres fueron rechazadas "porque el PSOE no las apoyó al votar en contra o abstenerse. Sólo Compromís y Belmonte las apoyaron, votando PP y Cs en contra". Una de esas enmiendas votadas y rechazadas en la comisión plantea "crear con 1 euro una partida para la adquisición del edificio del antiguo cine Ideal. Según Pavón, "el viernes la votaron a favor junto a nosotros, Compromís, Belmonte y Sepulcre, 10 votos en total. PP y Cs votaron en contra, 13 votos en total. Y los 6 votos del PSOE fueron a la abstención. Si hubieran votado a favor la enmienda se habría aprobado. Esperamos que al menos el PSOE rectifique esa abstención por un voto a favor en el pleno y que nuestra enmienda termine aprobándose. La plataforma Salvem l'Ideal está al tanto de todo y apoya que nuestra enmienda se apruebe", concretó.

La segunda de las enmiendas rechazadas que se volverá a votar en el pleno es la de "eliminar la subvención de 80.000 euros a las Clarisas para unas obras en el monasterio de la Santa Faz de modo que se destinen 60.000 euros a los trabajos del plan de inclusión social y 20.000 euros a los trabajos del Plan Ciudad". Pavón concretó que "sólo nos apoyaron Compromís y Nerea Belmonte, 9 votos en total. El resto, incluido el PSOE, votaron en contra, 20 votos en total. Si el PSOE hubiera votado a favor la enmienda se habría aprobado. Esperamos también una rectificación de voto en el pleno".

La tercera enmienda rechazada fue la de "recuperar con 11.000 euros la partida para eliminar el recinto de la vaquilla del Moralet quitando el dinero al museo taurino". "Sólo nos apoyaron Compromís y Nerea Belmonte, 9 votos en total. El resto, incluido el PSOE, votaron en contra, 20 votos en total. Si el PSOE hubiera votado a favor la enmienda se habría aprobado. Nos parece una incoherencia tras expresar el PSOE públicamente su satisfacción con la reciente recomendación del Síndic de Greuges instando al Ayuntamiento a demoler el recinto. También en este caso esperamos rectificación de voto por parte del PSOE", añadió el líder de Guanyar.

Por último, Pavón recordó que "de las 44 enmiendas que presentamos sólo se pudieron votar en comisión 35, de las que 32 fueron aprobadas, creándose 30 partidas iniciales de 1 euro para distintas inversiones y gastos cuyo suplemento presupuestario por un importe global de más de 19 millones de euros tiene que figurar en el documento político que también se votará en el pleno de aprobación inicial del presupuesto".

Noticias relacionadas

next
x