Hoy es 22 de julio

concejal vacunado en orihuela

Cs se atribuye la dimisión de Galiano habiendo rechazado la moción de urgencia que pedía su cese

6/02/2021 - 

ORIHUELA. Ayer, el concejal de Sanidad en el Ayuntamiento de Orihuela, José Galiano (PP), presentó al alcalde su renuncia a sus competencias en el área Sanidad, tras la polémica de las últimas semanas por haberse vacunado contra la covid-19 sin que estuviera fijado en el protocolo de vacunación. Horas después, el socio de gobierno, Ciudadanos, emitía un comunicado en el que se atribuía, ante su presión, para que Galiano dimitiera. Esto ocurría una semana después de que Cs votara en contra de la urgencia de la moción presentada por PSOE y Cambiemos en la que pedían el cese y la dimisión del edil.

El pasado jueves, 28 de enero, el orden del día del pleno ordinario de enero llevaba la comparecencia del edil de Sanidad, a petición de los dos grupos de izquierdas de la oposición. Días antes presentaron con carácter de urgencia una moción en la que pedían el cese de las competencias y la dimisión del concejal. Para que esa moción entrara en el debate, debía aprobarse la urgencia de la misma. Días antes, Cs venía manifestando que todo aquel político que se hubiese vacunado sin que le correspondiera, debería "asumir sus responsabilidades". En todas sus declaraciones no se manifestaba de forma explícita rehuía señalar a su compañero del equipo de gobierno.

El portavoz del equipo de gobierno, y portavoz de Ciudadanos, José Aix, justificaba su postura de rechazo a la moción por vía de urgencia esgrimiendo que los grupos que la presentaron ya habían solicitado que Galiano diera explicaciones en pleno. "Entendemos que pretende [la moción] dictar y ejecutar una sentencia política frente a un concejal al que se le ha reclamado previamente explicaciones" y ofrecer una "versión sesgada". No obstante, admiten que "no negamos ni discutimos desde Cs Orihuela" que el edil se haya vacunado de forma irregular. 

En su intervención en el pleno, tras anunciar que votarían en contra de la moción de urgencia, Aix adelatanba que iba a presentar una moción al finalizar el pleno con la que requerir a la Generalitat que haga pública la lista íntegra de cargos que se hayan vacuando de forma irregular, requerir a todos los partidos políticos que depuren "frente a sus militantes con cargos electos las correspondientes responsabilidades" y asumir a través del pleno municipal "el compromiso ético de todas las formaciones políticas para exigir el cese o dimisión de quienes hayan aprovechado su condición para saltarse los protocolos y vacunarse".

El tono del discurso de Cs y su portavoz respecto a la situación del concejal de Sanidad giró hacia un posicionamiento más directo y explícito una vez se hizo público la dimisión del edil vacunado. Aix, en un comunicado, señalaba que el cese de competencias del concejal de Sanidad se "ha producido sin duda como consecuencia de las exigencias de Ciudadanos". Añadía que "esta es la  unica salida pora que no estamos dispuestos a gobernar con personas que se han saltado el protocolo de la Conselleria de Sanidad y nos mantendremos firmes hasta que se depuren responsabilidades". 

Ese escenario de presión por parte del socio de gobierno, queda en entredicho si se atiende al comunicado del concejal de Sanidad, facilitado a los medios una hora antes que el emitido por Cs. En él  hacía público su renuncia a sus competencias delegadas (Sanidad, Estadística, Parque Móvil y Transporte Urbano) de manera "irrevocable y de carácter temporal". Esa temporalidad queda condicionada a que "se conozcan los verdaderos responsables que hayan cometido alguna irregularidad en la aplicación de las dosis sobrantes de la vacuna contra la covid-19". Insiste en que nunca pidió que le vacunaran, sino que tras visitar una residencia y sobrar vacunas, en ese momento, el personal que llevaba a cabo la vacunación se la administró. Por esa razón deja sus responsabilidad políticas hasta que "se conozca quienes han sido los verdaderos responsables de los fallos en el proceso de vacunación". 

Según el comunicado, el edil trasladó al alcalde su intención de abandonar sus competencias en múltiples ocasiones "desde que saltó a los medios este linchamiento". No obstante, en el pleno de la semana pasada, donde compareció para dar explicaciones, afirmó que no iba a dimitir argumentando que en ningún momento había hecho uso de su cargo para solicitar la vacuna. Ayer presentó su dimisión con carácter irrevocable. Galiano regresa a su profesión y su puesto de trabajo, enfermero en el centro de salud de Orihuela Costa, pero mantiene su acta de concejal.     

Noticias relacionadas

next
x