para pagos del alquiler de comercio, hostelería y pymes

¿De dónde salen más ayudas en Elche? Adiós a la Fundación Pusol y cartografía del PGOU; tijera en pedanías, barraca o cultura

14/06/2020 - 

ELCHE. El bipartito se dispone a ejecutar una nueva modificación presupuestaria provocada por el coronavirus. Aunque se aprovechará para aportar a la Acequia Mayor del Pantano y adquirir un vehículo para la vía pública, el grueso de la modificación, de algo más de 630.000 euros, irá a parar a ayudas para el pago del alquiler de comercio, hostelería y pequeñas empresas, como se había venido reivindicando desde el sector y la oposición. Pero al igual que la modificación de 5,4 millones que se hizo para el plan Reactiva't Elx y el aumento de las ayudas sociales, para que se puedan hacer estos gastos tiene que haber sacrificios en otras partidas de gasto corriente. Pero, ¿en cuáles?

Proyectos que quedan sin consignación

En primer lugar, hay partidas que se han detraído en su totalidad, por lo que dichos proyectos ya no se ejecutarán durante el presente año, y será cosa del equipo de gobierno ver si lo aplaza al próximo curso o a futuros presupuestos, dado que el esfuerzo de gasto que está realizando este año presumiblemente bajará la capacidad de inversión en 2021. 

Entre las partidas que se esfuman para este año está, quizá la más importante por el significado, la creación de la Fundación del Museo Pusol, de la que se cogen los 15.000 euros. Aunque la más grande y que se queda sin consignación es la cartografía para el nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) —actualmente en redacción—, que supone eliminar la partida de 283.879,13 euros. También se eliminan los 30.000 euros del mantenimiento de la señalética de los caminos, actividades de representación institucional, de la que se extraen 15.000 euros, los que quedaban tras quitar 6.000 en la primera modificación.

En cuanto a partidas pequeñas que tendrán que esperar otro año, están la colaboración en congresos y promoción de la ciudad o gastos en programación infantil, con 4.000 y 5.000 respectivamente; también 5.000 euros de actividades de Memoria Histórica, 10.000 de los honorarios técnicos de trabajos del Plan General, 20.000 euros de seguros de obras de arte, y 15.000 para adquirir nuevas obras. Se eliminan también adquisición de libros y soportes culturales, elementos audiovisuales de prensa y subvenciones a proyectos y entidades juveniles: 3.000, 6.000 y 10.000 euros, respectivamente. Como con los actos de representación, las ayudas a proyectos juveniles se quedan sin línea presupuestaria porque ya se había aminorado con la primera modificación.  

Partidas que se aminoran: grueso de pedanías y la barraca municipal

En cuanto a las partidas que siguen con línea presupuestaria, pero menor, el grueso de dinero trasvasado viene del mantenimiento y mejora de caminos en las pedanías, del que se restan 50.000 y quedan 100.000, una partida que a principio de curso tenía una consignación de 350.000 euros, pero de ella también se extrajeron 200.000 en la primera reforma. Algo que causó entonces las críticas del PP. Si bien es cierto que hay en marcha o ya se han adjudicado distintos servicios de asfaltado para el término municipal, incluidas las pedanías

Otra de las grandes sacrificadas es otra partida de pedanías, relativa al transporte a estas, con 120.000 euros, aunque la edil de Movilidad Esther Díez apuntó el viernes que era un dinero consignado para una posible mejora del convenio y que tampoco afecta. Y el otro gran recorte presupuestario viene por los gastos para la organización de la barraca municipal, lo que da por sentado que la tradicional barraca de las fiestas este año no se desarrollará como mínimo como siempre. Algo previsto por la situación de la covid-19. Se le restan 119.403 euros de los 150.000 que tenía consignados. El portavoz Héctor Díez dejó entrever que se reserva parte de las Fiestas para las próximas que serán en las pedanías. 

Muchos pequeños recortes en Cultura: los principales en Gran Teatre y el hipotético Museo Íbero

Sobre otras modificaciones más pequeñas, hay diversas reducciones en partidas relacionadas con la cultura. Entre las más importantes, se restan 40.000 euros para el Gran Teatre, que se queda con 104.000 —se le quitaron 16.000— y 42.000 euros destinados a la adecuación del Palacio de Altamira en su transformación en Museo Íbero, dejando esta partida en 18.000 euros. En líneas más pequeñas se disminuyen 10.000 euros de la promoción cultural, dejándola en 50.000; 37.500 de actuaciones de bandas de música, dejándola en 37.500; 10.000 euros de las actividades de la Asociación Teatro Escolar, que se queda en 15.000; 5.000 de actividades culturales de museos, dejando tan solo 5.000; 10.000 menos de exposiciones en museos, que quedan en 20.000 euros; otros 30.000 de actividades culturales genéricas, quedando 155.000 euros —se quitaron 35.000 en la primera modificación— y 10.000 menos para La Llotja, que queda con 20.000 euros.

Otras partidas que se aminoran son la partida de desmontaje y demolición de obras ilegales, con 10.382,08 euros, dejándola en 4.617,92; suministros de actividades con personas con diversidad funcional, restando 11.000 y dejando 9.000 euros; 20.000 euros menos del Plan de Comunicación Ciudadana, que sigue con el grueso, en este caso 180.000 euros; se deja a actividades de sensibilización en Igualdad con 5.000 euros tras quitarles 10.500; 15.000 euros menos para actividades de protocolo de alcaldía, quedando con 45.000 euros, después de que se disminuyera en 40.000 en la primera modificación y por último se quitan 30.000 euros al mantenimiento de parques infantiles, que quedan con 70.000 euros. También se había reducido en 50.000 en la primera modificación. 

Así pues, el Consistorio vuelve a ajustarse el cinturón con una modificación de en torno a un millón de euros, la mayoría para las ayudas al pago del alquiler de comercio, hostelería y pequeñas empresas —tarea en la que también se implicará la Diputación con más de 300.000 euros—, como pedía la oposición, aunque también para un vehículo y pago a la Acequia Mayor del Pantano. Unos recortes que puede que vuelvan a generar críticas por la tijera en pedanías, que el bipartito defiende que no afectará, aunque también se pasa por la partida de Fiestas con un importante recorte en la barraca municipal, algo que pedían desde el PP. También hay muchas pequeños trasvases desde partidas de Cultura, área a la que se ha quitado provisionalmente una de las pocas salas expositivas, la Lonja Medieval. Sea como fuere, habrá que ver en próximas fechas si hay capacidad para más modificaciones presupuestarias, y como afecta todo a los ingresos del Ayuntamiento a final de curso.

Noticias relacionadas

next
x