X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

el 3 de febrero contraron a otra empresa

Educación anuncia a padres y madres el cierre el viernes de la Escuela Infantil de La Murada

20/02/2020 - 

ORIHUELA. El martes, el concejal de Educación, Ramón López (Ciudadanos), se reunió por urgencia con padres y madres de la Escuela Infantil Municipal de La Murada para trasladarles que mañana la escuela cerrará. No es la única reunión de urgencia en las últimas tres semanas. Pero la del martes ha sido el deselance a una situación que no empezaba con buen pie. 

El viernes 31 de enero, la empresa Lysmon, que venía gestionando durante años la escuela, comunicaba que no se había prorrogado el contrato, por tanto su actividad terminaba ahí, quedando en el aire y desierta el futuro de la actividad de la escuela. A los padres y madres les pilló por sorpresa pero en diciembre de 2019, la empresa ya trasladó a la concejalía la decisión de no acogerse a una segunda prórroga. Sin embargo, transcurrido el fin de semana, primero de febrero, el concejal anunciaba, y así fue, la reapertura el lunes del centro a través de una nueva empresa, una operación para tratar de subsanar la situación ejecutada en 72 horas. 

El martes, padres y madres, conocieron por boca del concejal que "la escuela no se abriría hasta septiembre" según confirma una de las fuentes consultadas presente en la reunión. El concejal de Educación, Ramón López, ha declinado hacer ninguna declaración a petición de este diario. En este sentido, también según la misma fuente, López les aseguró que lo había intentando todo y que no podía hacer nada más y no se puede continuar con el servicio. 

Precisamente, el martes por la mañana, antes de que se conociera esta situación, el grupo socialista y Cambiemos Orihuela, registraban una solicitud de comparencencia del concejal de Educación en el próximo pleno, 28 de febrero. Con esta comparecencia, ambos grupos, quieren que López explique las razones y los mecanismos mediante los cuales se llevó a cabo la relación contractual con la nueva empresa (es la encargada de gestionar también la escuela infantil de Orihuela Costa). Pocas horas después de presentar la solicitud, que tendrá que ser votada en comisión, recibieron las primeras informaciones de que la escuela se cerraría. 

Ante el gran descontento entre las madres y padres, un grupo se trasladó hasta el Ayuntamiento para reunirse con el alcalde (PP), ya que López, según fuentes consultadas, aseguró en la reunión que no podía hacer nada más y era el alcalde quien tenía en su mano desatascar la situación. El alcalde no les pudo atender pero sí lo hizo personal de su confianza. Éstos admitierion que se había cometido un error y que trabajarán para que no quede cerrada la escuela lo que queda de curso. Les instaron a que mañana llamen para comunicarles las posibles soluciones que se pueden dar.

Carlos Bernabé, manifestaba que "cuando uno se presenta a unas elecciones lo hace para tomar decisiones y no para esconderse detrás de funcionarios y técnicos de la oposición, si hay en este Gobierno algún concejal o alcalde que es incapaz de firmar lo que hay que firmar, levantar algún reparo o ser valiente que se vaya a su casa".  

En esta situación además de los perjuicios que puede ocasionar tanto a padres, madres, como a sus hijos e hijas por romper una rutina, otro de los pilares afectados es el de las monitoras de la escuela. Se dieron de baja voluntaria al no prorrogar la anterior empresa el contrato y se marcharon a la nueva. En tres semanas han pasado de quedarse sin una y sin la otra.


Noticias relacionadas

next
x