la fundación salud infantil busca fondos de varias administraciones

El Instituto de Neurodesarrollo de Elche costará 10 millones; parte de la implantación, para 2023

28/04/2021 - 

ELCHE. La Fundación Salud Infantil sigue dando pequeños pasos para poder materializar el Instituto de Neurodesarrollo, que como ha venido dando cuenta este medio, supondrá un proyecto disruptor a nivel de la Atención Temprana y que colateralmente supondrá una importante iniciativa urbanística en uno de los barrios en plena expansión, el Hort de Travalón. El Ayuntamiento y la fundación han rubricado ya oficialmente la cesión de terreno para 40 años y prorrogables hasta 75 para un inmueble que supondrá una inversión de unos 10 millones de euros.

Siguiente hito: conseguir fondos 

La inversión es precisamente el siguiente paso, el siguiente hito una vez está despejado el asunto del suelo. Ahora la fundación puede centrar sus esfuerzos en recabar el respaldo económico que precisa para levantar el complejo. Aunque ya han entablado distintas conversaciones con la Generalitat, a través de las consellerias implicadas (Sanitat, Políticas Inclusivas e Innovación), en breve tendrán contacto con la Diputación de Alicante, con quien las conversaciones están "muy avanzadas", según explica Antonio Luis Ruiz, vicepresidente de la entidad. La institución provincial que preside Carlos Mazón se comprometió a aportar fondos, así como la propia conselleria de Sanitat, según declaró Ana Barceló.

Plazos

Ahora mismo están abiertas las opciones también de líneas de financiación del Estado, pero también europeas o autonómicas como el programa IRPF de la conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas. Como explica el vicepresidente, el proyecto arrancará por fases y módulos, dado que así es como también está planteado a nivel arquitectónico: se irán instalando módulos vinculados a los programas de tratamiento de Salud Infantil y se pueden ir ampliando en el tiempo. En cuanto a los tiempos, se espera que toda la zona de investigación pueda estar antes del final de 2022, aunque reconoce Ruiz que "una parte importante sería en 2023", pero reconoce que es un plazo "optimista" el estar instalados y plenamente operativos allí a finales de 2023. Eso sí, hay que tener en cuenta los largos tiempos de la administración y sus convocatorias con proyectos de esta envergadura. 

Un edificio flexible, abierto y sostenible

En cuanto a las características del inmueble, diseñado por ARN Arquitectos, serán unos 5.000 metros cuadrados construidos dividido en tres fases tanto de ejecución como de programa. En la primera entraría la Atención Temprana y postemprana para atender alrededor de 400 niños al mismo tiempo; en la segunda fase, entraría la educación infantil de primer ciclo, el centro inclusivo; y la última fase sería el centro de investigación que cerraría el espacio. 

Son tres módulos independientes entre ellos, altamente sostenible, que permita alcanzar una reducción del 80% de las emisiones de CO2, que lo cumpliría ya en la primera fase; un inmueble complejo, pero también plenamente adaptado. La fase más sencilla podría costar un millón de euros y la más complicada tres. Asimismo, en su conjunto se ha planteado como una construcción abierta que sea también un punto de referencia en el barrio y en la ciudad, que se integre. 

Proyecto para aumentar las líneas de investigación

Por último, y en referencia al contenido, la directora de la fundación Jessica Piñero destaca que el proyecto permitirá aumentar el apartado de ciencia "transversal" en colaboración con las tres universidades implantadas en Elche, pero también con el resto de entidades y centros en materia de Atención Temprana y postemprana. "A nivel asistencial va a atender a niños desde atención temprana de 0 a 6 años que tienen alguna discapacidad o riesgo de padecerla", donde Salud Infantil destaca que tiene experiencia de dos décadas. A veces la patología permanece a partir de los 6 años y por ello se desarrollará esa atención postemprana también en las nuevas instalaciones, vinculada al área de educación con la escuela infantil que convivirán con niños con y sin discapacidad, con personal cualificado y en el que también se quiere implicar a las familias.

Esta parte asistencial que se desarrollará en Elche está conectada con la pata de investigación para generar grupos de laboratorio tranvsersales que le den al edificio una perspectiva no solo local. Estará implantado en el municipio por tener las bases aquí, pero se quiere que traspase las fronteras gracia a los más de 60 convenios con universidades de dentro y fuera del país. De hecho, el presidente de la fundación, Fernando Vargas, destacaba que será un proyecto pionero a nivel autonómico pero también a nivel nacional. 

Ampliación de plantilla

Asimismo, al ampliar el área de investigación con las nuevas instalaciones, permitirá que se pueda conveniar con otras instituciones para compartir líneas de investigación "pero que también podamos contratar a profesionales del ámbito investigador", apunta Piñero, que pueden ser de biomedicina, ingeniería y más, "porque queremos enfocarlo todo a demás de en las intervenciones de la Atención Temprana, en la Inteligencia Artificial ligada a la discapacidad". Esto último ya abrirá de una parte importante el equipo profesional. De momento ya han dado varios pasos en ese sentido.

En la asistencialidad propia de los servicios también se prevé que con el aumento de plazas puede ser que en Atencion Temprana aumente en un 5% la plantilla, aunque aún están estudiando las posibles plazas a través de convenios y futuros proyectos con otras entidades, además de contratos de prestación de servicios con autónomos para inciativas en equipo, así como contratos laborales para investigación y la atención porque el Instituto permitirá ese incremento de plantilla. 

Noticias relacionadas

next
x