X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

problemas y soluciones del comercio ilicitano

Edacom Elx: el reto de transformar el comercio tradicional y su urbanismo en uno del siglo XXI

2/06/2019 - 

ELCHE. Al calor del Plan Centro impulsado por el tripartito y apoyado entonces por Ciudadanos y colectivos de comerciantes, el equipo de gobierno encargó un informe sobre la situación del comercio local tras la entonces intensa preocupación sobre la disminución de tiendas y grandes firmas del centro. Para ello se encargó un Plan de Dinamización del Comercio Urbano de Elche, la Edacom Elx (Estrategia de Desarrollo de la Actividad Comercial Minorista de Elche), que intenta definir las causas y motivos del contexto comercial no sólo en el centro, sino en todo el municipio, analizando sus puntos fuertes y débiles y cómo adaptarlo a las necesidades del siglo XXI. 

Encargo fruto de un comercio que necesita renovación

Ha sido un plan elaborado por la Oficina del Plan Estratégico 2030 y la Agencia para el Fomento de la Innovación Comercial de Elche (AFIC), dependiente de la concejalía de Promoción Económica. Así pues, se trata de un plan que busca impulsar el comercio minorista, por la importancia que tiene en materia la cohesión urbana y ciudadana, el impulso de nuevas oportunidades de crear negocios, apoyo al desarrollo de otros sectores estratégicos como el turismo y los servicios o el fomento de las relaciones y comunicaciones sociales, entre otros. De hecho, el 40% de la actividad económica ilicitana está relacionada con el sector comercial y la hostelería. En 2016 empleaba a empleaba a 11.638 personas, más que la industria

La Edacom analiza algunos fenómenos que están ocurriendo debido a un proceso de cambios profundos acompañado de los efectos negativos que ha tenido la crisis económica que ha afectado en los últimos años, especialmente, a las pequeñas y medianas empresas y a los autónomos, además de la concentración de las grandes marcas, como se ha visto estos meses en L'Aljub. Grandes firmas que estaban en otros lugares y se han ido allí, o cómo las firmas de moda de la Corredora también, para competir todas en la gran superficie comercial

El análisis muestra habla de factores que afectan al comercio tradicional como los nuevos hábitos de consumo y compra de la ciudadanía, envejecimiento de la población o nuevas tecnologías de la información y el comercio electrónico. El plan cruza estos aspectos con el contexto ilicitano geográfico y económico, desguazando su situación en el arco Mediterráneo, con sus fortalezas como la industria del calzado o la atracción cultural de sus patrimonios que puede generar en la provincia, sobre todo en la comarca del Vinalopó y Vega Baja e incluso Murcia. 

Análisis de la situación previa

Atravesado por diversos planes, desde antiguos planes estratégicos como Futurelx hasta direcciones autonómicas como el Patsecova o a nivel europeo los Edusi, en los que se centra bastante. De hecho, estos identifican una serie de problemas urbanos principales como son:

- Alta tasa de desempleo y bajo nivel de renta
- Presión sobre el medio ambiente y natural
- Elevado consumo energético y congestión del tráfico
- Estancamiento y envejecimiento de la población
- Pobreza y exclusión social de colectivos desfavorecidos
- Infravivienda y degradación edificatoria
- Brecha digital y desigualdades socioeconómicas

Lo que a su vez genera diferentes vulnerabilidades, desde demográficas hasta económicas. Aspectos todos ellos que según el Plan, "tienen una gran incidencia en el nivel de desarrollo de la actividad comercial minorista del municipio ilicitano". Una situación que engloba dentro de fenómenos similares como el ilicitano que están ocurriendo en muchas ciudades del país. Tras reuniones con agentes del sector local y colectivos del Consell de Desenvolupament, hay una buena retahíla de causas locales que se han identificado y que añadir a estos desbarajustes urbanísticos.

Problemas del comercio minorista local

Dentro de la gestión empresarial se destaca que muchos comerciantes no tiene visión, ni estrategia, ni vocación empresarial; les falta formación y profesionalización, desajustes entre oferta y demanda, personalidad individualista de los comerciantes impide conseguir la cooperación en el sector y dificulta la unidad empresarial... En lo que toca a las nuevas tecnologías, hay una brecha digital importante entre pequeños y grandes comerciantes, falta de adaptación al comercio online, la no existencia de una plataforma digital de Elche ciudad para comprar... Asimismo, dentro de la oferta comercial tiene un papel relevante la 'fuga' de grandes marcas con gran capacidad de atracción de las zonas más urbanas a los centros comerciales de las afueras, falta de desarrollo comercial en las pedanías o incluso que no existe una oferta comercial singular de Elche que puede ser el comercio de calzado, se considera que no se aprovecha debidamente.

A nivel de establecimientos hay problemas claros con los precios del alquiler, la mala imagen de locales abandonados o la escasa dimensión de los locales en Elche dificulta la implantación de determinadas marcas en las zonas comerciales. También a nivel urbanístico se incide en que las instalaciones de los mercados municipales tienen que adaptarse a los nuevos tiempos, "con un formato más atractivo para las personas consumidoras", la disminución constante de plazas de aparcamiento regulado en superficie o la escasa inversión de la administración en el urbanismo comercial. También se añaden en lo referente a la imagen de ciudad varios ítems: escasa promoción de la ciudad en su área de influencia, falta de ocio joven en el centro o no potenciación de rutas comerciales y gastronómicas.

Diez grandes objetivos con pequeñas estrategias a implementar

Después de analizar los problemas del comercio ilicitano, se hace un análisis DAFO con las potencialidades que tiene: comercio diverso en distintas zonas, trato personalizado, buena oferta de comercio de proximidad, alto grado de generación de empleo, existencia del Plan Centro... También se explican sus amenazas. Después de un diagnóstico y análisis de la situación, lo esencial de la Edacom Elx es "definir y crear una visión de futuro de la actividad comercial minorista en Elche con significado, transformarla en acción y sostenerla en el tiempo. Es básico que la visión se comunique de forma sencilla, convincente y motivadora, para compartirla y conseguirla". Para ello se establecen 10 objetivos estratégicos con subapartados de objetivos operativos

Algunos de estos objetivos son promover el cambio de modelo de gestión empresarial, impulsar la economía digital, dinamizar los espacios públicos urbanos con actividades culturales, de ocio y entretenimiento o diseñar una estrategia de citymarketing vinculada al concepto de Elche Ciudad de Compras y Servicios, entre otros. Para cada uno de esos objetivos operativos dentro de los diez ejes hay pequeñas estrategias que definen qué se debe hacer, quién debe financiarlo y quién es el responsable de dicha medida. Por desgranar algunos ejemplos, se propone potenciar la formación empresarial y laboral para dotar de las capacidades y competencias profesionales requeridas, fomento del asociacionismo empresarial en todos los barrios y pedanías de Elche, potenciar la presencia en internet de las empresas y cursos para ello, creación del distintivo 'Elx accesible' para comercios que tengan en cuenta a las personas con movilidad reducida, planes de ayudas para reformar fachadas e interiores de comercios, auditoría energética de los mercados de titularidad municipal (con 20.000 euros), actualización y difusión de un mapa de ejes comerciales locales...

Así pues, un gran número de propuestas y pequeños planes y propuestas que necesitarán de una reflexión reposada y una inversión importante entre las administraciones y que necesariamente pasa por implicar a los comerciantes para que renueven sus establecimientos o se adapten a las nuevas tecnologías. Pero también a los usuarios mediante procesos de participación y conocimiento de sus derechos como consumidores. En definitiva, un plan estructural que define los problemas del comercio local y que establece varias líneas de actuación a ejecutar a corto, medio y largo plazo, pues abre la puerta a un cambio estructural del comercio que llevará años. 

Noticias relacionadas

next
x