X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

ANÁLISIS AP - POSICIONES POLÍTICAS EN ALICANTE

Cs persiste en el desmarque y 'enciende' a Vox con el Holocausto (y las cuentas) como telón de fondo

28/01/2020 - 

ALICANTE. Las posiciones políticas vuelven a enconarse en el Ayuntamiento de Alicante a cuenta de una cita que hasta cierto punto consiguió generar una foto de unidad aparente: el acto organizado por la Concejalía de Cultura con motivo del Día Internacional de Conmemoración en Memoria de las Víctimas del Holocausto. 

Lo cierto es que, incluso en ese marco de recuerdo a las víctimas del genocidio, y de condena frente a la barbarie, al menos dos de las tres formaciones que podrían compartir espacio ideológico en el eje del centro-derecha (PP, Cs y Vox) no pudieron soslayar las fricciones que les distancian. De hecho, podría decirse que el acto conmemorativo fue el escenario de otra muestra de desmarque en la pugna que permanece instalada entre las filas de Cs y Vox, prácticamente desde el momento en el que se constituyó la actual corporación.

Ese desmarque se puso de manifiesto tanto en la elección de las personas que iban a tomar la palabra en representación de los colectivos que sufrieron el genocidio, como en el lugar escogido para el desarrollo del acto (trasladado por primera vez fuera del edificio histórico del Ayuntamiento).

Las dos decisiones recayeron en la Concejalía de Cultura, que coordina Antonio Manresa (Cs), quien ya ha denostado públicamente en otras ocasiones los posicionamientos de Vox, al tildarlo de partido "xenófobo, racista y supremacista". Así, esas dos elecciones no fueron inocentes ni anecdóticas. En primer término, se acordó abrir los discursos a la participación del portavoz de Diversitat, Toño Abad, en representación del colectivo homosexual: un gesto con el que Cs trató de tender puentes con las asociaciones vinculadas al movimiento LGTBI tras la polémica registrada con motivo de la celebración del último día del Orgullo

En segundo lugar, se eligió la antigua estación de autobuses para celebrar el homenaje, justo junto al refugio de la Guerra Civil de la plaza de Séneca, en el que se instaló una exposición fotográfica sobre los campos de concentración, con fondos cedidos por la organización internacional Yad Vashem.

O lo que es lo mismo, fueron dos elecciones de reafirmación ideológica con las que Cs volvió a marcar distancias frente a los postulados que los ediles de Vox vienen defendiendo desde el principio del mandato, en su campaña frente al área LGTBI y la Memoria Histórica, a las que considera "chiringuitos ideológicos". De este modo, las palabras pronunciadas tanto por el propio Manresa como por el portavoz de Diversitat en el transcurso del acto hicieron el resto para que Vox se diese por aludido. 

Primero, el edil de Cultura llamó a combatir contra "la dictadura del pensamiento único" y contra el racismo y la xenofobia, tras advertir sobre la existencia de "reminiscencias del pasado en lugares no tan lejanos". En esta línea, pidió evitar a los "visionarios y salvapatrias" y a los "nacionalistas exacerbados". 

Y después, Abad recordó a "los homosexuales que fueron víctimas de la depuración de la raza" impulsada por el partido nazi. Según dijo, en aquel momento, "las ideas de intolerancia alcanzaron las instituciones". Y aseguró que "las mismas ideas nos acechan ahora". "Debemos aislar la intolerancia, la violencia y el discurso del odio", enfatizó.

La réplica llegó, más tarde, en forma de declaraciones del portavoz municipal de Vox. Mario Ortolá aludió a las palabras de Abad, para señalar que "durante el acto de conmemoración de uno de los episodios más oscuros de nuestra Historia, en el que fueron exterminadas más de seis millones de personas inocentes a manos del totalitarismo genocida nazi, hemos vuelto a asistir, avergonzados, a otra muestra de la obsesión que la izquierda liberticida tiene con un partido que, a día de hoy, representa a más de tres millones y medio de españoles".

Y añadió: "No entendemos cómo se puede politizar un acto tan emotivo y más para acusar a Vox, eso sí, sin nombrarlo porque a Toño Abad lo que le falta de demócrata le sobra de cobarde, de generar un discurso de odio similar al de la Alemania nazi". 

Así, sostuvo que "desde Vox reafirmamos nuestro compromiso en la lucha contra el totalitarismo en cualquiera de sus expresiones, incluida la oposición frontal y total contra el actual Gobierno de España que es el primer Gobierno desde 1936 que cuenta en sus filas con ministros autodeclarados comunistas". "Tampoco alcanzamos a entender que el Ayuntamiento de Alicante invite a un señor que hizo una llamada al odio contra Ciudadanos en la última manifestación del Orgullo Gay celebrada en Alicante", señaló en declaraciones a Alicante Plaza.

Por último, Ortolá sostuvo que "desde Vox Alicante reafirmamos también la condena a todos los genocidios que la humanidad ha sufrido a lo largo de su Historia, incluido el comunista que en los diversos Estados que ha controlado ha generado más de 100 millones de asesinatos mediante el exterminio masivo similar al nazi, los trabajos forzosos o la hambruna sistemática. Vox condena todo ataque a la libertad pero seguimos esperando que los amigos de Maduro condenen los crímenes del comunismo y que Toño Abad y sus secuaces de Podemos condenen el exterminio de personas homosexuales durante y después de la Revolución Castrista", concluyó.

Al margen de las referencias al dirigente de Diversitat, la cuestión es que el nuevo rifirrafe entre Cs y Vox se produjo, una vez más, en plena tramitación del presupuesto municipal de 2020, por un importe global de 261 millones (cuatro más que las cuentas de 2019). Para su aprobación, el bipartito compuesto por 14 concejales de PP y Cs necesita del apoyo o la abstención de al menos un edil de alguno de los cuatro partidos que ejercen labores de oposición. Hasta el momento, Vox -teóricamente, el más próximo a las posiciones de PP y Cs- viene defendiendo que no dará su respaldo a ninguna propuesta que destine recursos a las concejalías de Cooperación y al área LGTBI. 

Ortolá insistió en esa misma posición al término del acto conmemorativo, tras señalar que su partido seguía sin conocer la propuesta presupuestaria del bipartito y sin haber sido convocado a ningún nuevo encuentro con PP y Cs para negociar su apoyo. El resto de grupos de la oposición también recriminó al bipartito que hubiese remitido la propuesta presupuestaria a Intervención sin que se haya producido ningún contacto previo para recoger sus aportaciones.

Noticias relacionadas

next
x