Hoy es 18 de mayo y se habla de aquaculture ACUICULTURA alicante urbanismo benidorm iglesia

pp y cs bloquean las dos iniciativas y evitan la crítica a llopis

El bipartito de Alicante, equidistante: evita el debate para aislar a Vox y para reprobar a Marzà

30/04/2021 - 

ALICANTE. Sin votación para establecer un cordón sanitario a las iniciativas de Vox, como proponía Unides Podem. Y tampoco sobre la propuesta de reprobación formulada por el partido de Santiago Abascal en la que se promovía la reprobación del conseller de Educación, Vicent Marzà, como supuesto responsable de sufragar y organizar la actividad desarrollada en el CEIP Voramar con motivo del Día del Libro. El equipo de gobierno, el bipartito compuesto por PP y Cs, ha optado por una posición equidistante para bloquear el paso a las dos iniciativas, tras sumar sus 14 votos con la intención de que las dos declaraciones institucionales no pudiesen considerarse asuntos de urgencia. Sin ese trámite, ninguna de las dos ha llegado a poder debatirse y votarse. 

Por partes. La propuesta planteada por Unides Podem para aislar a Vox en el pleno del Ayuntamiento ha recabado 16 votos en contra: los 14 de la suma de PP y Cs y los dos de los concejales de Vox. Los 13 ediles de PSOE, Unides Podem y Compromís sí se han decantado por un voto favorable, lo que no implicaba necesariamente que las tres fuerzas fuesen a respaldar su contenido, una vez debatido. 

La iniciativa de Vox, con la que se pretendía expresar una condena política al conseller Marzà por la supuesta exhibición de una bandera republicana en una actividad escolar desarrollada en el CEIP Voramar (ya negada por el consejo escolar del centro), tampoco ha prosperado. En ese caso, ha contado con el voto en contra de PP, PSOE, Cs y Compromís. Unides Podem ha expresado que no participaría en la votación, por lo que su posición se ha contabilizado como abstención.

Lo cierto es que, hasta ese momento del debate plenario, que se ha prolongado durante casi 9 horas, tanto el PP como Cs habían mantenido plena sintonía con Vox, coincidiendo en la misma posición de voto que sus dos representantes en la mayor parte de las iniciativas debatidas a lo largo de la sesión. Sobre todo, respecto a las propuestas formuladas por alguna de las tres fuerzas que conforman el eje progresista. En realidad, Cs solo se ha desmarcado de la postura de Vox en la iniciativa planteada por el PSOE para reconocer la labor de los activistas en reconocimiento de los derechos LGTBI y condenar los ataques homófobos. Por su parte, el PP ha optado por abstenerse en esa votación, frente al voto en contra que ha expresado Vox, como ya ha informado este diario.


Ahora bien, no es menos cierto que con el rechazo de la propuesta de Vox sobre la reprobación de Marzà, PP y Cs también han evitado un debate incómodo, en la medida en que la edil de Educación, Julia Llopis (PP), fue una de las primeras dirigentes populares que expresó su crítica sobre la actividad escolar del CEIP Voramar. Llegó a tildarla de ejemplo de "adoctrinamiento" al asegurar -a través de un comunicado- que, durante su desarrollo, se había exhibido una bandera republicana. De ahí que también reclamase explicaciones al departamento autonómico que coordina Marzà.

Así, debate de la propuesta presentada por Vox habría expuesto a Llopis a convertirse en diana de las críticas de PSOE, Unides Podem y Compromís, que ya habían lamentado en varias manifestaciones registradas desde el pasado viernes las declaraciones de Llopis, tras acusarla de darle credibilidad a "un bulo" que incluso ha quedado desmentido por el consejo escolar del CEIP Voramar. Eso sí, como mínimo, los portavoces de los tres partidos, Paco Sanguino, Xavier López y Natxo Bellido, han aprovechado otros momentos de la sesión para recriminar las manifestaciones de Llopis y emplazarle a que "pida perdón" y "admitir su error", como enfatizó Sanguino durante el debate de la propuesta para reconocer la labor solidaria de las entidades vecinales que vienen facilitando alimentos a personas sin recursos desde el estallido de la pandemia.

PP, Cs, PSOE y Compromís se unen en defensa del trasvase del Tajo-Segura sin modificaciones en sus reglas de explotación

Por último, tras el descarte de esas dos declaraciones institucionales, la sesión plenaria se ha cerrado con la aprobación de una última iniciativa política secundada por PSOE, PP, Cs y Compromís en defensa de la continuidad del trasvase Tajo-Segura frente a la modificación de las condiciones de explotación promovidas por el Gobierno. La propuesta ha prosperado con los votos a favor de esas cuatro formaciones, la abstención de Vox y el voto en contra de Unides Podem. La iniciativa, redactada por el PSOE en base al llamado Manifiesto de San Miguel, suscrito por los alcaldes de los municipios de la Vega Baja, expresa el rechazo a la reducción de las aportaciones prevista en esa modificación de las reglas de explotación del trasvase. 

En concreto, en él se defiende el mantenimiento de las asignaciones actuales de los recursos procedentes del acueducto, tanto para el abastecimiento humano como para la agricultura, al tiempo que se pide paralizar de forma inmediata cualquier cambio que pueda llevarse a cabo antes de la aprobación del Plan Hidrológico de la Cuenca de la Demarcación del Tajo, y sin que se prevean caudales ecológicos que comprometan la viabilidad del trasvase Tajo-Segura.

Durante la sesión se han abordado otros acuerdos, como la aprobación del PAI de las harineras de Benalúa o el rechazo a la creación de una nueva comisión para analizar el futuro de la contrata de la limpieza y recogida de residuos, como ha informado este diario.

Noticias relacionadas

next
x