X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

promueve la postulación de sellés a un puesto en el comité pactado con la patronal

Arias dinamita el pacto con la CEV en la Cámara de Alicante para dar visibilidad a Uepal

7/03/2019 - 

ALICANTE. Nueva convulsión en el seno de la Cámara de Comercio de Alicante. La renuncia de la empresaria ilicitana Rosana Perán a su puesto en el comité ejecutivo de la institución que preside Juan Riera ha dado pie a un órdago del sector afín a la patronal alicantina Uepal, decidido a echar un pulso a la autonómica CEV y a la propia presidencia de la Cámara para visibilizar una postura de fuerza. Según las fuentes empresariales consultadas, tras este movimiento estaría el empresario alicantino Antonio Arias, consejero delegado de Vectalia, y a la sazón vicepresidente primero de la institución cameral, que habría dinamitado así el acuerdo alcanzado al principio del mandato con la patronal autonómica.

Perán, que ejerció como presidenta de la CEV en Alicante durante un breve periodo de tiempo (entre abril y julio del pasado año), ha dejado también sus puestos en la Cámara: la vocalía en el comité ejecutivo, formado por ocho miembros, y su asiento en el pleno de la institución (formado por 60 empresarios, de los que ocho los elige directamente la patronal). Su salida dará entrada en el pleno al empresario ilicitano Miguel Quintanilla, en la cuota de la CEV. Teóricamente, Quintanilla debería entrar también en el comité ejecutivo que abandona Perán, pero Arias y algunos otros miembros del pleno, partidarios de Uepal, se han movilizado para impedirlo.

Así, este grupo ha puesto sobre la mesa el nombre del presidente de la patronal alicantina, Uepal, que pretende disputar (sin excesivo éxito hasta la fecha) la representatividad a la CEV en la provincia. Un movimiento que, según distintas fuentes, no estaría tan encaminado a reforzar a la organización alicantina frente a la CEV como a decantar a favor de los partidarios de Arias el control del comité ejecutivo. De ahí que, supuestamente, haya sido el mismo empresario el que tras poner sobre la mesa el nombre de Sellés, haya ofrecido una tercera vía: el presidente de Mármol de Alicante, David Beltrá, próximo a la Asociación de la Empresa Familiar (Aefa).

El propio Beltrá, no obstante, se habría autodescartado, según las fuentes consultadas, por lo que la disyuntiva estaría entre Quintanilla, el nombre que quiere la CEV, y el presidente de Uepal. La maniobra, de rebote, permitiría a los partidarios de la patronal alicantina mostrar una postura de fuerza (si consiguen situar a Sellés en lugar de Quintanilla) encaminada a presionar a la patronal autonómica en una hipotética negociación posterior para integrarse en una sola confederación. En este sentido, cabe recordar que Arias (uno de los miembros alicantinos más antiguos de AVE) apoya a Uepal, mientras que sus empresas no forman parte hasta la fecha de CEV.

Según distintas fuentes, el presidente de la Cámara no estaba al tanto de la maniobra de su vicepresidente primero, ni tampoco la aprobaría. El movimiento, de hecho, ha generado un profundo malestar entre los más destacados miembros del pleno, al convertir a la institución en un campo de batalla para dirimir cuitas ajenas a la Cámara. Según el procedimiento, si hay más de un nombre propuesto para formar parte del comité, los 60 miembros del pleno deben votar, lo que ofrecería a Uepal una inmejorable ocasión de 'contarse' frente a la CEV.

Ruptura total CEV-Uepal

Con todo, las fuentes consultadas dudan de que Sellés, llegado el caso, lograse más apoyos que Quintanilla en el pleno, dado que la mayoría de las organizaciones empresariales presentes a través de sus distintas empresas son de hecho socios de la CEV. Con todo, los asientos identificados con el propio Arias, el expresidente de Coepa (y presidente de Aefa) Francisco Gómez o el de Cepyme Alicante, Cristóbal Navarro, estarían dispuestos a apoyar a Sellés. Y el voto en el pleno es secreto.

La maniobra ha causado cierta sorpresa en la CEV, dado que desde el principio del mandato había un acuerdo sobre la composición del comité ejecutivo, en paralelo al que permitió hacer presidente a Riera sin votar entre dos candidatos (en esta negociación la patronal autonómica ofreció su cuota de ocho miembros del pleno para los 'descartes' que tuvieran que hacer los dos sectores). De hecho, la premura de Sellés para prestarse a participar en la ruptura del pacto habría convencido a destacados dirigentes de la CEV en la provincia de no intentar siquiera una integración de la organización empresarial alicantina. De momento, como ha venido contando este diario, ni siquiera se habían llegado a producir contactos formales.

Noticias relacionadas

next
x