alquiler para 15 años en la 'casa de don julio', protegida

El mejor local de la Corredora de Elche tendrá nuevo inquilino cinco años después: Grupo Saona

6/06/2021 - 

ELCHE. El inmueble más emblemático de la Corredora, la conocida como 'casa de Don Julio', volverá a tener inquilino, que también será una iniciativa singular. Se trata de Grupo Saona y su característica cocina mediterránea. Una importante apuesta por la ciudad y por una zona recién renovada con la peatonalización, en la que han empezado a brotar aperturas tanto en la misma como en el entorno. Aunque sin duda, esta futura apertura es una de las guindas a la actuación y un aliciente para la zona. Su intención es abrir tras el verano.

Proyecto a largo plazo en un inmueble singular

A este respecto, la familia Vicente —Jesús Vicente es fundador de Gesem Consultores—, propietaria del inmueble, ha arrendado el inmueble durante quince años, lo que significa una apuesta de largo recorrido para el centro. Y como apunta Laura Vicente —vicepresidenta de Fundesem—, "es un proyecto a largo plazo", y añade que ambas partes estaban interesadas en revitalizar la zona. Un proyecto "muy del estilo Saona, muy mediterráneo, con comida muy accesible y de buena calidad", explica Vicente, quien indica que a Saona también le interesaba mucho el edificio por ser emblemático: es la casa en la que vivió el conocido médico ilicitano Julio María López Orozco durante los años previos a la Guerra Civil y durante la contienda. Se trata de un edificio con protección estructural, del que sus principales elementos son toda la fachada exterior y su volumen, así como su escalera en planta. Se construyó en 1897.

El grupo prepara un restaurante que acogerá hasta a 130 comensales, pues se trata de un edificio de dos plantas y 496 metros cuadrados. Como indica la propietaria, "están invirtiendo muchísimo en el acondicionamiento del local para que dentro tenga su estilo", por lo que dado que ambas partes quieren un proyecto de recorrido, han acordado unos años de carencia al principio, de forma que conforme vayan amortizando la inversión el precio del arrendamiento vaya subiendo. "Es una forma de apoyar la inversión y el proyecto", señala Vicente. "Es un grupo fiable", apostilla.

Por otra parte, cabe destacar que durante este tiempo ha habido varios interesados en este local —entre ellos Burger King—, también desde antes de la peatonalización porque es un inmueble relevante y en una zona que sobre todo ahora empieza a resurgir. Hasta ahora era el único local comercial que quedaba en la Plaça de Baix, que tras la reciente ordenanza aprobada para regular las terrazas en la Corredora y en esta ubicación, podrá disponer de terraza en el lado de la plaza. Lo que supondrá trasladar el mobiliario existente. No se conoce el precio de la operación, aunque Vicente relata que es una inversión importante, lógico teniendo en cuenta que es un inmueble de considerables dimensiones y en el que no se puede actuar de cualquier forma por su protección. Eso sí, según portales inmobiliarios, al menos durante la Corredora ya peatonal, el alquiler era de 8.000 euros —que no tiene por qué ser la cifra del arrendamiento—. Anteriormente, en el edificio se encontraba la perfumería Julia, que abrió en 2006 y cerró una década después, el 30 de junio de 2016.

En cuanto a Grupo Saona, prevé la apertura de 12 restaurantes durante este año, y el ilicitano será uno de ellos. Si todo va bien, después del verano. Hace medio año abrió su primer restaurante en Alicante, y cuenta también con locales en Dénia y Xàbia; el resto, en la provincia de València y en Madrid. Empezó como un negocio familiar y cada vez tiene más presencia. Asimismo, además de su apuesta por la cocina mediterránea —marisco, pescado, arroces, carnes...—, también destaca la decoración de sus espacios, por lo que hay buenas expectativas con una iniciativa que estará en un enclave inmejorable. Uno de los mejores locales del centro y de la ciudad.

Se animan las aperturas en la Corredora

Por último, y sobre la Corredora, este mismo sábado contaba este medio la apertura de otro restaurante, en este caso, el japonés Kento. Junto a esta novedad, son los dos primeros establecimientos de este tipo, aunque no de hostelería, ya que recientemente han abierto una cafetería y una heladería. Pero sin duda lo que se ve es una tendencia ascendente tras la peatonalización de la Corredora, que ha atraído aperturas también en el entorno. Ahora quedará por ver si estas dos nuevos proyectos siguen impulsando la calle, que ha pasado de ser en unos años uno de los puntos de referencia para la moda y el textil con las franquicias de Inditex, a una vía ahora con mucha variedad. Recientemente abrió su primera firma de moda tras la intervención urbanística, y ahora la apertura de Saona es sin duda su aliciente más importante. Podría hacer de polo atractor para otras propuestas. 

Noticias relacionadas

next
x