análisis ap | posiciones, o 'mochilas', que pueden erosionar al partido

Tiranteces en el bipartito de Elche: el PSOE, de nuevo en la estacada con el grado de Medicina en Alicante

31/05/2022 - 

ELCHE. Como ya ocurriera en 2018, el último año de la pasada legislatura, a un curso de los comicios PSOE y Compromís empiezan a mostrar divergencias. Sea o no casual que tenga lugar a doce meses de la contienda electoral, la realidad es que han sido varias estas últimas semanas entre ambos. La última, que Compromís haya votado a favor de una moción del PP en apoyo a la UMH tras la decisión del Consell de impulsar el grado de medicina en la Universidad de Alicante (UA), algo que ha dejado al PSOE solo defendiendo esa postura. Eso sí, sin que ello signifique que haya amago alguno de ruptura del Ejecutivo, como se llegó a decir en los mentideros la pasada legislatura en situaciones similares. Entonces, con el Mercado Central.

En el pasado mes de marzo, el PSOE rechazaba apoyar en la Junta de Gobierno el intento de Compromís de presentar la renaturalización del Vinalopó en su tramo urbano a los Next Generation EU. Hace dos semanas, Compromís dejaba a los socialistas en solitario con la propuesta de hotel en Clarisas al anunciar que no votarían a favor de la recalificación de suelo. Un riesgo que sabían que corrían porque la formación verde había advertido que tenía Ejecutiva y eso podía suponer no apoyar el suelo hotelero del convento, como ha pasado. Esto dejaba a los socialistas con una carambola arriesgada en pleno al tener que depender varios grupos de la oposición para sacar adelante la iniciativa. Por ello decidieron aparcar el proyecto.

Una posición que deja al PSOE en un brete

Y ahora, Compromís ha dejado de nuevo en su 'estacada' particular al PSOE al dejar que sean los únicos en el pleno que están de acuerdo con el grado de Medicina en la Universidad de Alicante. O al menos lo que tienen que aprobar, ya que la decisión viene del presidente Ximo Puig, a quien cabreó que se votara en pleno extraordinario de forma unánime, PSOE inclusive, exigir la deuda de los 43 millones de la universidad. El alcalde ya pronunció su posición favorable a la decisión, y en el PP han aprovechado la situación para presentar una moción en apoyo a la universidad ilicitana para obligar a que públicamente se posicione públicamente el principal partido del Ejecutivo.

Una decisión, que la edil de Educación María José González intentó defender en pro del 'interés general', reprochando al PP que su partido pidiera en Les Corts en febrero devolver Medicina a Alicante. Sin embargo, a pesar de las contradicciones, porque todos los partidos tienen sus relativas ataduras o contradicciones con las posiciones de compañeros en instancias superiores, Ruz juzgó la carta del "agravio hacia Elche" y la posición solitaria del alcalde en un momento en el que hay un malestar creciente, al menos en parte de la sociedad, porque los proyectos autonómicos en la ciudad no arrancan, mientras que se ven con recelo los nuevos que se anuncian o ejecutan en Alicante. El PP de hecho aprovechaba para dirigirse a electorado socialista para preguntar "qué le está pasando al PSOE en Elche".

Se trata por tanto de una 'mochila' que los socialistas locales defienden —o tienen que defender, según se vea— y que sea o no por ese 'interés general', porque hay argumentos tanto a favor como en contra de la decisión tomada, les deja en un brete a nivel local al haberse posicionado contra la UMH. Máxime después de que estos años haya intentado acercar e integrar en la ciudad mediante la sede en el centro, el Campus Tecnológico o la residencia de estudiantes. Como anécdota, desde que González se posicionase con la UA abiertamente, no se le ha visto posar junto al rector Juanjo Ruiz en actos en los que han coincidido. 

Así, posiciones delicadas para el PSOE en los últimos tiempos con algunas decisiones, y en las que Compromís evita involucrarse, evitando así posibles puntos débiles electorales que entrarán en campaña. Aunque Martínez le decía abiertamente a Esther Díez en Compromís que lamentaba su posición con el Grado de Medicina. Aunque la posición socialista pudiera ser justificable, genera relato que va en su contra. Asimismo, y como detalle, el PSOE no intervino en el debate sobre el PMUS que se aprobó en el pleno. Un silencio que puede decir más que varias intervenciones, porque entre las filas socialistas inquieta o al menos da que pensar el tema de la eliminación de los aparcamientos y el progresivo aumento del parque móvil de vehículos año a año. 

Noticias relacionadas

next
x