X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 20 de octubre y se habla de 10N pspv-psoe alicante urbanismo hoteles tram la vila joiosa Catalunya

representantes de uepal, asaja, aefa y fetrama

CEV cede a Uepal cuatro de los seis nuevos vocales de Alicante y 'premia' a Quintanilla

24/05/2019 - 

ALICANTE. La unidad empresarial completa ya es una realidad. Los órganos de gobierno de la patronal autonómica, CEV (reunidos para la ocasión en la sede de Baleària, en Dénia), aprobaron este jueves la incorporación de la Unión Empresarial de la Provincia de Alicante (Uepal), tal como estaba previsto, de forma que se elimina la duplicidad patronal en la provincia. El visto bueno a la entrada de Uepal se produce tras la modificación estatutaria de la asamblea general que eleva el número de vocales en el comité ejecutivo: de 31 a 51, de forma que se pueda integrar a cuatro representantes de la organización alicantina sin desestabilizar el equilibrio territorial preestablecido ni 'expulsar' a vocales ya nombrados.

Así, Alicante gana seis vocales (de los cuales cuatro son para Uepal y otros dos elegidos por CEV Alicante), València nueve y Castellón, cuatro. Pero la integración de estos vocales, además, ha tenido mucho simbolismo. Como adelantó en exclusiva Alicante Plaza el pasado 21 de abril, los cuatro representantes que sitúa Uepal en el comité habían sido previamente filtrados por la CEV, de forma que estaban obligados a pertenecer a la propia Uepal (se entendía que un asiento, inexcusablemente, debía ser para su presidente, Juanjo Sellés), a los agricultores de Asaja (Eladio Aniorte), a la Asociación de la Empresa Familiar (Sergio Gómez, hijo del presidente de Aefa, Francisco Gómez, y uno de los vicepresidentes de Uepal), y Fetrama (Juan José Hernández).

Durante las negociaciones del pasado mes de marzo, iniciadas tras el 'pulso' de los afines a Uepal en la Cámara de Comercio de Alicante, CEV no llegó al punto de imponer nombres, pero sí organizaciones de referencia, de las cuales debían salir los nuevos vocales. De esta forma, se reconocía el peso específico de Aefa como representante de la empresa familiar, de Asaja como referente del sector agroalimentario de la provincia, uno de los principales exportadores, y de la sectorial de los transportistas, con las infraestructuras como una de las prioridades de la CEV en Alicante. Esta era una de las condiciones; la segunda, que Uepal se subordinase a la organización que preside Perfecto Palacio en Alicante como voz única del empresariado.

Los 'mensajes' con la elección de vocales no acaban en la identidad de los elegidos por Uepal. La patronal autonómica ha concedido cuatro asientos a la confederación alicantina, pero se ha reservado los otros dos que gana la provincia. Y como contrapeso, ha designado en estos puestos a Marian Cano, presidenta de Avecal (la misma asociación de la que salió la primera y efímera presidenta de CEV en Alicante, Rosana Perán), y al empresario ilicitano Miguel Quintanilla: un hombre próximo a Palacio cuya designación como nuevo vocal de la Cámara (en sustitución precisamente de Perán) sirvió como excusa para el 'pulso' de los afines a Uepal. La patronal autonómica refuerza así el papel del CEO de Grupo Idex en la organización, y 'premia' la lealtad del empresario al proyecto, también en la institución cameral.

Además de Uepal, la CEV aprobó este jueves también la entrada como socio de la Federación de Asociaciones de Jóvenes Empresarios de la provincia de Alicante (Jovempa). Otra entrada 'simbólica', dado que Jovempa no solo era ya socio de CEV a través de la Asociación de Jóvenes Empresarios de la Comunitat Valenciana (AJE-CV), sino que también lo es de Uepal (fue una de sus fundadoras), por lo que ya estaba doblemente representada. Esta 'doble militancia', de hecho, se ofreció en su momento como puente para que ambas organizaciones se encontrasen, en los albores de las negociaciones adelantadas por este diario, aunque finalmente la clave para rebajar la tensión y acercar posturas estuvo en el papel de 'pesos pesados' del empresariado alicantino como Adolfo Utor, de Baleària, o Juan José Fornés, de Masymas.

Noticias relacionadas

next
x