X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

ENTREVISTA. carlos bernabé, CANDIDATO DE la confluencia Cambiemos A LA ALCALDÍA DE orihuela

Bernabé: "La alternativa pasa por un gobierno progresista coliderado por Cambiemos y PSOE"

21/05/2019 - 

ORIHUELA. Hace cuatro años, las elecciones municipales de 2015 llevaron a Carlos Bernabé (Orihuela), en la confluencia Cambiemos Orihuela, a encabezar ese nuevo proyecto de izquierdas en la ciudad, desde la oposición en el Consistorio. Desde entonces, su papel ha pasado por el diálogo con la otra fuerza de la oposición, el PSOE, y por crear una nueva coalición en la que caben Podemos y Claro. Considera que las alianzas serán necesarias de cara a un nuevo gobierno en la ciudad, y que la hora de las mayorías absolutas ha acabado. 

¿Qué balance hace de este mandato en Orihuela? 

Respecto al gobierno ha sido una legislatura marcada por tres problemas: estancamiento, retrocesos y enfrentamientos internos. En los retos históricos de Orihuela, tales como patrimonio, modelo urbanístico, vertebración de centro, costa y pedanías o reordenamiento del Ayuntamiento, el actual gobierno no ha avanzado prácticamente nada. En otras cuestiones como igualdad, ecologismo o lucha contra la precariedad, donde se ha demostrado que el municipalismo puede lograr grandes cosas, directamente se está retrocediendo. Todo ello en un contexto en el que el alcalde ha utilizado el Ayuntamiento como el campo de batalla para librar una guerra interna contra su propio partido. Algo que, además de poco higiénico, ha sido perjudicial para Orihuela.

De su papel, ¿cuál ha sido la mejor parte y qué se pudo mejorar?

Por nuestra parte, creo que, escuchando mucho a la sociedad civil, hemos sabido hacer propuestas constructivas y positivas que encarnan una alternativa posible. También hemos conseguido que se investigue en los juzgados la mayor privatización de Orihuela, como es la gestión del agua o ganar tiempo para frenar el pelotazo urbanístico de Cala Mosca. En lo negativo, nos gustaría haber tenido más tiempo y recursos para descentralizar más nuestro trabajo y haber tenido algo más de presencia en nuestras pedanías. En ese aspecto debemos ser autocríticos y mejorar mucho. De ahí que, entre otras cosas, queramos un Ayuntamiento que, además de ser más eficaz para la gente y más justo para el funcionariado, sea más descentralizado.

¿Qué programa prepara para Orihuela, si llega a la Alcaldía, en los próximos cuatro años?

Tenemos un programa que es realista y transformador. Es decir, nos hacemos cargo de la Orihuela que heredamos sin renunciar a la Orihuela que merecemos ser. Tenemos una batería de propuestas en ecologismo, urbanismo, derechos sociales, igualdad, inclusión vertebración, patrimonio o deportes, entre otras muchas áreas.

Y eso pasa por avanzar en tres carriles: los retos genuinamente oriolanos; los grandes retos globales del siglo XXI y la defensa de la autonomía local. En el primer carril habría cuestiones tales como la recuperación social del Patrimonio. Un plan de recuperación que beneficie, sobre todo, a la gente que lo rodea y al comercio local; hacer que nuestra gestión de residuos siga siendo pública pero también de excelencia en términos ecologistas para tener una ciudad más limpia y más sostenible; acordar una Relación de Puestos de Trabajo justa y eficaz para el Ayuntamiento; invertir en movilidad y servicios para vertebrar centro, costa y pedanías. Obviamente dar un giro importante al Urbanismo, con nuevo Plan General que deje de destrozar el territorio y permita un desarrollo sostenible de nuestras pedanías. En Deporte es urgente revertir privatizaciones, aumentar la oferta de las Escuelas Deportivas e invertir en nuevas instalaciones mientras se gestiona de forma más inclusiva las ya existentes. Otro elemento fundamental aquí es calendarizar y agilizar las inversiones en cultura, conexiones o instalaciones que se necesita en todas las partes del municipio.

En el segundo carril, debemos desplegar políticas municipalistas para abordar los grandes retos del siglo XXI a nivel global, como la precariedad, la inclusión, avanzar en igualdad de género, diversidad sexo-afectiva y avanzar en ecologismo. Tenemos una batería de propuestas en materia de Transición Ecológica Local y Agricultura; contratación Pública, protección del comercio local y generación de empleo; o políticas locales feministas en urbanismo, educación y deportes. También es muy urgente os modernizar y ampliar los recursos en bienestar social para atender las nuevas necesidades de la diversidad funcional, mayores, menores y demás colectivos vulnerables en Costa, Pedanías y Centro Urbano. Cuestiones como ampliar la edad de prestación de la Atención Temprana o tener una Oficina Municipal de Vivienda que invierta en vivienda pública, dote de ayudas al alquiler y medie con pequeños propietarios para ampliar la oferta y ayudar a bajar los precios.

Por último, Orihuela debe defender su autonomía local. Muchos de nuestros problemas deben resolverse con "acento político oriolano". Esto quiere decir que desde el Ayuntamiento debemos defender unos Cercanías dignos o la protección del río Segura gobierne quien gobierne en Madrid o València.

¿Orihuela partirá en junio de 2019, mejor o peor que en 2015?

Claramente peor. Estos cuatro años se ha lesionado la confianza en la institución local, se han perdido muchas oportunidades y nuestros problemas urbanísticos, en patrimonio o de degradación del Palmeral, por ejemplo, están acelerándose. Es decir, cada día que pasa, cuesta más revertir los problemas de Orihuela. Eso sí, esperemos que a nivel estatal y europeo se siga aflojando la soga que impide a los Ayuntamientos invertir más presupuesto en servicios públicos.

¿La moción de censura fallida hacia Emilio Bascuñana fue una oportunidad perdida?

En cierto modo sí, pero también fue la prueba de oro de dos cosas. Una, que el PSOE y Cambiemos Orihuela, pese a nuestras diferencias en muchos aspectos, sabemos cooperar y entendernos cuando toca. Y, por otro lado, demostró que Ciudadanos se siente muy a gusto gobernando con el Partido Popular. Eso demuestra la necesidad de fortalecer Cambiemos Orihuela para construir una mayoría progresista y transformadora que saque a Orihuela del estancamiento.

¿Qué medidas son necesarias para equiparar posibilidades y servicios en pedanías, Costa y casco?

Por un lado, hay que fortalecer los servicios públicos, dedicando más presupuesto a ellos. Pero, por otro, hay que descentralizar más la administración, acercar la gestión. También avanzar para que, como sucede en otros lugares, las Juntas de Distrito sean más representativas e, importante, puedan controlar una parte del presupuesto. También la movilidad: necesitamos conexiones sostenibles y ágiles para que la gente de centro, costa y pedanías se interconecte y desplace con mucha más facilidad.

¿Ha repercutido a lo largo del mandato la división del PP? ¿Qué consecuencias cree que traerá en estas elecciones?

El problema del PP no es su conflicto interno en sí. Todos los partidos tienen  disensión interna y eso corresponde más a su militancia valorarlo. El problema del conflicto interno del PP es que se ha librado dentro del Ayuntamiento y ha condicionado el interés general. Una institución pública no puede usarse para, como ha hecho el alcalde, librar una guerra contra tu propio partido, y creo que ni siquiera la propia militancia del PP se merecía ese bochorno.

¿Qué pactos a posteriori plantearía para estar en el equipo de Gobierno local?

Hay dos cosas claras: uno, que no habrá mayorías absolutas. Y, dos, hemos tenido cuatro años de coalición PP-C’s que no han sido beneficiosas para el municipio. Con lo cual, la alternativa pasa por un gobierno  progresista coliderado por PSOE y Cambiemos (en confluencia con Claro). Un gobierno en el que gestionemos constructivamente nuestras diferencias y, sobre todo, sepamos escuchar a la sociedad civil. Para no olvidar que debemos gobernar, también, para gente que no piensa como nosotros. Eso es hacer municipio y cuidar Orihuela.

Noticias relacionadas

next
x